Las criptos siguen extendiéndose con fuerza por el mundo, y América latina no es la excepción. Muy pronto, los ciudadanos de Brasil y Colombia podrán pagar sus consumos con monedas digitales de la manera mas fácil y cómoda gracias a la iniciativa blockchain denominada Pundi X.

Brasil, en pleno auge cripto

BitCapital, una pujante compañía que aspira a construir una infraestructura de red de pagos que facilite la fluidez entre fíat y criptos en Brasil, será la encargada de distribuir los 1.000 dispositivos de punto de venta (POS) de Pundi X entre innumerables establecimientos comerciales que entraran a participar de este innovador sistema.

El CEO y cofundador de Pundi X, Zac Cheah, se refirió al país más grande de suramérica como una región que esta ganando rápidamente adeptos en cuanto al uso de las criptomonedas, lo que la hace ideal para el debut de los dispositivos Pundi X en el mercado brasileño. Afirma también, que la inclusión de medios de pagos en criptomonedas sigue siendo una demanda constante por parte de los comerciantes en el país, dato que apuntala la estrategia de expansión de la compañía en el continente.

Cheah calificó a BitCapital como el mejor socio que pueden tener para su entrada a Brasil, pues es una firma que quiere ir más allá de los servicios tradicionales de los bancos, al ofrecer una nueva plataforma de pagos a los usuarios.

El fundador de BitCapital, Ricardo Guimaraes Filho, puso a Pundi X como un ejemplo a seguir si se aspira a implementar soluciones fáciles y comprensibles que impulsen de verdad la adopción de las criptomonedas.

pundi x brasil

Días antes, una alianza similar se produjo entre Pundi X y Manticora Capital, para la introducción de otros 1.000 puntos de venta en Colombia durante los meses venideros. El director ejecutivo de Manticora Capital, Iván Correa, mencionó las condiciones difíciles en la banca y la inversión local como factores que hacían de Colombia terreno fértil para el uso creciente de las monedas digitales. Para Correa, los puntos de venta de Pundi X son “la respuesta perfecta” ante la falta de medios sencillos y rápidos que faciliten la conversión de moneda fíat a cripto, lo que ha sido un obstáculo importante hasta ahora para la adopción.

El proyecto Pundi X

Pundi X es una de las mas interesantes iniciativas blockchain presentadas a la fecha. Mediante una plataforma descentralizada, su meta es simplificar el uso de las monedas virtuales para las personas comunes. Para ello han diseñado un esquema basado en la distribución masiva de dispositivos de punto de venta (POS) nativos, mediante los cuales se puedan efectuar comprar de bienes y servicios usando una tarjeta de pago y los tokens de Pundi X.

Los establecimientos comerciales que decidan participar en la red de pagos de Pundi X se beneficiarán directamente al disfrutar de tarifas de transacción reducidas.

En su whitepaper, el equipo de Pundi X afirma que desean ser el equivalente de Wal-Mart en blockchain, permitiendo que la gente propietaria de sus tokens entre a una tienda y compre lo que desee, pagando con una tarjeta, siempre y cuando el comercio disponga de un POS de Pundi X (XPOS).

Tan simple como tomar agua

El lema principal detrás de Pundi X es “simplicidad”. El proyecto quiere lograr que usar criptomonedas en la vida diaria sea tan sencillo como comprar una botella de agua.

El equipo de Pundi X pretende suavizar la curva de aprendizaje para quienes dan sus primeros pasos en el mundo de las monedas digitales, haciendo de esta forma que su adopción sea cada vez más fácil y mayor. Para ello, el proyecto ideó un sistema basado en tres piezas fundamentales: Pundi X (la infraestructura de puntos de venta XPOS), operaciones con apps de billeteras móviles, incluyendo una propia, y los pagos con su tarjeta nativa XPASS.

La plataforma XPOS

Los XPOS de Pundi X se empezaron a fabricar durante el primer trimestre de 2018. Los usuarios de Pundi X pueden usar las criptos contenidas en sus billeteras móviles para pagar por sus compras, y cuando necesiten recargar sus saldos podrán adquirir criptos mediante el XPOS. Actualmente están disponibles para la compra BTC, ETH, XEM, QTUM y ACT. Pundi X espera añadir más criptomonedas en el corto plazo.

