Hong Kong controla los Exchanges de criptomonedas

0

Hong Kong está reforzando su control reglamentario sobre los Exchanges de criptomonedas y negocios relacionados al ponerlos bajo la competencia de la Comisión de Valores y Futuros (SFC), según lo informado el 17 de diciembre por los medios de comunicación internacionales.

Si bien forma parte del territorio chino, Hong Kong sigue un enfoque judicial diferente al continente. El tratamiento ha dado lugar a cientos de emisiones de Tokens, intercambios y otros negocios relacionados con criptografía en la ciudad-estado.

La medida es contraria al famoso enfoque de libre mercado de Hong Kong hacia las empresas. Tradicionalmente, los empresarios cuentan con un entorno operacional indulgente y un marco legal que elimina la inferencia excesiva del gobierno. Sin embargo, las crecientes preocupaciones sobre el fraude, el lavado de dinero y la falta general de supervisión regulatoria han llevado a las autoridades  a establecer una mayor supervisión de los activos digitales en la región.

En octubre, después de la evaluación de la zona de pruebas, el SFC aprobó una guía que establece que todos los fondos de inversión con más del 10 por ciento de sus activos bajo administración en criptomonedas y negocios centrados en el Tokens deben obtener una licencia. Además, estos servicios están estrictamente limitados a los inversores acreditados.

En noviembre Hong Kong estableció una “caja de arena” Fintech para evaluar el efecto de los negocios de moneda virtual que operan en la ciudad y, en consecuencia, el SFC determinó que se necesitaba una mayor supervisión.

El movimiento del regulador no está fuera de lugar; en el mes de febrero de 2018, el SFC envió cartas de advertencia severas a siete intercambios locales de encriptación luego de que los clientes expusieran denuncias de manipulación del mercado y apropiación indebida de activos. No solo eso, en algunos casos los inversores no pudieron retirar tanto las Fiat como las criptomonedas.

Como centro financiero cercano a China, acceso al mercado del Lejano Oriente y políticas fiscales liberales, las acciones de Hong Kong reflejan tanto su reputación en los mercados globales como los movimientos de las principales economías del mundo.

En general, la mayoría de los países buscan regular el sector. Al idear formas de gravar la actividad de criptografía y contenerla dentro de un marco legal, es posible utilizar la floreciente industria para beneficiar a la economía local. En septiembre, la Unión Europea propuso un conjunto de regulaciones comunes para normar el comercio y la distribución de las criptomonedas en la región, que exigen una “divulgación más estricta” de los mecanismos operativos y verticales de los negocios.

De manera similar, Taiwán y Japón han formulado sus propias leyes y regulaciones financieras para regir las monedas digitales y las emisiones de ICO en el Lejano Oriente, mientras que México propone un conjunto de regulaciones criptográficas específicas para impulsar el crecimiento económico en el área.

Daisuke Yasaku, del Instituto de Investigación Daiwa, cree que Hong Kong está tomando medidas preventivas esenciales. Medidas como los límites diarios de retiro y la verificación de identidad obligatoria para las transacciones son puntos de partida cruciales. Yasaku además señala que los intercambios deben ser transparentes con sus modelos de negocios y flujos de ingresos mientras cooperan con la SFC en el monitoreo y la inspección.

Mientras tanto, Timothy Loh, un abogado local, cree que la barrera más alta para entrar puede disuadir a las empresas criptográficas de establecerse en Hong Kong, dejando a los inversores institucionales a la espera.