La agencia encargada de la recaudación de impuestos en el Reino Unido (HMRC, por sus siglas en ingles), ha publicado una lista detallada de normas que establecen todo un marco tributario detallado en el cual se explica cómo se regirá los activos cifrados (criptomonedas) y como las personas pueden ser gravadas con impuestos sobre la tenencia de las mismas con el fin de que estos inversionistas paguen impuestos sobre dichas carteras.

La agencia gubernamental, Su Majestad de Ingresos y Aduanas (HMRC), responsable de recaudar impuestos, supervisar y diseñar todas las políticas de las finanzas, así como otros aspectos de las arcas de la nación.

El informe se enfoca específicamente en cómo se les cobrará impuestos a aquellos inversionistas que poseen criptomonedas, pero no describe el esquema de impuestos para los tokens que se encuentran en manos de empresas o con fines comerciales. La orientación sobre eso se publicará en una fecha posterior.

Por su parte  Crytoasset Taskforce (CATF, por sus siglas en ingles), una iniciativa del gobierno del Reino Unido, establecida por Exchequer Philip Hammond para “gestionar los riesgos relacionados con los cripto activos”, apunta en una declaración que el documento publicado por la HMRC  sigue informes anteriores del gobierno del Reino Unido, que tratan los activos de criptografía más como propiedad que como una forma de dinero, es decir que este ente gubernamental, no considera que los activos criptográficos sean moneda o dinero.

Es importante mencionar que dicho informe también explica que los razonamientos fiscales de un token se basan en el caso de uso del mismo, en lugar de solo su definición.

Señala este documento que considera la tributación de tokens de intercambio (como Bitcoin) y no considera específicamente los tokens de utilidad o seguridad. Para los tokens de seguridad y utilidad, esta guía proporciona nuestros principios iniciales, pero es posible que deba adoptarse un tratamiento fiscal diferente, explica el informe de la HMRC.

El documento también deja claro que los inversores que compran tokens simplemente para aumentar su valor, tendrán que pagar el impuesto sobre las ganancias de capital, al momento de la venta. De lo contrario, aquellos sujetos que obtengan tokens a través de pagos, minería, lanzamientos aéreos u otros métodos deberán pagar tanto los impuestos sobre la renta como las cotizaciones a los seguros nacionales.

El documento también entra en los detalles de los negocios específicos de impuestos:

“Como se señala con más detalle a continuación, puede haber casos en que la persona realice un negocio que efectúe una operación financiera de cripto activos y, por lo tanto, tenga ganancias comerciales imponibles. Es probable que esto sea inusual, pero en tales casos, el Impuesto sobre la renta tendrá prioridad sobre las reglas del Impuesto y sobre las ganancias de capital. HMRC publicará información separada para las empresas en el momento debido”.

En lo personal, HMRC no considerará que la compra y venta de criptomonedas, sea lo mismo que el juego, antes de entrar en “cómo y cuándo” sus activos se consideran valores. Esencialmente, los inversionistas pueden juntar sus activos para simplificar el proceso de tributación. Luego, en lugar de hacer cálculos individuales, pueden mirar el grupo y generar un total a partir de ese número y compararlas con el valor al final del período impositivo.

Posteriormente, el informe posa la mirada en la tecnología de la cadena de bloques y en cómo los procesos como los hard forks podrían impactar los impuestos. Los hard forks son cuando una cadena de bloques se divide en otra con el propósito de mejorar. Cuando una cadena se divide, se crea un nuevo token, lo que podría causar cierto desorden con respecto a los impuestos. El documento aclara esto:

“Los nuevos cripto activos solo se pueden eliminar si el intercambio reconoce los mismos. Si el intercambio no reconoce la nueva criptomoneda, no cambia la posición de la cadena de bloques, lo que mostrará a un individuo como propietario de las unidades del nuevo cripto activo. HMRC considerará los casos de dificultad a medida que surjan”.

Existen otras previsiones para las criptomonedas que pierden significativamente su valor, o si se roban o son estafados los tokens. Incluso hay una política para los inversores que pierden sus claves privadas. Luego se considera que estas carteras de usuarios tienen un “valor insignificante”, en el que pueden solicitar reclamar una pérdida.

Si bien no es perfecto, estas políticas son un buen comienzo. Otros países interesados ​​en las criptomonedas deben seguir su ejemplo. Dicho esto, es esencial que estas políticas presenten un enfoque equilibrado para no asustar a los inversores actuales, mientras que logra hacer que los nuevos inversionistas se sientan seguros de participar en un mercado como este.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.