Aunque la visión del proyecto es de alcance global, se decidió empezar su difusión en Asia. Por eso, aparte de la red Ethereum, Pundi X se apoya también en la red NEM, debido a la popularidad de la misma entre las instituciones financieras del continente y a la rapidez de su tecnología, capaz de efectuar pagos de forma casi instantánea.

pundi x XPOS

Durante su lanzamiento, el proyecto anunció que tenían planeado distribuir de 100.000 a 700.000 XPOS en 12 países en los próximos tres años, y, al parecer, tendrán que darse prisa. Desde el primero de agosto, han comenzado el envío de 5.000 dispositivos de punto de venta hacia Brasil, Reino Unido, Suiza, Corea del Sur, Hong Kong, Singapur e Indonesia.

La interfaz de los XPOS se precia de ser sumamente intuitiva, y posee un menú específico dedicado a la compra de monedas virtuales. Aspectos relativos al negocio, como la administración del inventario, historial de compras y otros, también pueden ser manejados por el punto de venta de Pundi X.

Operaciones con billeteras móviles

Los XPOS de Pundi X admiten pagos con billeteras móviles de varias criptomonedas, incluyendo Bitcoin, y otras aplicaciones de pagos como Alipay, E2Pay, Pundi-Pundi y WeChat Pay. Esto permite disfrutar de diversos canales de pago mediante el uso de un único dispositivo.

Al efectuar una transacción, el usuario tiene a la vista, para su verificación, el precio de la compra en su moneda local, luego hace que el XPOS lea el código QR de su aplicación de pago y la operación se concreta en segundos.

QR payment

El dispositivo imprime un recibo para ambas partes, comercio y cliente, en el que esta reservado un espacio destinado a los anunciantes que deseen exponer su marca o servicios. En modelos iniciales de XPOS hubo una pantalla de cara al usuario que también tenia una sección para publicidad. En el dispositivo actual, esta pantalla ha sido sustituida por el sensor RFID para el uso de tarjetas sin contacto.

Pagos con la tarjeta XPASS

La tarjeta nativa de Pundi X es la llamada XPASS, con la que sus usuarios pueden pagar consumos, comprar y vender criptomonedas, conocer el saldo de sus criptos y asociarla a varias aplicaciones de billeteras móviles, como Pundi-Pundi (ahora M-Bayar).

Posee un chip RFID, que permite utilizarla sin contacto en los dispositivos XPOS. Cuando desee efectuar una compra, el usuario puede elegir entre pagarla con la tarjeta XPASS o con una aplicación de pagos móviles. Para aceptar el pago el cliente sólo debe acercar la XPASS al sensor RFID del punto de venta Pundi X y listo. El precio de la compra siempre se muestra en el equivalente a la moneda local para que el usuario verifique si la tasa de cambio por su criptomoneda le es conveniente.

XPASS payment

A fin de ofrecer mayores beneficios a sus afiliados, Pundi X se encuentra estableciendo alianzas con marcas famosas, intercambios importantes, aplicaciones de billeteras y cadenas de ventas al detal, para que los usuarios de XPASS disfruten de muchas más opciones de consumo al utilizar monedas digitales como forma de pago.

Costos de XPOS y tarjeta XPASS

Los dispositivos XPOS tienen un valor inicial de US$ 300, pudiendo bajar hasta los US$ 225, si se compran de 401 a 500 unidades. Las ventas se abren esporádicamente en el sitio web de Pundi X, al mismo tiempo que se ofrecen las tarjetas XPASS. Con cada dispositivo de punto de ventas vienen incluidas 10 tarjetas.

Para pedidos adicionales, cada XPASS tiene un costo de US$ 1, si se piden entre 1 y 10 tarjetas. El descuento por tarjeta llega hasta el 50% si se solicitan desde 901 hasta 1.000 unidades.

Todos los pedidos deben ser cancelados en tokens NPXS.

El token NPXS

NPXS es un token utilitario, compatible con la especificación ERC20 de Ethereum. Como ya se vio, sirve para pagar por bienes dentro del ecosistema de Pundi X, como los dispositivos XPOS y las tarjetas XPASS.

