Imperial College de Londres: en diez años las criptomonedas serán cosa de todos los días

Un estudio elaborado por el renombrado insitituto muestra que, en una década, las criptomonedas formarán parte integral de nuestras operaciones monetarias diarias.

0
criptomonedas

Se espera que las criptomonedas se conviertan en una solución de pago convencional en la próxima década, según datos obtenidos por una nueva investigación. Los hallazgos de la misma señalan que las criptomonedas ya están cumpliendo una de las tres funciones del dinero: actúan como una reserva de valor, y que es sólo cuestión de tiempo antes de que comiencen a cumplir con las otras dos. El dinero ha evolucionado con el tiempo para satisfacer las necesidades cambiantes, y el aumento de las criptomonedas es sólo una progresión natural en el sistema monetario. La investigación fue realizada por el Imperial College London, una universidad líder en el Reino Unido, en asociación con el gigante de comercio eToro, ubicado en Londres.

Para su difusión abierta, la investigación fue encargada por eToro y encabezada por el profesor William Knottenbelt del prestigioso instituto educativo londinense. Titulado “Criptomonedas: Superando barreras para la confianza y la adopción”, el estudio profundizó en el uso actual de las criptomonedas en la configuración económica y los factores que han obstaculizado su adopción general. Si bien actúan como una reserva de valor en su estado presente, las criptomonedas deben abordar desafíos tales como el diseño, la escalabilidad y la regulación para actuar como medios de intercambio y unidades monetarias.

El informe indica, además, que las criptomonedas son una muestra de la evolución natural del sistema monetario en constante cambio. En los primeros días, el comercio de trueque era la forma de pago aceptada, y luego fue reemplazado por monedas y billetes. Las tarjetas de pago hicieron su aparición más tarde y ahora están siendo reemplazadas lentamente por pagos móviles y criptomonedas a medida que las personas buscan la conveniencia. Si bien los sistemas de pago han evolucionado, las funciones básicas del dinero se han mantenido constantes. Mientras las monedas virtuales cumplan estas tres funciones básicas, según el estudio, “representan una actualización tecnológica viable para la forma en que gastamos el dinero”.

Los investigadores establecieron seis áreas que las criptomonedas deben abordar para ganar popularidad, la primera, y la más importante, es la escalabilidad. De acuerdo al informe, este tema necesita prioridad. Otro es la volatilidad: mientras que las monedas fiduciarias gozan de estabilidad, las criptomonedas son actualmente demasiado volátiles para los pagos convencionales. El modelo de incentivación de la mayoría de las criptomonedas tampoco es sostenible y sería necesario reconsiderarlo, ya que algunos usuarios pueden manipular fácilmente el sistema para obtener beneficios propios. Además, debe abordarse la privacidad y la facilidad de uso, así como la incertidumbre regulatoria en la industria, lo que desilusiona a muchos usuarios institucionales.

bitcoin aceptado

Las monedas digitales y la tecnología Blockchain, que las sustenta, tienen el potencial de “poner en tela de juicio todo lo que pensamos que sabemos sobre la naturaleza de los sistemas y activos financieros”, dijo Knottenbelt. El profesor, cuya área de especialización es la aplicación de técnicas de modelado matemático a sistemas de la vida real, dijo que la investigación fue minuciosa e implicó el contraste de las criptos con formas tradicionales de riqueza para determinar su aplicabilidad. “Hay mucho escepticismo sobre las criptomonedas y cómo podrían convertirse en un sistema de pago diario utilizado por el hombre en la calle. En esta investigación, mostramos que las criptomonedas ya han avanzado significativamente hacia el cumplimiento de los criterios para convertirse en un método de pago ampliamente aceptado”.

Las criptomonedas evolucionan más rápido que otros inventos emblemáticos, señaló el director general de eToro, Iqbal V. Gandham. El primer correo electrónico se envió ya en 1971, pero tardó más de tres décadas en desarrollar una versión fácil de usar. Bitcoin, que se mantiene en la escena desde hace sólo una década, ya ha incursionado en el sistema de pagos convencionales, algo notable en tan corto tiempo. Gandham también cree que los pagos transfronterizos serán la gallina de los huevos de oro:

“Tal vez lo que finalmente pondrá a las criptomonedas en la vida cotidiana es el tema de los pagos transfronterizos” dijo. “Estos siguen siendo difíciles y costosos en muchos casos. Las criptomonedas son transfronterizas por diseño, lo que permite transferir riqueza mucho más fácilmente. El potencial para que este sea un caso de uso líder se ve muy fuerte”.