El mercado de los cajeros automáticos de Bitcoin ha crecido exponencialmente, de hecho, las compañías ubicadas en el sector afirman que su mercado se encuentra bastante bien.

Un informe publicado recientemente por ValueWalk concluyó que el número de cajeros automáticos de Bitcoin en todo el mundo ha superado los 4 mil, no obstante, el mercado no se conforma con esto y su demanda continúa creciendo rápidamente.

Cabe mencionar que, el aumento en la cantidad de cajeros automáticos de Bitcoin se produce en un periodo durante el cual las empresas de criptomonedas están priorizando el cumplimiento de estrictas políticas relacionada con Know Your Customer (KYC) y Anti Lavado de Dinero (AML)

De acuerdo a CoinDesk, Matias Goldenhörn, director de operaciones para América Latina en el operador de cajeros automáticos Athena Bitcoin, expresó que tales cajeros automáticos se están “convirtiendo en una alternativa real a los bancos” para diversos usuarios en mercados emergentes.

“Las máquinas han demostrado ser resistentes a las fluctuaciones de los precios del cripto mercado”, dijo.

Es esta la razón por la que podríamos sospechar que economías como la venezolana estén contribuyendo en gran medida al auge de este sector. La explicación es simple: la economía venezolana junto con la situación política ha llevado a sus ciudadanos a abrigarse en las criptomonedas para sobrevivir.

¿Cuál es la razón detrás de la creciente demanda?


Coin ATM Radar estima que ahora hay 4.213 máquinas ATM de criptomoneda implementadas en todo el mundo, la mayoría de las cuales ofrece Bitcoin en forma estricta, en comparación con aproximadamente 471 máquinas en todo el mundo en enero de 2015.

Sin mencionar que en la actualidad algunas de estas máquinas también incluyen soporte para una amplia gama de activos digitales, lo cual ofrece una vía para la participación en mercados de criptomoneda más amplios sin depender únicamente de las exchanges basados ​​en la web.

Hay que señalar que ShapeShift, una Exchange de criptomonedas con sede en Suiza, recibió 18 solicitudes de citación por parte de las autoridades de Estados Unidos en 2018. Aunque la cantidad de solicitudes fue mucho menor que la de Kraken, fue relativamente alta dado el hecho de que ShapeShift no es una corporación estadounidense.

De esta manera, el aumento de la demanda y la popularidad de los cajeros automáticos de cripto activos coincide con los esfuerzos del G20 por regular al cripto ecosistema con marcos regulatorios mucho más estrictos.

La mayoría de los principales mercados de cripto activos, como Japón y Corea del Sur, han implementado nuevas políticas respecto al monitoreo de transacciones, vigilancia de usuarios y prevención de fraudes desde 2017.

Por consiguiente, los cajeros automáticos de criptomoneda ofrecen una alternativa a las cripto exchanges que han sido estrictamente reguladas al permitir que tanto los compradores como los vendedores compren o vendan criptomonedas como Bitcoin con una identificación mínima.

Pero, hay algunas desventajas de los cajeros automáticos de Bitcoin, especialmente para usuarios regulares y experimentados. Las tarifas en las transacciones de Bitcoin en cajeros automáticos están basadas en porcentajes en la mayoría de los casos, lo que lleva a tarifas sustancialmente más altas que en las exchanges de criptomonedas.

De acuerdo a CoinDesk, Jorge Farias, un expatriado venezolano y director ejecutivo de Cryptobuyer, con sede en Panamá, expresó que la demanda de cajeros automáticos de bitcoin para soportar criptomonedas como dash está impulsada en gran medida por iniciativas educativas patrocinadas en América Latina, el cual contiene mercados emergentes como Venezuela, que actualmente está agobiado por la paralización de la inseguridad financiera y política.

Es por eso que, como informamos anteriormente, Farias se está preparando para abrir el primer cajero automático de Bitcoin de Venezuela, específicamente en Caracas, a principios de febrero, que también incluirá soporte para otras criptomonedas.

La máquina ya se encuentra operativa, no obstante, Farias señaló que, por razones de seguridad, es importante que la inquietud actual y la creciente demanda de bitcoin se estabilicen ligeramente antes del lanzamiento público.

Jorge Farias

Sean Keefe, el socio gerente de Straight Up Capital, expresó que Bitcoin tiene el potencial de convertirse en una parte clave del sector de comercio electrónico, lo que puede contribuir a la creciente demanda de cajeros automáticos de Bitcoin.

“El comercio electrónico ha terminado. La criptomoneda es el futuro. Compañías como Overstock.com solo están haciendo transacciones con Bitcoin, y otros conglomerados digitales como Amazon y Facebook saben que el cofre de la guerra está llegando. Al igual que aol.com era un nombre de marca a mediados de los años 90, Bitcoin es solo el comienzo de muchas marcas por venir que ofrecerán el mismo servicio. Es solo una cuestión de tiempo antes de que todos tengan una opción de Bitcoin en sus dispositivos móviles”, dijo Keefe.

Esta combinación de la demanda del mercado y las nuevas capacidades técnicas ha permitido que las máquinas de cajeros automáticos se conviertan en una anomalía en la industria más amplia: un sector en el que el uso y las ganancias realmente están creciendo.

No le puedes agradar a todos


En Corea del Sur, por ejemplo, a pesar de ser uno de los mercados más grandes de criptomonedas junto con Estados Unidos, Japón y Europa, el uso de los cajeros automáticos de Bitcoin ha disminuido en los últimos dos años.

Tal vez una clave para el éxito a largo plazo de los cajeros automáticos de Bitcoin es reducir las tarifas de transacción y proporcionar tasas de conversión razonables.

