“Alipay, Libra, M-Pesa, Paxos, Stablecoins, WeChat Pay, Zelle… Todas estas, y muchas otras más, han aumentado considerablemente su popularidad porque, nosotros los consumidores y los policymakers cada día las tenemos más en cuenta. Pero, ¿cómo deberíamos de pensar sobre estas nuevas formas de dinero? ¿Son dinero o, mejor dicho, eso realmente importa? …” Así comienza el nuevo informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) redactado por Tobias Adrian y Tommaso Mancini Griffoli bajo el nombre de “The Rise of Digital Money”

Precisamente, el nuevo informe busca responder esas preguntas con el objetivo de ofrecer un marco conceptual para categorizar el nuevo dinero digital, identificar algunos de sus riesgos, pensar sobre sus implicaciones y ofrecer algunas opciones de políticas que los Bancos Centrales podrían considerar.

Así es, este nuevo e importante informe, publicado el lunes, analiza cómo las empresas tecnológicas han aumentado su competencia con las principales instituciones bancarias, sin mencionar la lucha entre el efectivo y los depósitos bancarios con el e-money.

Antes de avanzar, es relevante definir qué es eMoney, el mismo Tobias Adrian, en otro informe titulado “Stablecoins, Central Bank Digital Currencies, and Cross-Border Payments: A New Look at the International Monetary System” publicado en mayo de este año, lo define como un medio de pago totalmente respaldado en moneda fiduciaria.

“eMoney también incluye una versión de “stablecoins” que está totalmente respaldada o garantizada por moneda fiduciaria, lo que algunos llaman “moneda fiduciaria digital”. eMoney se puede intercambiar a través de una aplicación en su teléfono celular, tanto entre individuos como empresas, con facilidad y efecto inmediato.”

De esta manera, el informe asegura que, las instituciones financieras sentirán las presiones del e-money y deberán de ser capaces de ofrecer un servicio más atractivo o un producto similar si quieren sobrevivir. Mientras que, los policymakers deberán de estar preparados para el cambio que se aproxima.

De hecho, los autores aseguran que lo más probable es que los bancos se queden atrás, ya que las nuevas empresas que ofrecen estos novedosos métodos de pago pueden convertirse en bancos y utilizar la ventaja que poseen sobre los datos para ofrecer créditos específicos.

Asimismo, señala el rol de gran relevancia que van a jugar los Bancos Centrales en el futuro, ya que, como lo explica el informe, la política que estos decidan adoptar tendrá especial influencia en la adopción de las nuevas tecnologías. De esta manera menciona el uso de las CBDC como una política que podrían seguir los Bancos Centrales.

El documento se encuentra dividido en cuatro partes: Los diferentes tipos de modelos del dinero digital, la adopción puede ser extremadamente rápida, el potencial impacto del dinero digital en el sector bancario y, la última parte, considera cómo los bancos centrales podrían responder ante la inminente tecnología.

De esta manera, expresaremos en un breve resumen algunas de las conclusiones más relevante:

Un marco conceptual: “Como si viviéramos en el futuro”


En esta sección el autor da un abreboca acerca de los distintos medios de pago, comparando y contrastando cada uno de ellos. Una vez establecido el marco conceptual los divide en cinco: 1. Dinero emitido por el banco central 2. ¡Las criptomonedas! 3. B-money, que también es utilizado por los bancos, señala el autor. 4. El e-money, y, por último, pero no menos importante, 5. I-money.

El dinero emitido por el banco central es el comúnmente usado por todos los terrestres que sus operaciones diarias como el dólar estadounidense o el euro, como es un concepto bastante sencillo de manejar, aquí nos centraremos en aquellos que tal vez usted no conozca:

  1. Las criptomonedas: ¡Las grandiosas criptomonedas! Pues sí, el autor del FMI las define como una unidad de cuenta que es creada de forma descentralizada y comúnmente respaldada por la Blockchain. Si desea indagar más sobre las criptomonedas y la tecnología Blockchain, al final del artículo encontrará enlaces de interés.
  2. B-money: este es comúnmente utilizado por los bancos comerciales. Este concepto fue presentado por Wei Dai, ingeniero informático y graduado de la Universidad de Washington. Él lo describió como “un esquema para que un grupo de seudónimos digitales no rastreables se paguen unos a otros con dinero y hagan cumplir los contratos entre ellos sin ayuda externa”.
  3. E-money: como anteriormente mencionamos, y como se señala en el informe, es el nuevo jugador predominante en este sector. Se asocia con los servicios que presta WeChat en China, Paytm en India, y existen otras formas de e-money que se encuentran basadas en la Blockchain como Paxos, Tether, entre otras stablecoins.
  4. I-money: De acuerdo al autor, este es el nuevo potencial método de pago. Es “equivalente al e-money, excepto por una característica muy importante: ofrece variable value redemptions en una moneda”

¿Con qué velocidad entraremos en la nueva era?


