¡En búsqueda de la independencia! Las Islas Marshall han tomado la decisión de emitir su propia moneda digital basada en la Blockchain, el Marshallese sovereign (SOV).

Las islas Marshall se trata de una nación insular y un estado asociado de Estados Unidos, la cual ha utilizado el dólar estadounidense como moneda oficial desde que obtuvo su independencia como país democrático en 1979.

El asunto es que se ha estimado que la dependencia del estado de las subvenciones de los Estados Unidos asciende a alrededor de 70 millones de dólares cada año, podremos coincidir en que se trata de un gran problema para la nación. Por consiguiente, se puede señalar el importante paso que está dando la nación insular.

De esta manera, la intención de emitir una moneda digital soberana por parte de las Islas Marshall fue anunciada a través de un ensayo publicado a través de Coindesk escrito por David Paul, Ministro de Asistencia al Presidente y Medio Ambiente de las Islas Marshall.

En dicho ensayo se enfatizan tres decisiones claves, “Primero, que la moneda se basaría en la tecnología Blockchain; esto es vital para nosotros en las Islas Marshall, por las razones que detallaré a continuación. Segundo, que el crecimiento de nuestra oferta monetaria sería predeterminado y a prueba de manipulaciones. Y, por último, pero no menos importante, ese cumplimiento se incorporaría al protocolo monetario en sí, mientras se mantiene la privacidad de las personas.”

Así continúa Paul alabando la tecnología Blockchain, exaltando la capacidad de realizar transacciones que sean rápidas, simples y baratas.

Las autoridades de la isla tienen la convicción de que las soluciones centralizadas no son viables en un país de poco más de 50.000 personas que se encuentran repartidas en más de 1.000 islas del Pacífico. De aquí proviene su encanto en la tecnología Blockchain.

Asimismo, Paul señala que la cadena de bloques le permite al Estado ser mucho más eficiente, ya que automatiza gran parte de sus obligaciones, lo cual evidentemente reduce los costos asociados.

Por otro lado, en cuanto a las especificaciones de la nueva moneda digital soberana, han decidido implementar una oferta monetaria fija con un crecimiento fijo.

“Nuestra oferta de dinero crecerá a un 4% sostenible cada año, siguiendo la regla k% de Milton Friedman. El nuevo SOV se distribuirá automáticamente a los titulares de divisas y las entidades descentralizadas que aseguran la red. Esto significa que en el gobierno no podemos modificar la oferta monetaria, y no podemos manipular el valor de nuestra moneda imprimiendo más dinero”, señaló Paul en el ensayo.

De esta manera, Paul aseguró que las Islas Marshall se encuentran trabajando mano a mano con organismos reguladores internacionales precisamente con el objetivo de que SOV cumpla con todos los requisitos y, por lo tanto, pueda encajar en el sistema financiero internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.