El lunes los suecos amanecieron con que la cuenta de Twitter del partido político más grande del país y también del partido gobernante, ya que actualmente el que ocupa el cargo de primer ministro pertenece a los socialdemócratas, había sido despojada por un pirata informático que aprovechó la breve oportunidad para publicar noticias falsas sobre el bitcoin. Esto según Sveriges Televisión AB.

La cuenta de las redes sociales (@socialdemokrat) de los socialdemócratas gobernantes de Suecia claramente ha sido pirateada, con alguien que publica tweets sobre, por ejemplo, violaciones y aumento de impuestos. El tiempo en que la cuenta estuvo secuestrada por estos pirata alcanzo cerca de 30 minutos.

Entre unas de las tan informaciones falsas esta que la cuenta de Twitter secuestrada declaró que Bitcoin se había convertido en la moneda nacional de Suecia. Sí, así como lo lees. Llegaron a informar que se había abolido la corona sueca y que había sido reemplazada con Bitcoin, ¡es hora de comprar!

Por otra parte el nombre de la cuenta de Twitter también se cambió de Socialdemokraterna a “Bitcoin Demócratas”.

Fuente: Expressen.se

Asimismo, los hackers también dieron un paso más y editaron el símbolo del partido de los socialdemócratas incluyendo el símbolo de Bitcoin.

Se compartieron más de 20 tweets sobre una variedad de temas antes de que la parte recuperara el control de la cuenta.

Por su parte los socialdemócratas toman de nuevo control de su cuenta de Twitter y han eliminado los tweets enviados por estos piratas informáticos.

“Nos contactamos con la policía de inmediato y estamos trabajando con Twitter”, dijo un portavoz del partido social demotraca a la BBC, y añadió “Los ataques a los partidos políticos son ataques a la libertad de expresión y la democracia por lo que hacemos todo lo posible para evitar este tipo de intrusiones”.

Lo que no está muy claro es si la cuenta de Twitter que cuenta con más de 84.000 seguidores tuvo un algún tipo de impacto en el precio de bitcoin, lo que especuladores han nombrado como una forma “bombeo” para la criptomoneda. Lo cierto es que, aun cuando la cuenta estaba en manos de los hackers, el Bitcoin se mantuvo relativamente estable manteniendo un rango de $ 5.040 a 5.280.

Más aun aparte de la supuesta proclamación de bitcoin, los hackers también aprovecharon la oportunidad para divulgar otras noticias falsas. Esto incluía tuitear que el cannabis se había legalizado en Suecia. Además, de la misma manera tuitearon que el actual Primer Ministro Stefan Lofven había renunciado para unirse al ejército.

“El cannabis ya es legal en Suecia”

Los hackers también usaron la plataforma para hacer amenazas contra los musulmanes, criticar la inmigración y bromear sobre despedir a una feminista prominente. Es totalmente posible que sea el producto del trolling, pero si es así, se trata de trolls que reflejan vistas de extrema derecha.

Desde 2015, cuando más de 163.000 personas presentaron solicitudes de asilo en el apogeo de la crisis migratoria de Europa, el país escandinavo se ha convertido en un elemento habitual en las discusiones internacionales de extrema derecha.

Los nacionalistas demócratas de Suecia se han convertido en una fuerza electoral más pronunciada, aprovechando la inseguridad generalizada sobre la inmigración.

Ahora la pregunta general del público, es saber si esto fue una estafa o solo una travesura para dañar la imagen del partido socialdemócrata en Suecia. Si bien la policía sueca aún no ha revelado el motivo de estos piratas informáticos, parece no haber sido el propósito de los hackers estafar a otros, como en otros incidentes similares. Más bien, su objetivo según parece ser, es de avergonzar al partido político y al mismo tiempo incitar una controversia entre sus partidarios.

Fuente: Expressen.se

Por ejemplo, el año pasado, los piratas informáticos tomaron la cuenta de Twitter de Google para promocionar un sorteo en criptomonedas, lo que sería declarado como estafa por parte de Google. Concretamente, los piratas apuntaron a la cuenta de Twitter de Google G Suite, que tenía más de 800.000 seguidores en ese momento. Al igual que con todas las otras estafas de sorteos criptográficos similares, los secuestradores prometieron enviar a los participantes 10 veces la cantidad de bitcoins que enviaron con el fin de “obtener” su dirección.

También otras víctimas de alto perfil han incluido al minorista estadounidense Target, así como a la editorial estadounidense Pantheon Books. En el caso de este último, los piratas informáticos accedieron a la cuenta de Twitter del editor y cambiaron el nombre de la misma a Elon Musk, una de las personalidades utilizadas habitualmente por las estafas de sorteos criptográficos como carnada.