De acuerdo a los autores del informe, “si los medios de pagos tienen un valor estable en la unidad de cuenta que es más relevante para los usuarios, es mucho más probable que sea ampliamente adoptado”

Claramente las criptomonedas son las más riesgosas, ya que ofrecen los retornos más altos, lo cual está asociado a la volatilidad. En contraposición, las CBDC, que son las criptomonedas emitidas por los bancos centrales, son perfectamente estables; señala el informe.

Sin embargo, en cuanto al e-money, de acuerdo a la nota, este no puede ser tan estable como lo es el b-money o el dinero que es emitido por los bancos centrales. Pero, Tobias concluye que su adopción puede ser rápida debido a su gran atractivo como método de pago. Asimismo, señala que, esto dependerá principalmente de las circunstancias de cada país.

Los bancos tiemblan


Aquí el autor señala muchas de las preocupaciones que todos conocemos que existen en el cripto ecosistema y sus alrededores, desde cómo regular a las grandes compañías tecnológicas que desean ofrecer servicios financieros hasta qué sucederá con los bancos tradicionales.

De hecho, el día de hoy el proyecto de Facebook, Libra, se encuentra defendiéndose con todo lo que tiene ante el Senado de Estados Unidos. Relacionado a lo anterior, recientemente se emitió una propuesta de ley que busca impedir que las grandes compañías tecnológicas funjan como bancos comerciales. Si desea leer más sobre los hechos anteriores, al final del artículo podrá encontrar sus respectivos enlaces.

Sin embargo, al final el mundo se adapta y evoluciona, lo mismo tendrá que hacer todo aquel que no quiere quedar en el cajón de los olvidados. Los bancos pueden ofrecer servicios rivales vinculados al e-money, pero el autor se plantea la siguiente pregunta: ¿podrán los bancos adaptarse rápidamente? Podemos suponer que algunos sí, lo que es cierto es que otros quedarán atrás.

Asimismo, al final, el documento publicado por el FMI propone una solución denominada “CBDC sintético”, bajo el cual un banco central ofrecería servicios de liquidación a proveedores de dinero electrónico, incluido el acceso restringido a las reservas del banco. Si, así como suena es algo riesgoso, pero, de acuerdo al informe, podría ser una solución menos costosa que le permitiría al sector privado mantenerse innovando e interactuando con los clientes, mientras que el Banco Central ofrece algo vital, la confianza.

Al final esto se trata tan sólo de un breve resumen realizado de la investigación y el estudio escrito por Tobias Adrian y publicado por el FMI, por lo que podrán encontrar el enlace al final del articulo si desean indagar con mayor profundidad en el tema.

Veamos el contexto en el que es publicado el informe del FMI


Como expresamos anteriormente, el estudio está destinado a concluir el potencial que tiene el e-money para revolucionar el mundo financiero, recordando que, podemos asociar el e-money con las stablecoins como Libra, la criptomoneda lanzada recientemente por Facebook.

Sin embargo, la nota del FMI es publicada en un momento en el cual, Estados Unidos se encuentra atacando con toda su armería pesada al proyecto de Facebook debido a las preocupaciones que ha traído al cripto ecosistema. Por lo cual, vale la pena hacerse las siguientes preguntas: ¿realmente las instituciones bancarias se dejarán arrebatar el poder monopólico por compañías como Facebook? ¿El potencial de la nueva tecnología será lo suficientemente grande para salir victoriosa?

Por supuesto debemos señalar que, es reconfortante saber que organismos internacionales como el FMI se encuentran investigando acerca de las criptomonedas, la Blockchain y el futuro de las finanzas. Debemos de estar preparados para el futuro.

Enlaces relacionados


¿Qué son las criptomonedas? Viviendo una revolución financiera

¿Qué es Libra? La esperada criptomoneda de Facebook

David Marcus de Facebook: ¡Tranquilos! Facebook respetará la privacidad

Estados Unidos sigue arremetiendo contra Facebook: ¡Nuevo proyecto de ley!

The Rise of Digital Money por Tobias AdrianTommaso Mancini Griffoli

Stablecoins, Central Bank Digital Currencies, and Cross-Border Payments: A New Look at the International Monetary System 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.