Demanda impulsada por la crisis


Aunque la mayoría de los cajeros automáticos de bitcoin se encuentran actualmente en América del Norte, la demanda de los mercados latinoamericanos está creciendo a un ritmo vertiginoso, dicen los operadores.

Según Goldenhörn, Athena Bitcoin obtuvo $ 3 millones en ganancias netas en 2018, después de instalar 25 máquinas nuevas en América Latina, en parte debido a que la diáspora venezolana en Colombia y Argentina difundió la conciencia de cómo las personas no bancarizadas aún pueden usar los cajeros automáticos de Bitcoin.

“En los Estados Unidos, nuestros clientes utilizan predominantemente nuestras máquinas para comprar bitcoin”, dijo Goldenhörn. “En Colombia, por ejemplo, es al revés, la gente usa el cajero automático para retirar efectivo”.

Si Athena Bitcoin puede recaudar una ronda de la Serie A de 7 millones de dólares, para la cual la startup con sede en Chicago está recaudando fondos, Goldenhörn dijo que el plan es desplegar hasta 150 cajeros automáticos de bitcoin en toda América Latina en 2019. Más interesante aún es que podemos reconocer que esta no sería la primera compañía en darse cuenta de la oportunidad en la región.

Cuando las tasas de inflación en Argentina aumentaron por encima del 46 por ciento en 2018, por no mencionar la crisis económica de Venezuela, Farias recaudó un monto no revelado de la firma sudafricana de capital de riesgo Invictus Capital para lanzar un nuevo sector de su negocio con seis cajeros automáticos de bitcoin en Panamá.

Farias apunta a construir una red transnacional trabajando con Lamassu y General Bytes como socios de manufactura y el gigante de comercio electrónico MercadoLibre para ubicaciones privilegiadas.

De hecho, cabe mencionar que entre los planes de Cryptobuyer en 2019, se encuentra abrir 10 cajeros automáticos más en Argentina, 10 en México y 10 en Venezuela, ya que Farias señaló que la inflación impulsó la demanda de acceso a bitcoin entre las comunidades no bancarizadas locales.

“En este momento, la atención se centra en México y Argentina, que tienen importantes poblaciones de inmigrantes de Venezuela”, dijo Farias.

Faria contó una anécdota digna de analizar y es que un día una señora de 65 años se acercó a una de las ubicaciones de CryptoBuyer en Panamá con un papel en el cual se observaba un código QR impreso; al preguntarle que deseaba la señora manifestó que su hijo le dijo que a través de ese papel ella podría enviarle dinero para Venezuela.

Hecho interesante ya que probablemente sea la realidad de muchos venezolanos en el exterior quienes buscan enviar remesas en dólares a Venezuela, sin embargo, las limitaciones y controles ofrecidos por el país los obliga a buscar canales secundarios. Para poner en perspectiva, se estima que en 2018 ingresaron al país $ 6 mil millones producto del éxodo venezolano.

Para pequeños montos de transacción, esta metodología de envío parece volar bajo el alcance de las regulaciones de transmisión de dinero en Panamá. Sin embargo, Farias admitió que su equipo a menudo está en contacto con los reguladores locales porque el panorama de cumplimiento podría cambiar en un futuro cercano.

“Nos permiten trabajar porque no hay una regulación específica en este momento, por lo que siempre estamos buscando nuevas regulaciones”, dijo.

No es de extrañar el especial interés que tiene Farias en la economía venezolana. Cabe recordar que Venezuela, después de Rusia, es el país que más Bitcoins se negocian a través de la plataforma P2P conocida como LocalBitcoins, de hecho, le gana a Estados Unidos.

Tomaremos como muestra lo ocurrido durante la semana de Navidad, entre el 22 y 29 de diciembre de 2018, justamente por ser la semana en la que se registró el mayor volumen en la corta historia de las transacciones de Bitcoin en Venezuela. Según refleja CoinDance, en esos 7 días se intercambiaron 1974 BTC, que serían el equivalente a USD $7,5 millones (si tomamos el promedio de precio del BTC para el momento que fue de alrededor de USD 3.800).

Esto significa que cada uno de los días de esa semana se comercializó en Venezuela USD $1 millón a través de LocalBitcoins. La cifra, repetimos, es doblemente asombrosa si recordamos que muchos venezolanos sobreviven con apenas 0,2 dólar al día.

Entonces, mientras en Venezuela se comercializaron 1974 BTC en la semana de Navidad, en Colombia se intercambiaron en la misma fecha 759 BTC. El tercer país por volumen fue Perú, donde se comercializaron 251 BTC. Le siguieron México con 115 BTC, Brasil con 95 BTC, Chile con 60 BTC y Argentina con 49 BTC.

De esta manera, queda demostrado como Venezuela representa un gran potencial para las compañías de cajeros automáticos de Bitcoin.

No todo puede ser color de rosas


A medida que más personas utilizan los cajeros automáticos de Bitcoin para convertir efectivo y realizar transacciones a través de las fronteras, el panorama regulatorio opaco presenta obstáculos cada vez más abruptos.

En octubre pasado, la policía india arrestó al cofundador de la bolsa de valores de la India Unocoin después de que la empresa abriera un cajero automático de criptomonedas de activos múltiples en Bangalore. El cofundador de Unocoin, Sathvik Vishwanath, quien fue liberado porque no violó ninguna ley en particular, manifestó que la policía confiscó la máquina porque no estaba claro si los operadores necesitaban una licencia.

Dichas complejidades regulatorias están compuestas por preguntas sobre si ciertas criptomonedas se clasifican como valores no registrados de acuerdo con las leyes locales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.