Los verdaderos limites de la tecnología Blockchain

0

Cada relación pasa por una fase de “luna de miel” por un tiempo, generalmente al comienzo de cada una, donde todo es perfecto, como lo que siempre se soñó, y alucinante. En términos de tecnología, el público ha estado disfrutando esta fase con la cadena de bloques. Donde quiera que volteemos o nos metamos en la red, nos enteramos de un nuevo beneficio del libro mayor distribuido: la transparencia, seguridad, la capacidad de crear redes comerciales sin un tercero de confianza para casi cualquier cosa. Hasta ahora, la Blockchain ha sido el socio perfecto para muchos, o eso hemos escuchado. Pero, el mundo se esta comenzando a dar cuenta que no existen los cuentos perfectos, y todo tiene su final, pues estamos viendo los limites de la tecnología Blockchain.

La confianza sigue siendo un tema difícil, y el factor humano no es confiable.

Por mucho que todos elogiemos a la tecnología de cadena de bloques por su capacidad de mantener un registro documentado e inmutable del viaje de la granja a la mesa de nuestros hogares de los productos orgánicos, o la producción del traje italiano hecho con las medidas exactas del cliente, pero el hecho está en que en realidad la Blockchain no es tan segura como todos los medios lo indican.

Después de todo la cadena de bloques debe comenzar en alguna parte, y los puntos de datos que recibe se ingresa, por el eslabón más débil de una tecnología casi impenetrable, y sí, lo adivinó, es el ser humano.

Los siguientes son casos reales de como la tecnología ha fracasado por el eslabón más débil de los bloques, el factor humano, ya sea por error o por malicia.

  1. Un agente de control de calidad comprueba falsamente (por un simple error o con malicia) la calidad de los productos antes de enviarlos al extranjero. Al hacerlo inicia un falso positivo que se registrará y será inmodificable, cosa que la tecnología Blockchain no puede detectar.
  2. Un comerciante de arte verifica erróneamente una obra de arte como “original”. Como ha sido verificada e introducida dentro de los registros compartidos de la cadena de bloques, habrá algún propietario que pague una gran suma de dinero por una obra falsa.
  3. Una profesional de recursos humanos falsifica la revisión de un empleado, alguien que resulta ser su esposo. En el futuro, nadie, incluso los futuros empleadores por ser inmutable la información (o no tan fácil de modificar) ahí almacenada, no sabrán que contratarán a un empleado que suele beber alcohol dentro de las horas de trabajo.

Como ya se pudo haber dado cuenta, la Blockchain es tan confiable como sean las personas que almacenan los datos en ella, pero a menos que esté vinculado a otra tecnología, como el IoT, el IIoT o la inteligencia artificial, que verifiquen que los datos que están siendo almacenados sean verídicos, como el de sustancias químicas en los juguetes,  la contaminación que esta emitiendo una empresa, la frescura de los alimentos y una cantidad de medidas verificables, no se podrá hasta entonces confiar al 100% en los datos de las cadenas de bloques. 

Problemas de escalabilidad de la Blockchain:

La forma en que está diseñada la Blockchain es buena y mala al mismo tiempo. Por un lado, cada nodo en la cadena contiene toda pequeña parte de la historia que antecedió a ese nuevo registro, más su próximo siguiente paso, esto es un arma de doble filo, pues parece que es inmutable, seguro, transparente, pero, si se quiere procesar algo rápidamente, ahí las cosas se complican un poco. Debido a su diseño redundante la Blockchain es especialmente lenta una vez escala más allá de los primeros megabytes de información, puede llegar a ser tan lenta que algunos han pensado que el sistema ha colapsado, lo que podría hacer perder una oportunidad de negocio a aquellos mercados que necesitan la rapidez del procesamiento de datos para poder generar ganancias.