Nuevamente el cripto ecosistema se siente con una nueva gran esperanza cuando Hester Peirce pronunció un discurso fascinante sobre por qué la SEC debe considerar los token que se venden para su uso en redes que funcionen como valores. ¡¿Se aproximan buenos tiempos para el cripto ecosistema?!

En un discurso reciente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Missouri, el Comisionado de los EE. UU. Hester Peirce, también conocida como ‘Crypto Mom’, admitió que la SEC tiene una tendencia a huir de todo lo que tenga que ver con las monedas digitales.

Hester Pierce

“Con razón, culpamos a los inversionistas por saltar a ciegas a cualquier cosa que esté etiquetada como criptografía, pero a veces parece que somos igualmente impulsivos en huir de cualquier cosa etiquetada como criptografía”, expresó en su discurso.

¡No sofoquemos la innovación!


Peirce continuó sugiriendo que la SEC no debería apresurarse a hacer cumplir las regulaciones, debería tomar su tiempo para no sofocar a la creciente industria. Y que se lo deben a los inversores para llevar a cabo su propia diligencia debida cuando se trata de campos emergentes.

“Se lo debemos a los inversores para ser cuidadosos, pero también se le debe a ellos no definir su universo de inversión con nuestras preferencias.”

También sugirió que es totalmente posible que el gobierno de los Estados Unidos necesite crear una clase de activos completamente nueva para definir y regular con mayor precisión a las criptomonedas

El día antes de su discurso, ella reforzó su posición en Twitter:

“Espero trabajar con usted @SECJackson para abrir las puertas a la innovación, pero no somos un regulador de méritos que emita sellos de aprobación, por lo que animemos a los inversores a hacer su propio trabajo para decidir si una inversión es adecuada para ellos: https: //t.co/iMA7NUkLRp

– Hester Peirce (@HesterPeirce) 7 de febrero de 2019

La lucha para conseguir que las criptomonedas se regulen de tal manera que favorezca su crecimiento, en vez de sofocarlo, ha sido agotadora. Hemos visto como cientos de proyectos han sido derribado por el fuerte martillo de la SEC, no obstante, no todo son malas noticia, esto se debe a que la comunidad de las criptomonedas ha depositado su esperanza en la luchadora principal: Hester Peirce.

Claramente la reglamentación ha tardado en llegar, particularmente en los Estados Unidos, muchos países y reguladores todavía están luchando para comprender qué es lo que están reglamentando. Pero Peirce es de la opinión de que en realidad puede ser algo bueno. Ella declaró:

“El espíritu empresarial y la innovación no tienen las relaciones más felices con la regulación.”

De esta manera el tema del discurso estuvo relacionado con la batalla constante a la que se enfrentan los empresarios, la innovación y los reguladores arraigados que se ven obligados a ver a los innovadores modernos a través de un lente con vista al pasado.

“El Congreso puede resolver las ambigüedades engendradas por Howey simplemente requiriendo que al menos algunos activos digitales sean tratados como una clase de activos separada. Los congresistas Warren Davidson y Darren Soto presentaron recientemente un proyecto de ley en la Cámara de Representantes destinado a enmendar las leyes federales de valores para hacer precisamente eso, siempre que el token realmente operara en una red descentralizada “.

En defensa de las acciones (o inacciones) de la SEC hasta el momento, sugirió que, si los reguladores eran demasiado rápidos para crear leyes, podrían reprimir la innovación. La demora en proporcionar un conjunto claro de directrices tiene, según ella, que muchos operadores en el sector de la criptomoneda se desarrollen orgánicamente.

También insinuó que la regulación necesitaría más tiempo. En diciembre de 2018, advirtió a los inversores que no contuvieran el aliento en una decisión de la SEC sobre un ETF de Bitcoin. Ella dijo que no deberían “vivir o morir” sobre si alguna vez fue aprobada.

Una muletilla común a lo largo del discurso fueron las referencias sobre lo que se conoce como la Prueba de Howey. Este caso se utiliza para determinar si un instrumento financiero es un valor.

