Los yihadistas están tratando de recaudar dinero a través de Bitcoin. Y esta vez, sus esfuerzos han dado algunos frutos.

La semana pasada, el ala militar de Hamas conocida como Brigada al-Qassam, pidió a sus partidarios que los apoyaran enviando Bitcoin (BTC) al grupo. Cabe recordar que Estados Unidos designó a Hamas como un grupo terroristas en 1997 y evidentemente cerró todas las organizaciones benéficas que tenían como objetivo financiar al grupo.

Desde 2007, la organización yihadista ha gobernado la Franja de Gaza. Sin embargo, ha estado bajo presión financiera en los últimos años, en gran parte debido a las sanciones aplicadas al grupo por el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, pero también debido a la disminución del apoyo de Irán, el vecino Egipto que cierra túneles de contrabando y la presión económica de los Estados Unidos, Europa, Israel y algunos países árabes.

Un representante del ala militar de Hamas, las Brigadas Izz ad-Din al-Qassam, dijo:

“Apoyar financieramente la resistencia a través de la moneda de Bitcoin”.

Casi 2 millones de palestinos viven en la Franja de Gaza, e independientemente de la opinión que pueda tener sobre su gobierno y el conflicto entre Israel y Palestina, la mayoría de esos casi 2 millones de personas no se consideran terroristas, y el bloqueo contra la Franja de Gaza está dejando a las personas que viven allí indigentes.

De esta manera, poco después de anunciar su crowfund a través de Bitcoin, el grupo publicó en las redes sociales su dirección de cartera a la cual los partidarios podrían enviar fondos. De acuerdo a un informe publicado el domingo por Globes, Hamas acaba de recibir dos donaciones a su billetera bitcoin en Coinbase. Las donaciones, por un total de $ 2,500 USD en BTC, se originaron en una fuente desconocida en la ciudad de Khan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza.

Cabe señalar que el informe de Globes señala que las donaciones a Hamas son una violación de los términos de servicio de Coinbase. Sin embargo, por el momento, Coinbase no ha emitido ningún comunicado.

En tan solo un día, la cripto wallet de Hamas recibió aproximadamente 900$, aunque no se puede verificar si todos los fondos provinieron de terceros. La mayoría de las donaciones fueron menos de $ 100, aunque algunas fueron más grandes. Luego, días más tarde, el grupo publicó una dirección de Bitcoin adicional

Puede parecer que solo se trata de unos cuantos miles de dólares, sin embargo recibir esa cantidad tan rápidamente es notable, especialmente si las donaciones continúan a ese ritmo. Lo interesante es que este no sería el primer grupo en emprender una acción de este tipo, sin embargo el éxito que ha tenido Hamas es notable tal vez porque se trata de un grupo mucho más conocido.

Un aspecto interesante es que Hamas parece entender que muchos de sus partidarios son nuevos en las criptomonedas. El grupo publicó un video de “Cómo comprar Bitcoins” como parte de su campaña.

El video, usando subtítulos en árabe, guía a los partidarios a través de la navegación en un sitio web una Exchange de criptomonedas hasta la compra de bitcoins para enviar al grupo. Esto muestra cierta habilidad por parte de los organizadores de la campaña, que son conscientes de la ayuda para la incorporación necesaria para reducir la barrera a la financiación de Bitcoin. Este tutorial probablemente también explica la respuesta rápida en las donaciones.

Hace un año, hubo múltiples casos de grupos yihadistas que ejecutan campañas de financiación colectiva de criptomonedas. En ese momento, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos no tenía medios claros para castigar este tipo de comportamiento. No obstante, ahora está agregando billeteras digitales a su lista de sanciones de Nacionales Especialmente Designados (SDN). De hecho, el Tesoro designó dos carteras de ransomware iraníes en noviembre de 2018, la primera vez que las direcciones de Bitcoin se pusieron en la lista SDN.

El Tesoro debe designar la billetera digital de las Brigadas al-Qassam lo antes posible. Además tendrá que abordar las jurisdicciones que pueden tener lagunas que protegen a los terroristas o criminales de la presión de las sanciones de los Estados Unidos.

¡No todo es malo!


No es de extrañar que este tipo de informes se alinea con una campaña sostenida de propaganda en contra de Bitcoin y, en general, contra las criptomonedas por parte de los medios de comunicación masivos.

Entre los muchos temores y preocupaciones relacionados con Bitcoin es que su naturaleza anónima y descentralizada, sin autoridad de gobierno, lo hace adecuado para propósitos infames. Pero, ¿quién supervisa a los supervisores?

El cofundador de Whitestream, Itsik Levy, le dijo a Globes que “al exponer actividades ilegales, se podría decir que la cadena de bloques en sí hace la mayor parte del trabajo. Toda la actividad en la red está registrada y documentada, por lo que puede leerse en una etapa posterior”.

De esta manera Whitestream espera que al informar sobre la situación este contribuyendo a ponerle un alto al financiamiento del terrorismo y demás actividades ilícitas a las que lamentablemente se encuentran relacionadas las criptomonedas y, de esta manera, limpiar el nombre de la tecnología.