Los desarrolladores que deseen publicar apps en la tienda de aplicaciones para XPOS también necesitaran NPXS para pagar la tarifa correspondiente. Estando dirigido a los negocios, el sistema XPOS admitirá gran cantidad de apps relacionadas con el nicho minorista, como programas de membresía, billeteras, seguros, y cualquiera pensada para para el consumidor final y la tienda.

Los tokens NPXS se pueden ofrecer también como premios por lealtad al usar Pundi X, incentivando a los miembros por ello.

Las marcas, intermediarios publicitarios y todo el que quiera dar a conocer su producto o servicio mediante la plataforma XPOS puede hacerlo empleando NPXS. Pundi X ha reservado secciones especificas de la interfaz de los XPOS, de los recibos de transacción y hasta de las propias tarjetas XPASS para fines de mercadeo, que tendrán alcance global, tal como aspira ser la red Pundi.

Donde comprar y guardar los tokens NPXS

Con mas de 108 mil millones de NPXS en circulación, el token presenta un precio de US$ 0,001556 al 13 de septiembre de 2018. Puede ser encontrado en pares NPXS/BTC y NPXS/ETH en Binance, LATOKEN, ABCC, CoinBene, Hotbit y otros intercambios.

También pueden ser adquiridos directamente en el sitio web de Pundi X, en las fechas que ellos dispongan para su venta.

Entre las billeteras mas populares compatibles con NPXS están: MyEther Wallet, Ledger, Trezor, Metamask y Uphold.

El equipo detrás de Pundi X

pundi x CEO zac cheah

El CEO y cofundador de Pundi X es Zac Cheah, quien fuera jefe del consorcio W3C del HTML5 Interest Group. Gracias a una beca, recibió una maestría en Computación en el Real Instituto de Tecnología de Estocolmo, en Suecia, y otra en Seguridad Informática en la NTNU de Noruega.

Pitt Huang es el CTO de la startup. Huang puede considerarse como un emprendedor serial, que ha fundado y vendido varias compañías, incluyendo una parecida a Groupon cuando sólo tenia 25 años. Cuenta con estudios de ingeniería de la Universidad Politécnica de Xi’an, en China.

El presidente de Pundi X, Constantin Papadimitriou, lleva en su portafolio 17 años de experiencia como fundador y CEO de dos importantes firmas de fintech indonesas, Infinetworks y E2Pay. Tiene una maestría en Ciencias de la Computación de la Universidad de Purdue, Estados Unidos, y un pregrado en la misma especialidad de la Universidad de Tulsa, Oklahoma.

En la unión esta la fuerza

Entre las numerosas alianzas con las que cuenta el proyecto, definitivamente es su asociación con NEM la que le permitirá destacarse por la rapidez de sus transacciones. Los usuarios siempre estarán a favor de los sistemas rápidos y económicos, y éstas son precisamente las características que proporciona la blockchain de NEM a la infraestructura de XPOS de Pundi.

La compañía se ha ocupado también en fomentar su posicionamiento dentro del mundo cripto, gracias a su inclusión en grupos como el Consorcio XPOS (propio), la Asociación Fintech de Singapur y Hong Kong, y la Asociación de Finanzas y Fintech de Suiza, entre otras.

pundi x system

UTRUST, una startup de pagos en criptomonedas afincada en ese país, se unió en junio de este año al equipo de aliados de Pundi X, comprometiéndose a adquirir 1.000 unidades XPOS con los que contribuirán a la difusión del sistema de pagos de Pundi en la región.

Cruzando el mundo por un sueño

Desde su origen en Indonesia, Pundi X ha cruzado medio planeta para poner su bandera con firmeza en Suramérica, abriendo su primera oficina en Brasil y tocando simultáneamente suelo colombiano para hacer llegar sus dispositivos XPOS a los cientos y miles de negocios que claman por una forma rápida, fácil y conveniente que permita a sus clientes usar monedas virtuales para sus compras diarias.

Ya hay quienes catalogan a Pundi X como el David que pueda derrotar a un gigante Goliat como PayPal, y, sin duda alguna, el potencial para hacerlo está latente en el proyecto que recién despega. Dependerá de su capacidad para producir y distribuir, como lo tiene planeado, los miles de equipos XPOS que darán vida a la infraestructura de pagos, y de qué tan bien funcionará su red.

Los sueños siempre toman su tiempo en hacerse realidad, y, al parecer, el que propone Pundi X ya va por muy buen camino.