No existe un día aburrido o tranquilo en el cripto ecosistema. La nueva controversia para este lunes 8 de julio ha estado vinculada con una situación irregular que se ha presentado luego de que se publicara un video en Twitter donde se observa a la policía de China allanando las oficinas de la Tron Foundation. Pero, ¡¿qué ha sucedido?! Todo se encuentra vinculado al CEO Justin Sun.

Un usuario de Twitter bajo el nombre de “Hayden Otto” publicó recientemente un video en la red social donde podemos observar a la policía china formando una fila dentro de las puertas de la oficina.

Supuestamente la compañía se vio en la necesidad de llamar a la policía para que dispersar a una multitud de inversores molestos que se encontraban en las oficinas de Tron. Además, de acuerdo a lo informado a través de Twitter, la multitud de personas enojadas estaban acampadas fuera de las oficinas gritando consignas en contra de Tron, similares a “Tron es una estafa”

Esto se produce tan solo unos días después de que Yahoo! Finance escribió una historia sobre cómo las víctimas de un esquema Ponzi valorado en mil millones de dólares se encuentran acusando al CEO y fundador de Tron Justin Sun por ignorar lo que estaba sucediendo. Como les dije, ¡no hay día aburrido en la cripto comunidad!

El problema nace básicamente de una similitud en el nombre. Recordemos que, en China, Tron se identifica como “Wave Field”, sin embargo, la firma encargada de realizar una estafa, según miles de víctimas, se identificó como la “Super Field Community Super Wave” e incluso esta afirmó tener una asociación con Tron Network como una forma de convencer a los inversores. Parece que la similitud en los nombres llevó a muchos a confiar en lo que la firma les estaba prometiendo.

Para sorpresa de muchos, la plataforma de estafa se cerró de forma repentina la semana pasada y las victimas afirman que han perdido más de 30 millones de dólares. De acuerdo a lo informado por Yahoo! Finance, Nuclear Finance afirma que este esquema Ponzi ha costado más de una víctima de suicidio.

Recordemos que siempre debe de haber un culpable y las personas en situaciones complicadas empiezan a atar cabos. Razón por la cual las victimas concluyen que Justin Sun ha sido un cómplice silencioso detrás de la reciente estafa, esto porque nunca emitió un esfuerzo para desasociar su compañía del esquema fraudulento. Sin mencionar que, las victimas afirman que Sun, a sabiendas de lo que estaba sucediendo, se mantuvo al margen porque sus empresas se estaban beneficiando de una mayor actividad y liquidez. ¿Será cierto? No lo sabemos, pero es lo que las victimas intuyen.

Mientras tanto, la Fundación Tron aclaró que había advertido a los inversores sobre esta estafada en enero. De ser así parece que pocos se enteraron de la información.

Asimismo, Justin Tron ha declarado en su red social Twitter que finalmente se encuentran operando normalmente.