Existen varias maneras de hacerte con unas criptomonedas. La primera es comprarlas en algún intercambio, o puedes participar en una de las tantas ICO que todavía siguen apareciendo por allí. En el caso de Bitcoin, considérate con suerte si tienes cerca un cajero automático donde a cambio de unos dólares puedas aumentar tus ahorros en BTC. También están los airdrops, estas fabulosas descargas aéreas que regalan criptos de vez en cuando.

Si ninguna de esas alternativas es lo suficientemente atractiva, no te queda más remedio que ser un genio en toda la regla y resolver un enigma criptográfico que ha publicado Alí Kutlusoy, un amante de las monedas digitales, que también se dedica a diseñar rompecabezas de este tipo. Quien sea capaz de resolverlo, encontrando la clave privada para el acceso a la billetera, se llevará consigo 137.036 XRP, un poco más de US$ 60.000, al precio actual de Ripple.

Según su creador, estas obras de “arte abstracto” se prueban en detalle para garantizar que, efectivamente, la solución puede ser hallada y es la adecuada para apoderarse de los fondos. Generalmente se da un límite de tiempo para que los interesados en la recompensa puedan llegar a resolver el puzzle. Si el tiempo concluye sin que nadie haya logrado dar con la clave, las monedas contenidas en la billetera son transferidas a otra, y serán parte del botín en otro desafío.

Un genio que reta a los demás

Alí Kutlusoy es un individuo poco común, por decir lo menos. Programador de software y desarrollador de sitios web, Kutlusoy emplea parte de su tiempo en elaborar estos rompecabezas. Bajo una identidad alterna, ha publicado muchos otros acertijos internacionalmente. Alemán de nacimiento (1975), se mudo a Austria en 1993, y además de su lengua materna, habla turco e inglés. Tiene un sitio personal en Internet al que vale la pena echar un vistazo (https://www.kutlusoy.com/). Cuando tenga problemas con su ordenador, puede llamarlo. Sabe repararlos desde hace años.

Cuestión de puntuación

Tanto en su cuenta de Twitter (@kutlusoy), como en la página Puzzler.com, Alí ha publicado que el premio consta de 137.036 XRP. Debido a que el separador decimal que usualmente se muestra es el punto (.), como se usa en los Estados Unidos, algunas personas podrían interpretar esta cantidad como 137 XRP, pero hay que tener en cuenta que el autor del rompecabezas es europeo, y en esa región el separador decimal es la coma, usándose el punto para las unidades enteras. De modo que son ciento treinta y siete mil las monedas a reclamar.

rompecabezas xrp

La dificultad de resolución para esta oportunidad ha sido puesta en el nivel 4, de una escala que va del 1 al 10. Seguramente, la recuperación que está mostrando el mercado de las criptos en las últimas horas será un aliciente que pondrá a más de un entusiasta a trabajar duro para hallar la clave que conduce al tesoro escondido.

Un numero especial

Este hacedor de misterios, no escogió el número 137 por casualidad. Resulta que, como menciona en su otra cuenta de Twitter (@XRPuzzler) 137 es su número primo favorito. Además, la cantidad 137.036 es el inverso (¡!) de la constante de estructura fina de Sommerfeld FSC (1/137,03599911).

Los 310 BTC que se esfumaron

El pasado 2 de octubre, otro individuo bajo el sobrenombre “Pip” había publicado también un rompecabezas criptográfico. Esa vez, el premio oculto entre los trazos de la pintura era de 310 bitcoins. Al parecer, confiado en que la complejidad de su obra mantendría ocupados por un buen rato a los cazadores de recompensas, no puso un límite de tiempo para su resolución. En su opinión, podrían pasar semanas antes de que rompieran el secreto.

rompecabezas 310 btc

Nada más lejos de la realidad. Sólo ocho días después, el 10 de octubre, la billetera mostraba tres operaciones de retiro, donde se extraían las 310 monedas en cuestión. Pip, cuyo verdadero nombre no llegó a conocerse, dijo haber minado grandes cantidades de bitcoin en sus comienzos, gracias a lo cual su vida cambió completamente, y que luego siguió comprando. Alegó que la mayor parte de los 310 BTC cifrados en la obra los obtuvo de mediante descargas aéreas, airdrops.

Todo es cuestión de tiempo

Llegar a poner las manos sobre las criptomonedas escondidas en estos laberintos artísticos no siempre ocurre así de rápido. De hecho, tuvieron que pasar casi tres años para que una de estas obras pudiera ser finalmente descifrada.

En abril de 2015, la usuaria de Twitter @coin_artist develó una pintura en la que se hallaban ocultos unos 4,87 BTC. Con la ayuda de su amigo y genio creativo, Rob Myers, había disimulado la clave privada en una especie de flamas dibujadas en la esquina inferior izquierda del cuadro.

Pasaron los meses, y @coin_artist se sintió un poco descorazonada al ver que los cazafortunas del mundo cripto perdían interés en el tema y la pintura seguía sin resolverse. Así llegó el 2018, cuando la mañana del jueves 1 de febrero una mirada a la billetera asociada a los 4,78 bitcoins estaba vacía. Después de tan larga espera, el misterio había sido resuelto.

Los últimos serán los primeros

Curiosamente, el descubridor de la clave y ganador de los 4.78 BTC no supo de la existencia del reto propuesto por @coin_artist hasta aproximadamente dos meses antes. Justo en diciembre de 2017, cuando el precio de Bitcoin se iba literalmente hacia la luna, fue cuando el tema de las criptomonedas comenzó a hacerle guiños, como a muchos.

rompecabezas coinartist

Isaac”, un seudónimo utilizado para proteger su verdadera identidad, es un programador de 30 años. Tanto él como su esposa son fanáticos de los rompecabezas y, después del boom decembrino de Bitcoin, se decidieron a buscar acertijos que estuvieran relacionados a criptomonedas. Así dieron con la obra “Torched H34r7s” de @coin_artist, que Isaac terminó resolviendo.

Una clave poética

Una de las pistas que siguió Isaac en su trabajo fue la frase “B34u7y, truth, and rarity” (belleza, verdad y peculiaridad), que encontró en la obra antes de dar finalmente con la clave privada. Según la propia creadora del cuadro, la frase tiene que ver con el famoso poema de William Shakespeare “El Fénix y la Tórtola”, cuyos personales centrales figuran en la pintura de @coin_artist de manera especial. Los mismos versos de Shakespeare han estado rodeados de misterio por largo tiempo, siendo objeto de especulaciones sobre a quién estaban dirigidas sus palabras.