Visa e Hyperledger Fabric se unen en sistema de pagos internacionales B2B

Procurando siempre prestar el mejor servicio, Visa incopora ahora las mejoras que presenta Hyperledger Fabric en su plataforma de pagos internacionales B2B Connect.

0
hyperledger id

Hyperledger Fabric, la tecnología blockhain para soluciones empresariales desarrollada inicialmente por Digital Asset e IBM, está siendo utilizada por el gigante mundial de tarjetas de crédito y débito Visa con miras a lanzar un sistema de pagos B2B basado en blockchain en la primera mitad del año 2019.

Visa ha estado trabajando desde 2016 en su proyecto B2B Connect, una plataforma que pretende servir de base para pagos corporativos internacionales. Hyperledger es un conjunto de tecnologías entre las que se encuentra Fabric, que se encuentra hora bajo la supervisión de la Fundación Linux.

SWIFT será cosa del pasado

Al tiempo que estaban en preparación de B2B Connect hace dos años, Visa había dado a conocer sus intenciones de asociarse con la startup de cadenas de bloques Chain y emplearla en sustitución de SWIFT, la infraestructura que generalmente procesa los pagos entre grandes compañías alrededor del mundo.

B2B Connect almacena en un token la información relativa a los participantes en la transacción, asignándole un ID especialmente diseñado para combatir el fraude en línea y agilizar significativamente las operaciones. Los pagos que se realicen en la plataforma B2B Connect viajarán directamente entre el banco emisor y la entidad receptora de los fondos, evitando las alcabalas e intermediarios que históricamente han incrementado los costos de este tipo de transacciones.

Hyperledger y la Fundación Linux

La Fundación Linux es quien cobija actualmente el desarrollo las tecnologías conocidas en conjunto como Hyperledger. Fabric fue el primero de estos proyectos individuales que pasó de las mesas de trabajo a producción, estrenándose en 2017 y ofrece un diseño de código abierto altamente escalable, seguro y modular, basado en las cadenas de bloques y dirigido a servir principalmente al sector industrial.

Los otros proyectos que configuran la sombrilla de Hyperledger son:

– Hyperledger Burrow, enfocada en la ejecución privada de contratos inteligentes diseñados para la Máquina Virtual de Ethereum

– Hyperledger Indy, una implementación de identidad digital descentralizada y e independiente para las organizaciones, cosas (IoT) y personas

hyperledger fabric

– Hyperledger Iroha, escrito en el lenguaje C++, se centra en el desarrollo y ejecución de aplicaciones distribuidas y web eficientes, incorporando el protocolo de Tolerancia a Fallas Bizantinas (BFT)

– Hyperledger Sawtooth, dirigido a la construcción y despliegue de libros contables distribuidos (DLT). Un novedoso sistema de consenso, PoET (Prueba de Tiempo Transcurrido) tiene lugar en Sawtooth.

Grandes volúmenes de transacciones sin problemas

Una nota de prensa de Visa publicada esta semana se refirió a la inclusión de Hyperledger Fabric en sus proyectos como una tecnología que mejorará enormemente el procesamiento de transacciones financieras. Según Visa, mediante el empleo de la red privada, segura y confiable de B2B Connect las empresas disfrutarán de un servicio de pagos internacionales sin fricciones, transparente y con una capacidad operacional acorde a los volúmenes que Visa acostumbra a procesar.

Por su parte, el director general de los Servicios Blockchain de IBM, Jason Kelley, resaltó el valor añadido que aportan tanto la Plataforma Blockchain de su compañía como el conjunto de iniciativas Hyperledger a la dinámica empresarial de los tiempos actuales. En especial, mencionó a B2B Connect de Visa como un claro ejemplo del impacto que está ejerciendo la tecnología blockchain en la manera de tramitar operaciones de pago.

En septiembre, una de las entidades financieras más importantes y antiguas de Tailandia, el Banco Kasikorn, comenzó un programa piloto para pagos internacionales apoyados en la Plataforma Blockchain de Visa, siendo los primeros de ese país del sureste asiático en hacerlo. Este banco cuenta con alrededor de 21.000 empleados, casi 10.000 cajeros automáticos instalados, y presta servicio directo al público en más de 1.200 oficinas distribuidas a lo largo y ancho de la nación.