Seguimos con otra semana cripto movida en el tema regulatorio, como hemos expresado anteriormente en nuestros artículos una y otra vez, parece que el extremismo sigue ganando terreno en los países desarrollados, esta vez es el turno del Reino Unido, ya que la Financial Conduct Authority (FCA), ha propuesto prohibir la venta de derivados y bonos de negociación (ETN) realizados en las tecnología Blockchain y de las criptomonedas.

Los reguladores del mercado ingles planean prohibir estos derivados, únicamente para los inversores minoristas, alegando que:

“Es imposible valorarlos de una manera confiable, y el trading de estos activos es muy similar a las apuestas en el casino”.

Además de comprar activos criptográficos, los inversores minoristas en el Reino Unido pueden especular sobre esta clase de activos a través de productos derivados complejos. Estos derivados permiten a los inversores minoristas realizar apuestas sobre activos criptográficos sin poseerlos realmente.

Un ejemplo de esta afirmación hecha por la institución reguladora es que el FCA descubrió que, dos cripto analistas diferentes que usaban el mismo modelo de precios llegaron por separado a distintas valoraciones de 1 token de BTC, uno concluyó que debería costar 20 $, mientras que el otro 8.000 $, a lo que la FCA expresó.

“Esto hace que sea imposible valorar de manera confiable los Derivate Contracts, ni mucho menos los activos subyacentes de cada uno de estas herramientas financieras”.

La Financial Conduct Authority ha expresado que de ser aprobado el proyecto de ley, la prohibición propuesta entraría en vigencia a finales del año 2020, y de nuevo reafirmaron que carecen de una base solida para la valoración confiable, mientras que el mercado secundario para este tipo de cripto activos, los cripto derivados, sigue siendo un sector en donde el abuso de mercado y el comportamiento ilegal tienen un crecimiento rampante.

“Se estima que la prohibición evitaría que entre 94 millones de dólares y 294 millones de $ se pierdan por parte los consumidores minoristas gracias a la volatilidad exagerada”.

Según la FCA, todo esto se debe a la naturaleza inherente de las criptomonedas, las cuales son los activos subyacentes de estos derivados. Lo que también le preocupa al regulador del Reino Unido es la comprensión inadecuada de los cripto activos por parte de la gran mayoría de los consumidores minoristas, y la falta de un claro análisis de inversión para las criptomonedas que hacen referencia a estos derivados.

También le preocupaba al regulador el impacto de la delincuencia financiera “generalizada” y el abuso del mercado, y problemas técnicos como los llamados “hard forks”, que se producen cuando los desarrolladores no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo actualizar el software subyacente en sus respectivas Blockchains.

“Las características de esta clase de derivados con un activo principal siendo una criptomoneda, significa que los consumidores podrían sufrir daños por perdida repentinas e inesperadas si invierten en este tipo de productos”.

Por su parte, era de esperarse que surgiesen opiniones adversas a las medidas de la FCA dentro del Reino Unido, Timo Schlaefer, director ejecutivo de Kraken Futures, con sede en Inglaterra, advirtió que una prohibición total conduciría al mercado minorista a lugares no regulados que no siguen las reglas básicas de protección al cliente, como los mercados negros, los cuales “están plagados de ilegalidades y de estafas realmente peligrosas para los inversores minoristas”.

“La forma más efectiva de proteger a los inversores minoristas es sin duda yomar medidas decisivas contra plataformas opacas y no reguladas que ofrezcan este tipo de instrumentos derivados de las criptomonedas, las cuales han estado operando sin impedimentos durante años fuera de Europa y en los paraísos Off shore”, dijo.

La propuesta, cumple con su compromiso en el Informe Final del Grupo de Trabajo sobre Cripto activos del Reino Unido, publicado en el mes de octubre del año pasado. La consulta sigue una declaración de política publicada a principios de este mes que finalizó las reglas que restringen la venta de CFD y opciones similares a CFD a clientes minoristas.

Puede leer estas propuestas en nuestro siguiente link.

Vale la pena recordar que la FCA también consultó sobre la Guía sobre cripto activos en el mes de enero para aclarar qué tipos de criptomonedas se encuentran dentro de su perímetro reglamentario actual. La FCA concluyó que espera publicar su guía final sobre las criptomonedas “muy pronto”.

Dos empresas del Reino Unido, incluida Kraken, ofrecen contratos de futuros sobre tokens frente al dólar. Informaron recientemente que tenían poco más de 13.000 clientes minoristas operando mensualmente entre junio de 2017 y diciembre de 2018. Otras dos firmas ofrecen acceso a los bonos negociados en Suecia. Ellos reportaron alrededor de 11.000 clientes con casi 150 millones de $ invertidos a fines de enero. Todos estos prestadores de servicios han quedado en un limbo que parece que tendrá una conclusión nada agradable para este tipo de cripto activos que son los Derivados.

Pero el Reino Unido no ha sido el único, el martes pasado la AMF, la contraparte de la FCA pero en Francia, aprobó las leyes que restringirán la venta de Contratos Margínales a partir de este mes de agosto.

Pero de nuevo, todas estas noticias del recrudecimiento de las regulaciones dentro del cripto ecosistema no significan únicamente malas noticias ya que para los consumidores minoristas y los inversores institucionales, es probable que estos movimientos aumenten la legitimidad del cripto espacio, lo que generará un mayor interés.