De acuerdo a una reciente nota de prensa publicada por un medio holandés, Pete Hoekstra, el Ministro de Finanzas de los Países Bajos, recibió asesoramiento oficial para fuera implementado un nuevo e innovador sistema de licencias para todos aquellos servicios relacionados con las monedas digitales.

La Autoridad Holandesa para los Mercados Financieros (AMF) y De Nederlandsche Bank (DNB), el banco central del país, propusieron requisitos de registro para todas las exchanges de criptomonedas que operan en el país, según el medio holandés de medios Nederlandse Omroep Stichting (NOS). NOS dice que la propuesta es una respuesta a la solicitud del ministro de finanzas, Pete Hoekstra, quien solicitó que la AMF y el DNB desarrollen pasos para la regulación. Hoekstra planea introducir el sistema de registro de inmediato.

De hecho, en diciembre, se le recomendó originalmente a Hoekstra que se debería poner en marcha algún tipo de sistema con permisos para las plataformas comerciales criptográficas. De esta manera, de acuerdo al nuevo informa, Hoekstra comenzó a seguir el consejo tan pronto como lo recibió.

El artículo señaló que, a raíz de la caída de los precios en las monedas digitales el año pasado, y de una menor euforia colectiva respecto al tema, las acciones enfocadas a proteger a los inversores se han vuelto menos urgentes en el país. Como consecuencia, se ha puesto un mayor énfasis en la prevención del lavado de dinero y la financiación del terrorismo a través de las criptomonedas.

El sistema de registro requerirá que las exchanges criptográficas y los proveedores de Wallets monitoreen, recopilen y almacenen las transacciones y datos de sus clientes en la plataforma. Sin mencionar que deberán informar cualquier actividad sospechosa a las autoridades apropiadas. Si un informe da como resultado el inicio de una investigación, los datos se recuperarán de la plataforma.

De esta manera, el banco central de los Países Bajos cree que tales medidas ayudarán a prevenir el lavado de dinero y las actividades relacionadas con el financiamiento del terrorismo.

Por lo tanto, para que cualquier proveedor de servicios relacionados con el cripto ecosistema reciba una licencia de operación, primero ingresará un período de prueba con el DNB. El DNB supervisará el servicio para asegurarse de que sea capaz de recopilar y almacenar los datos requeridos. Asimismo, NOS informa que se espera que alrededor de 30 empresas y organizaciones en los Países Bajos soliciten el registro.

Según la AMF y el DNB, las especulaciones de riesgo del mercado y el fraude relacionado con las criptomonedas se han vuelto “menos urgentes” debido a que la popularidad de la criptografía ha disminuido en los Países Bajos.

Sin embargo, cabe señalar que, la Unidad de Inteligencia Financiera del país declaró que las “transacciones inusuales” vinculadas a los cripto activos han aumentado de 300 a casi 5.000 por año. Es así como los reglamentos están destinados a ayudar a combatir los esquemas de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

No obstante, el nuevo sistema de registro propuesto no ha sido recibido con entusiasmo por toda la comunidad.

Richard Kohl, secretario de la Fundación Bitcoin de los Países Bajos, una organización sin fines de lucro que promueve la adopción de tecnología de la cadena de bloques en los Países Bajos, manifestó que las nuevas medidas causarán una “desventaja competitiva” para las nuevas empresas criptográficas que intentan establecerse junto a los bancos del país. Con el aumento del papeleo y el aumento de las tarifas, Kohl considera que el reglamento propuesto es un “gran paso atrás” para la cultura de innovación de los Países Bajos.

Kohl también cree que el sistema propuesto podría amenazar la privacidad de los usuarios: “los bancos y las instituciones financieras ya necesitan realizar un seguimiento de la información de clientes y transacciones”, explicó.

Cabe mencionar que los Países Bajos no poseen un historial hostil hacia la industria de las criptomonedas en el pasado. De hecho, han estado involucrado en la industria desde el 2016, cuando el país anuncio la apertura de su propio centro de desarrollo de la tecnología Blockchain.

criptomonedas

En agosto de 2018, De Nederlandsche Bank emitió una declaración sobre la criptomoneda, diciendo que, aunque no era ilegal, tampoco era “dinero”.

Sin embargo, los Países Bajos no son los primeros en tomar cartas sobre el asunto. Con el pasar del tiempo hemos observado cómo se han incrementado las angustias vinculadas al cripto ecosistema, así como ha aumentado la necesidad de establecer regulaciones que protejan al usuario.

De manera similar, a principios de este mes, la agencia tributaria de Dinamarca fue autorizada para recopilar información de tres exchanges criptográficas nacionales. La agencia podrá obtener nombres de comerciantes, direcciones e información fiscal en un esfuerzo por rastrear y corregir las pérdidas y ganancias de las monedas digitales no documentadas.

La semana pasada, el Banco de la Reserva de Sudáfrica (SARB) también propuso un sistema de registro de servicios de cifrado destinado a ayudar a las autoridades sudafricanas a tener una mejor idea del mercado para que puedan revisar el marco regulatorio existente.