Pero el Test de Howey se está volviendo cada vez más arcaico y, por lo tanto, mucho más difícil de aplicar a las aplicaciones complejas de criptomoneda y basadas en Blockchain. Esto se debe a que la prueba en sí, según Peirce, ya tiene 70. Esto plantea una pregunta obvia: ¿es justo juzgar las criptomonedas en función de algo que sucedió antes de que la mayoría de nosotros, o incluso la mayoría de nuestros padres, naciéramos?

“Si bien la aplicación de la prueba de Howey parece tener sentido en general en este espacio, debemos avanzar con cuidado. Las ofertas de token no siempre se asignan perfectamente a las ofertas de valores tradicionales “.

El comisionado de la SEC, Hester Peirce, habla sobre la criptografía ETF: “No contenga la respiración”. Añadiendo que esto podría llegar mañana o en 20 años.

Hasta entonces, la demora puede dar a los proyectos de Blockchain tienen espacio para continuar creciendo y demostrando su gran utilidad para la sociedad.

Todo por una regulación adecuada


Peirce también comentó sobre el largo proceso de regular una nueva industria. Y el hecho de que demorar más en regular es mejor que avanzar apresuradamente con leyes rígidas que podrían perjudicar a la industria.

Ella expresó su pesar por cómo la aplicación de las leyes existentes ha llevado a la cesación de al menos un proyecto. La empresa Blockchain Basis anunció en diciembre que cerraría las operaciones y devolvería los $ 133 millones recaudados a los inversores. Esto se debió a la ‘imposibilidad’ de cumplir con las regulaciones de valores.

“No voy a comentar lo que pienso sobre los méritos de ningún proyecto en particular o cómo se aplican las leyes de valores, pero mi antena subirá cuando los proyectos aparentemente legítimos no puedan continuar porque nuestras leyes de valores los hacen inviables.”

Peirce continuó enfatizando que esperar y observar era una mejor táctica que regular en exceso y sofocar una tecnología naciente.

Una vez que los proyectos de la Blockchain maduran, dice, se podrían dibujar líneas claras. Y esta demora, dice ella, “en realidad puede permitir más libertad para que la tecnología se convierta en algo propio”.

“Si actuamos apropiadamente, podemos permitir que la innovación en esta nueva frontera continúe sin comprometer los objetivos de nuestras leyes de valores.”

Evidentemente todos somos capaces de reconocer que, si hay algo en la regulación que frustra tanto a los innovadores como a los inversores, es la ambigüedad de la ley. La incertidumbre generalmente no es buena para los negocios. Es por eso que hoy en día, los innovadores criptográficos todavía se encuentran con muros y enfrentan acciones aparentemente arbitrarias de la SEC.

Aun así, Pierce insiste en verlo desde otra perspectiva. En su opinión, cierto grado de ambigüedad puede ser beneficioso a largo plazo. Así es como ella lo pone: Si las leyes se hacen de inmediato claras y concretas desde el principio, entonces esto podría limitar o restringir artificialmente las vías potenciales de crecimiento o adopción antes de que existan las posibilidades de existir.

También recordó a las compañías que buscan pautas más claras para no apresurarse ni subestimar “la gravedad de la tarea del regulador”.

¿En otras palabras? No espere que salga más claridad de la SEC a corto plazo.

La cripto comunidad adora a Hester Peirce


Peirce se convirtió en una especie de favorito de la industria el año pasado, apodada ‘Crypto Mom’ después de que ella disintiera públicamente contra la SEC cuando negaron la solicitud del ETF en Bitcoin de Winklevoss.

También dijo que estaba tratando de convencer a los colegas de que “tengan un poco más de mente abierta” en torno a los ETF de Bitcoin. Esta actitud le ha ganado muchos partidarios en la industria, agradeciéndole por su actitud abierta.

En un mundo que algunas veces puede ser catalogado por los usuarios de la comunidad como “anti-criptomonedas” es un alivio para muchos contar con alguien de influencia que los respalda y ayuda a ser una voz de cordura para la SEC.