Regulador de China reafirma que Bitcoin es una propiedad.

0

Un organismo de arbitraje en China dictaminó que las criptomonedas como Bitcoin (BTC) están legalmente protegidas como una propiedad personal, en un caso publicado este 25 de octubre, a través de la cuenta de WeChat del mismísimo juez que declaró la sentencia.

La Corte De Arbitraje Internacional de Shenzhen falló a favor de un demandante, quien prefiere seguir anónimo, de una disputa de transferencia de capital, en la cual el demandado no devolvió las tenencias en Bitcoin, Bitcoin Cash y Bitcoin Diamond, como se habría acordado en el acuerdo contractual.

Según el esquema del caso, el contrato habría autorizado al demandado a negociar y administrar la cartera del demandante de 20,13 Bitcoin, 50 Bitcoin Cash y 12,66 Bitcoin Diamond, por un tiempo en específico. Cuando el demandado no devolvió las tenencias según el cronograma acordado, el demandante presentó el caso ante el árbitro, solicitando a la devolución de sus activos, con los intereses pertinentes.

La defensa, había intentado argumentar que el acuerdo de transferencia de capitales contractual no era válido, señalando el hecho de que las criptomonedas no están reconocidas como monedas de curso legal en China, y que su circulación está sujeta a severas restricciones dentro del país asiático.

Además el demandado citó el anuncio del Banco Central, sobre la prevención de riesgos financieros de las oferta inicial de monedas, o ICO, las cuales recaudan criptoactivos como BTC y Ethereum, “a través de la venta y circulación irregular de tokens, usted está participando en una financiación pública no autorizada, y se presentaran acciones legales”.

El Banco Central de China, también había determinado que la tecnología de cifrado “no puede, no debe y no se usará en el mercado como una moneda”.

El demandado alegó que la cláusula de “pago y arreglo de precios de transferencia” del contrato violaba las disposiciones obligatorias de la ley del país asiático, que prohíbe la venta y la circulación de tokens criptográficos, así como las plataformas comerciales Exchanges, como un lugar físico o virtual, usado para su traslado o intercambio.

Sin embargo, y a pesar de todas estas duras regulaciones hacia las criptomonedas, el árbitro determinó que la obligación contractual en disputa no estaba sujeta a ninguna de las disposiciones pertinentes, según lo estipulado en la prohibición de septiembre 2017, la cual establece que:

“No existe una ley o regulación que prohíba explícitamente a las partes tener Bitcoin, o cualquier otra criptomoneda, sólo son advertencias al público, sobre los riesgos de inversión. El contrato en este caso estipula la obligación de devolver los Bitcoin, entre dos personas naturales y físicas, no hace referencia a lo mencionado en la prohibición impuesta por el Banco Central Chino, en septiembre del año 2017”.

El árbitro concluyó que el contrato era legalmente vinculante, y agregó que:

“Bitcoin tiene la naturaleza de una propiedad, que puede ser propiedad de y controlada por las partes, y es capaz de proporcionar valores y beneficios económicos”.

El árbitro refutó que las restricciones en las Exchanges representan un obstáculo, señalando que las transferencias privadas de criptografía no enfrentan dificultades técnicas mientras ambas partes tengan una dirección única en la billetera, y que sea comprobable la identidad de todos a los que se le realiza cualquier transferencia en criptomonedas.

Por lo tanto, el fallo ordenó al acusado que cumpliera con sus obligaciones contractuales y devolviera los activos en disputa con intereses, calculado por la corte por un valor de 493.158,40 $ y una multa de 100.000 yuanes, o 14.400 $, al estado de Shenzhen.

Este junio, un tribunal de Shanghái falló de manera similar a favor de un operador de una ICO, n el contexto de un caso de litigio civil por enriquecimiento injusto. De manera similar, negando la aplicabilidad de la prohibición de septiembre de 2017, el tribunal consideró que Ethereum (ETH) está protegido por la ley de propiedad de China, siempre que el demandante pueda proporcionar una prueba de una cadena de custodia digital al tribunal.

Importante precedente para el futuro de las criptomonedas:


Los tribunales son importantes en la República Popular, tanto que escucharán casos incluso cuando la sala del tribunal esté inundada de ellos. La criptomoneda ha sido durante mucho tiempo una zona gris en todo el mundo, particularmente en China, donde los rumores de una prohibición de Bitcoin con frecuencia han llevado a la turbulencia del mercado en otros lugares. A pesar de ser aparentemente legal, ha habido varios incidentes en los que el gobierno ha tomado medidas contra operaciones que considera que están reguladas incorrectamente. Tales casos a menudo han tenido implicaciones globales negativas en los precios.

 Por ende se puede especular dos aspectos importantes luego del fallo del árbitro:

  • El caso de las criptomonedas está lejos de ser resuelto. Si bien los ICO y las cripto Exchanges se han cerrado o prohibido y muchos han encontrado formas de adaptación, incluido Binance, que se trasladó a la isla europea de Malta, parece que hay esperanzas de que en el futuro los seguidores de las criptomonedas chinos tengan varios métodos legales para utilizar Bitcoin. En el momento actual, de acuerdo con esta decisión, es importante decir que puede ser impugnada posteriormente por un tribunal aún más alto, los individuos privados tienen la libertad de usar Bitcoin entre ellos.
  • El gobierno chino no se opone uniformemente a los criptos. En el espacio de la criptomoneda, esperamos que los bancos centrales e incluso los bancos privados hagan lo que puedan para impedir el progreso del dinero digital, pero parece que, en un sentido legal, no son todopoderosos. Si la gente todavía puede mantener una moneda en China, entonces hay esperanza de que con el tiempo una vez más puedan participar legalmente de cualquier otra forma.