Parece que ha llegado una stablecoin que hará temblar al dólar estadounidense y, no, no se llama Libra ni tampoco GRAM de Telegram. La quizás próxima peor pesadilla de los reguladores llevará por nombre “Frax” y detrás del crypto proyecto se encuentra el ex nominado a la Reserva Federal de Donald Trump, Stephen Moore.

El día de hoy fue anunciado por uno de los asesores económicos de Donald Trump y ex nominado de la Reserva Federal, Stephen Moore, y un ex abogado general adjunto de Reagan, Ralph Benko, la unión que dará lugar al equipo ejecutivo de la compañía.

Stephen Moore

De acuerdo a lo que fue informado por Fortune, Frax estará vinculado al dólar estadounidense con el objetivo de que su valor sea mucho más estable, de ahí su nombre de stablecoin.

De esta manera, Moore durante una entrevista con Fortune, señaló lo siguiente:

«He seguido la política monetaria durante 30 años y siempre me ha preocupado el monopolio gubernamental sobre la moneda, que no es saludable para los mercados». Por lo que agregó que fueron sus puntos de vistas libertarios lo que le llevó a apoyar este proyecto, que él considera como una alternativa con potencial al dinero respaldado por el Estado.

Publicidad

Por lo que pareciera que Frax está siendo diseñado para eliminar la necesidad de un banco central y es que, a diferencia de otras stablecoins, esta parece que dependerá de una reserva fraccionaria, por lo que en realidad las reservas no serán de uno a uno. Y es que la compañía explica que, en lugar de estar respaldado por un grupo individual de dólares de reserva, Frax logrará estabilidad y permanecerá vinculado al dolara a través de algoritmos que prestarán sus reservas y, a su vez, cobrarán intereses. Por lo que este protocolo espera usar productos DeFi existentes.

Evidentemente este mecanismo ha sido puesto en duda por muchos expertos, no obstante, Sam Kazemian, un empresario que lanzó Everipedia y cofundador de Frax, argumenta que el mecanismo de préstamo integrado garantizará la estabilidad de esta stablecoin.

De esta manera, Moore justifica este proyecto dado que el espiral de la deuda y las malas políticas generan el suficiente incentivo para desafiar el statu quo haciendo uso de las criptomonedas.

Moore explica lo siguiente: «Si hubiera estado en la Reserva Federal, me hubiera gustado ver un estímulo para el desarrollo de criptomonedas como Frax. Puede ser un control y un equilibrio contra las monedas fuera de control».

No obstante, este proyecto evidentemente llama la atención dado que la mayoría de los altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos han demostrado su escepticismo y temor respecto a las criptomonedas. De hecho, podemos voltear la mirada a Libra de Facebook y a GRAM de Telegram, proyectos que han visto cómo sus puertas son cerradas en Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.