En declaraciones hechas durante un foro el pasado domingo 16 de septiembre, el mayor general Khalil Ibrahim Al Mansouri, quien se desempeña como jefe adjunto en el Departamento de Investigación Criminal (CID) de la policía de Dubái, advirtió sobre la falta de información acerca de los riesgos del uso de monedas digitales en el país, afirmando que tal hecho ayuda a los delincuentes en el cometido de fraudes, lavado de dinero y otros actos ilícitos en la región.

Según los voceros de la policía de Dubái asistentes al evento, una gran cantidad de transacciones electrónicas financieras relacionadas a las monedas virtuales no están siendo debidamente monitoreadas, lo que constituye una amenaza potencial que debe ser enfrentada en el corto plazo por el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos. Para ello debe proponerse el desarrollo inmediato de un conjunto de leyes que permitan la supervisión y control de tales actividades.

La policía de Dubái se encuentra actualmente investigando un caso de fraude con ramificaciones internacionales, donde se han comprometido unos 300 millones de dírhams (US$ 81,7).

El dinero electrónico reemplazara al efectivo

El vicepresidente del Departamento de Policía y jefe de seguridad general en Dubái, teniente Dhahi Khalfan Tamin, resalto durante el evento que las tanto el precio como la naturaleza de las monedas digitales dificultan que los inversores puedan disfrutar de protección o garantías. En vista de ello, indicó que una labor informativa acerca de los riesgos inherentes a las inversiones en criptomonedas es prioritaria para las autoridades a fin de alertar a los interesados.

De acuerdo a Khalfan Tamin, el efectivo será reemplazado en algún momento por el dinero electrónico, sin que eso signifique que todas las monedas virtuales lleguen a tener el nivel de confianza del dinero fíat. El oficial señaló que el origen y sistema de rastreo dudosos de las criptomonedas no ayudan en este sentido.

dubái Al Dhaheri

Otros funcionarios expresaron también su opinión, coincidiendo en que los Emiratos Árabes Unidos deben actuar de manera proactiva en relación al fenómeno de las monedas digitales, antes de que las mismas sean de uso común en el mundo criminal. El Dr. Saeed Al Dhaheri, presidente de Smartworld Dubái, declaró que Dubái debería actuar prontamente, creando un marco legal referido específicamente a las monedas electrónicas, que permita a las autoridades combatir efectivamente las actividades delictivas de este tipo en el futuro cercano.

Para Al Dhaheri, la quiebra de mas de la mitad de las startup de criptomonedas, apenas a los cuatro meses de lanzadas, es un fuerte indicador de la poca confiabilidad de las mismas, y las catalogó de “empresas falsas”.

Leyes necesarias y una posible CBDC

El establecimiento de leyes que regulen las monedas virtuales, integradas a la iniciativa Blockchain de los Emiratos, es la principal recomendación de los expertos. Según ellos, la emisión de una moneda digital respaldada por los EAU (CBDC) seria también un signo positivo, y la elaboración de enmiendas a las leyes de anti-lavado de dinero y de combate al financiamiento del terrorismo (CFT) son necesarias para incluir a las criptomonedas como parte de tales esquemas.

dubái police cars

Los Emiratos árabes Unidos han mostrado en ocasiones posiciones poco claras en cuanto al asunto de los activos digitales o las criptomonedas. En febrero de este año, La Agencia de Valores y Materias Primas de los EAU (SCA) puso sobre aviso a los interesados en invertir en ofertas iniciales de monedas (ICO) que se abrieran en el país. Mubarak Rashed Al Mansouri, director del Banco Central de los Emiratos Árabes Unidos, había afirmado anteriormente que las monedas digitales eran empleadas a menudo en la provisión de fondos para actividades ilegales.

Por otra parte, en diciembre de 2017, Arabia Saudita y los EAU comenzaron a trabajar en un proyecto de moneda digital para pagos transfronterizos entre ambas naciones. En febrero de ese mismo año, los Emiratos habían anunciado planes para desarrollar un sistema de operaciones financieras, basado en blockchain, de la mano de IBM.