Durante años, Google ha dedicado gran parte de su trabajo a advertir a los usuarios sobre los desastres naturales que pudiesen suceder mediante la incorporación de alertas de agencias gubernamentales como FEMA en aplicaciones como Maps y Search. Ahora, la gigante tecnológica está haciendo sus propias predicciones. Como parte de una asociación con la Comisión Central del Agua de la India, Google ahora alertará a los usuarios en el país sobre inundaciones inminentes a través del uso de IA. El servicio solo está disponible actualmente en la región de Patna, y la primera alerta sale a principios de este mes.

Yossi Matias, vicepresidente de Google, resume en una publicación de blog, estas predicciones se realizan mediante una combinación de aprendizaje automático, registros de precipitaciones y simulaciones de inundaciones.

“Una variedad de elementos, desde eventos históricos, lecturas de nivel del río hasta el terreno y la elevación de un área específica, alimentan nuestros modelos”, se lee en el blog. “Con esta información, hemos creado modelos de pronóstico de crecidas fluviales que pueden predecir con mayor precisión no solo cuándo y dónde puede ocurrir una inundación, sino también la gravedad del evento”.

Google emite estas advertencias a través de lo que llama  Google Public Alert , un sistema para notificar a sus usuarios en situaciones de emergencia como una inundación, integrado en la Búsqueda de Google , Google Maps y Google Now.

El gigante tecnológico estadounidense anunció su asociación con la Comisión Central del Agua en junio. Las dos organizaciones acordaron compartir experiencia técnica e información para trabajar en las predicciones, y la Comisión calificó la colaboración como “un hito en la gestión de inundaciones y en la mitigación de las pérdidas por inundación”. Tales advertencias son particularmente importantes en India, un gran porcentaje de la población se ve altamente afectada por las inundaciones.

“Nos estamos asociando con la Comisión Central del Agua de la India para obtener los datos que necesitamos para implementar alertas de inundaciones tempranas, comenzando con la región de Patna” se expresa en el blog.

Un dato relevante es que la compañía ha enfatizado que 250 millones de personas se ven afectadas por las inundaciones cada año, y que la India representa el 20% de las muertes relacionadas con las inundaciones.

De hecho, Google ya ha emitido advertencias sobre desastres naturales a través de su programa Google Public Alert. Las alertas se agrupan en capas como Google Search, Maps y Google Nows. Cubren las advertencias de eventos como huracanes y terremotos emitidos por agencias gubernamentales en una docena de países, incluidos EE. UU., Canadá, Japón y Brasil. Google dice que ha enviado “decenas de miles” de alertas públicas vistas más de 1.5 mil millones de veces. También se activa Alertas SOS, que indican un nivel de amenaza mayor, más de 200 veces.

Una alerta de inundación para la región de Patna en India, donde Google ha lanzado sus predicciones de inundaciones asistidas por la inteligencia artificial.

El uso de la inteligencia artificial para comprender mejor los desastres naturales no es una nueva área de investigación en sí misma. De hecho, anteriormente han sido publicados numerosos trabajos sobre el tema, y ​​las ciudades y compañías como Microsoft e IBM están realizando ensayos para probar e implementar dichos modelos. En muchos sentidos, es un desafío perfecto para el aprendizaje automático. La predicción de eventos como terremotos e inundaciones significa clasificar grandes cantidades de datos complejos para descubrir conexiones previamente ignoradas. Es el tipo de cosas en las que sobresale la inteligencia artificial.

Para Google, sin embargo, esto también establece un precedente interesante. En su publicación de blog que anuncia la función, la compañía enmarcó el trabajo como una extensión natural de su misión de “proporcionar a las personas la información que necesitan”. Las advertencias sobre las próximas inundaciones sin duda caen en la categoría de “información importante” y Google quiere proporcionarla.

No obstante es relevante hacerse las siguientes preguntas, ¿hasta dónde podrían llegar iniciativas como esta? ¿Otras compañías del mundo de la tecnología podrían estar interesadas en desarrollar este tipo de servicio? ¿Tendrá verdaderamente un uso efectivo? ¿Aun con la información adecuada, se tomaran las medidas adecuadas para prevenir este tipo de desastres? ¿O se quedaran con las manos cruzadas?

Como deja en claro la Comisión Central del Agua de la India, se asoció con el gigante tecnológico de EE. UU. Porque la experiencia de la compañía en inteligencia artificial significa que puede hacer mejores predicciones de que la Comisión puede hacerlo sola. Con los datos de Google y la tecnología de la inteligencia artificial, es interesante pensar qué más podría predecir la empresa que los gobiernos no pueden.