Las cripto wallets en línea de QuadrigaCX para Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas casi se han vaciado y los fondos se han enviado al auditor designado por la corte, Ernst & Young (EY).

Parece que la situación vinculada a la Exchange de criptomonedas QuadrigaCX finalmente se está desarrollando poco a poco.

En su segundo informe sobre el caso, publicado el jueves, EY confirmó que, como se esperaba, había tomado el control de los fondos al transferir los cripto activos de las cuentas de QuadrigaCX a la billetera fría de la firma de servicios profesionales, almacenada fuera de línea.

“El 14 de febrero de 2019, después de probar los acuerdos de transferencia, los solicitantes transfirieron con éxito la siguiente criptomoneda al auditor”, dijo EY.

En total, se transfirieron 51 bitcoin (BTC) (aproximadamente $ 185,500 en ese momento), 951 éter (ETH) ($ 116,000), 33 en Bitcoin Cash (BCH), 2.000 en Bitcoin Gold (BTG) y 822 litecoin (LTC).

“El auditor mantendrá las criptomonedas en almacenamiento en frío en espera de una orden adicional de la Corte”, agrega el informe.

Estas cuentas eran accesibles porque, a diferencia de las que estaban en almacenamiento en frio, estas estaban conectadas a Internet, por lo que era mucho más sencillo de lograr el acceso.

Incluso antes del informe, los observadores de la cadena de bloques sospechaban que estas transferencias habían tenido lugar ya que observaron cantidades de bitcoin y éter que coincidían con los balances que EY había dicho previamente que había encontrado en las wallets de la exchange, dejando direcciones identificadas anteriormente como pertenecientes a la bolsa canadiense en transacciones en el libro mayor público. Las direcciones que recibieron bitcoin y éter se crearon recientemente, otro indicio de que EY había tomado el control de los fondos.

Transacciones de prueba


Hay que señalar que, antes de transferir el valor, EY fue cauteloso. La compañía decidió realizar una transacción de prueba primero para proteger los fondos. De esta manera, primero, la compañía hizo las pequeñas transacciones y tan pronto como lo recibieron, enviaron el resto.

Cada una de las billeteras QuadrigaCX parece haber enviado una transacción de prueba antes de transferir la mayor parte de sus fondos el 14 de febrero, según revela el análisis de los datos de la cadena de bloques pública.

Por ejemplo, la dirección de ethereum que figura en la presentación de la corte como la billetera activa de la bolsa de cambio para esa criptomoneda primero envió 0.01 ETH a la billetera de EY, antes de enviar 960 ETH adicionales dos horas después.

Del mismo modo, el grupo de direcciones de bitcoins que los observadores de la cadena de bloques de ojos ágiles habían identificado previamente como pertenecientes a QuadrigaCX envió 0.01 BTC al monitor. Dos horas más tarde, se enviaron otros 52.6 BTC a esta nueva dirección que no vio otras transacciones.

Algunas de las direcciones de envío estuvieron involucradas anteriormente en un error muy costoso: la transferencia accidental de 104 BTC ($ 500,000 CAD) el 6 de febrero a las billeteras frías de QuadrigaCX, que la compañía dice que son inaccesibles porque solo su fundador, Gerald Cotten, poseía las claves.

En su informe del jueves, EY abordó esta transferencia y dijo que “ocurrió debido a un error de configuración de la plataforma por parte de los solicitantes que resultó en que Bitcoin se transfiriera automáticamente a las billeteras frías de la exchange”.

Además, EY dice que ha examinado las billeteras frías y “confirmó … que las billeteras frías de la exchange siguen teniendo aproximadamente 104 bitcoins a partir de la fecha del segundo informe”.

Ahora, después de ese error de seis cifras y la posterior transferencia intencional de 52 BTC a una nueva dirección, la cripto wallet activa mantiene en total menos de 0.5 BTC.

Fiat Holdings


EY también ha informado que está tratando de asegurar las tenencias fiduciarias de la empresa, así como los activos de criptografía.

De esta manera se proporciona en el informe actualizaciones sobre su búsqueda para asegurar los fondos fiduciarios de la bolsa y señaló que existen tres fuentes principales: Costodian, un procesador de pagos que tenía unos CAD de $ 25 millones en giros bancarios, otro conjunto de giros bancarios en posesión de Stewart McKelvey un total de $ 5.8 millones de CAD y varias cantidades en poder de otros procesadores de terceros.

Costodian, que es propiedad y está operado por José Reyes, quien también posee y opera otro procesador llamado Billerfy, hasta ahora ha transferido unos $ 20 millones de CAD a EY, pero mantiene otros $ 5 millones de CAD y $ 70,000 USD que, según afirma, pertenecen a Reyes.

El procesador de pagos también está buscando recuperar $ 778,000 CAD que dice Quadriga le debe en las tarifas de procesamiento.

Hasta que estos fondos puedan transferirse a EY, “los solicitantes actualmente no tienen fondos accesibles para financiar los procedimientos de CCAA, aparte del financiamiento provisional provisto por [Jennifer] Robertson, que se agotará en el corto plazo”, señala el informe.

¿Están en manos seguras?


QuadrigaCX se está convirtiendo en una historia de precaución para los inversores. El CEO de la bolsa canadiense, Gerald Cotten, falleció en diciembre de 2018 mientras viajaba al extranjero. El principal problema fue que el CEO era la única persona que tenía las claves privadas de los fondos, por lo que los clientes quedaron sin dinero.

QuadrigaCX, anteriormente la mayor exchange de criptomonedas de Canadá, se desconectó en enero, luego de problemas prolongados con la banca, los retiros de clientes estancados y la muerte de su fundador y CEO Gerald Cotten en diciembre.

La Corte Suprema de Nueva Escocia luego otorgó protección a los acreedores de QuadrigaCX, emitiendo una suspensión de 30 días en los procedimientos.

La viuda de Cotten, Jennifer Robertson, dijo en su declaración jurada ante el tribunal que él había manejado transferencias entre las billeteras de la bolsa y que después de su muerte se perdió el acceso a las billeteras frías.

Cuando se informó que QuadrigaCX había perdido $ 145 millones después de la muerte del fundador de la compañía, Gerry Cotten, el intercambio designó a EY como un tercero independiente para monitorear los procedimientos en su caso de protección de acreedores. El 12 de febrero, Ernst & Young publicó su “Primer informe del monitor” alegando que QuadrigaCX transfirió inadvertidamente 104 bitcoins ($ 468,675) a sus billeteras frías el 6 de febrero.

Incluso antes del percance de 104 bitcoins, el juez de la Corte Suprema de Nueva Escocia, Michael Wood, sugirió que los fondos de wallet en internet se enviaran a la seguridad de las nuevas wallets mantenidas por EY.

El 19 de febrero, la Corte Suprema de Nueva Escocia designó a los bufetes de abogados canadienses Miller Thomson y Cox & Palmer para que representaran a los clientes de QuadrigaCX en los próximos procedimientos.

El 14 de febrero, Bloomberg informó que el fallecido fundador de QuadrigaCX, Gerald Cotten, pudo haber guardado copias en papel de las claves privadas del intercambio en una caja de seguridad. Anteriormente, el 5 de febrero, Bloomberg escribió que Cotten presentó un testamento 12 días antes de su muerte, mencionando a su esposa Jennifer Robertson como la única beneficiaria y ejecutora de su patrimonio.