El Lamborghini ha sido el automóvil soñado por muchos entusiastas y comerciantes de cripto activos desde que Bitcoin y las criptomonedas fueron popularizadas por los medios de comunicación, y las redes sociales a mediados del año pasado 2017. En aquel entonces, y hasta el mes de marzo de este año, la pregunta de cada comerciante de criptografía ha sido ¿Cuándo el Lambo?, esta frase se usó para indicarla necesidad de una criptomoneda para hacer grandes ganancias y masivas a fin de que el propietarios de los activos digitales los vendiera para comprar un Lamborghini. Incluso hay un sitio web dedicado a la frase, lo que permite a los usuarios calcular cuánto de sus hodlres les hacen falta para poder cambiarlas y poder comprarse su lujoso carro.

Pero seamos sinceros, Lamborghini es una compañía especializada únicamente en tecnologías automovilística, pero ahora, en cambio cuando hablamos de Tesla y su gran apego a las tecnologías disruptivas como la Big Data y la inteligencia artificial, hay muchas más posibilidades de que ellos acepten las criptomonedas como método de pago es mucho más viable.

La idea de cambiar la frase When Lambo?, por When Tesla?, fue proporcionado por el mismísimo CEO de la compañía, Elon Musk, quien respondió a un tweet, preguntándole uno de sus seguidores si querían comprar Bitcoin. El tweet inicial fue sobre el amor de Elon por animé.

El CEO de Binance, Changpeng Zhao, también ha reaccionado al tweet de Elon, y comprometiéndose a comprar un Tesla sólo si el fabricantes de automóviles llega a aceptar cualquier criptomonedas, como el Bitcoin, como parte de pago.

¿Por qué la idea de aceptar Bitcoin por parte de Tesla no sería para nada una mala idea?:


Para empezar, tanto como Tesla como los cripto activos están intentando el estatus quo, en términos al menos de lo que se considera la norma, uno en la parte financiera y el otro en el mundo automovilístico.

Tesla ha introducido los vehículos eléctricos en su intento de salvar el medio ambiente de los gases invernaderos producidos por los autos de combustión. El equipo de Tesla está mejorando continuamente el diseño y la arquitectura de las baterías para permitir que sus vehículos viajen cada vez distancias más largas, con una sola carga, eliminando así la necesidad de vehículos propulsados vehículos con gasolina, gas o diésel .

Bitcoin y las cripto, por otro lado, quieren incorporar el concepto de las transacciones financieras descentralizadas, al permitir que estas sean transacciones entre pares, sin la necesidad de un tercero de confianza.

El sistema monetario global ha sido acusado de ser gobernado en secreto por los gobiernos y grandes instituciones financieras, dejando a un lado a los seres pequeños, como usted o yo. Sin embargo, Bitcoin y las otras criptomonedas son transparentes e inmutables, gracias a su tecnología subyacente la cadena de bloques.

Tesla protege al ambiente, mientras BTC consume cada vez más energía, parecen no ir de la mano:


Una vez que salieron los informes anuales de la cantidad de energía total para extraer los BTC, expresó que la cripto minería de sólo esta moneda consumió suficiente electricidad para cargar todos los vehículos eléctricos del mundo, durante 1 año entero. Algunos estudios han demostrado que la misma potencia utilizada para extraer los Bitcoin puede alimentar a un país como Argentina o Australia, por un año entero.

Sabemos que es cierto que la extracción de Bitcoin consume mucha energía, no es un secreto para nadie, pero hasta ahora nadie ha calculado todo el daño al medio ambiente que causa la impresión y acuñación del papel moneda, y la minería mineral necesaria para hacer las monedas metálicas.

Al simplemente estimar la cantidad de máquinas y partes móviles, daño al medio ambiente, árboles y a la corteza de la tierra, necesarias para la impresión y la acuñación de dinero, los estudios han demostrado que este consumo de energía podría superar por mucho al del Bitcoin. Además, cuando se toma en cuenta el consumo de energía de todos los bancos a nivel mundial, sus oficinas, sus centros de datos, los análisis han obtenido un idea clara de que la industria bancaria y monetaria, consumen varias veces más energía que la criptomoneda originaria, aunque no hay todavía cifras exactas de dichos estudios.

Por lo tanto, es seguro concluir que el impacto que ha tenido la extracción de la criptomoneda no ha sido para nada justo, y no se le ha comparado con el sector que compite, el bancario, financiero y el de impresión de dinero.

Por otro lado, tenemos que a medida que la potencia de minado aumenta, es más difícil extraer Bitcoin, por ende, a los mineros no le queda otra opción que encontrar energías más baratas, y renovables, para seguir siendo rentables.

En conclusión, los entusiastas del cripto ecosistema, tienen la opción de dejar de lado sus sueños de lambo, y en su lugar comenzar a soñar con un Tesla ecológico. La idea de que la compañía de fabricación de automóviles aceptara Bitcoin ha hecho soñar a muchos, al esperar que si la asociación ocurre, impulsaría al Bitcoin y a Tesla a nuevos niveles, antes no alcanzados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.