FCA del Reino Unido da los primeros pasos hacia la regulación de las criptomonedas

0

La Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido ha establecido una guía propuesta sobre cómo se deben regular los activos de cifrado en el país.

El organismo de control financiero perteneciente al Reino Unido ha dado sus primeros pasos hacia la regulación de las criptomonedas como Bitcoin, a medida que los organismos mundiales comienzan a responder a la demanda de una mayor supervisión del mercado creciente pero volátil.

En un documento de consulta publicado el miércoles 23 de enero, el organismo de control asigna las pautas sobre cómo se debería aplicar la regulación a todo el cripto espacio, desde los cripto activos y las exchanges en los que se comercian, a las compañías de pagos, a los proveedores de cripto wallets y a los corredores que buscan beneficiarse del crecimiento del mercado. Además, busca ubicar a los diversos cripto activos en tres categorías y sugiere si estas pueden acomodarse según las reglas vigentes supervisadas por la FCA, por ejemplo, como inversiones específicas, instrumentos financieros o dinero electrónico.

Al explicar los motivos de las pautas, la agencia dijo que los activos de cifrado conllevan riesgos para los consumidores e inversionistas, y aclarar qué se regula y qué no ayudará a las empresas que desean operar negocios compatibles basados ​​en activos de cifrado.

La consulta sigue la presión de los políticos del Reino Unido, quienes dicen que ha llegado el momento de regular las criptomonedas y las tecnologías que los sustentan.  De hecho, en septiembre el influyente Comité del Tesoro describió al mercado como el “Wild West” y pidió una mayor protección para los consumidores.

En un comunicado, Christopher Woolard, director ejecutivo de estrategia y competencia de la FCA, dijo:

“Este es un mercado pequeño, pero en crecimiento y queremos que tanto la industria como los consumidores tengan claro qué es lo que está regulado y qué no. Esto es vital para que los consumidores sepan de qué protecciones se beneficiarán y para garantizar que el mercado funcione como debería”.

De esta manera, el regulador ahora quiere dar a las compañías activas en los mercados de criptografía “mayor claridad” para solicitar una autorización reguladora si es necesario. También está tratando de evaluar si los activos en sí mismos son instrumentos financieros, tal como se define en el libro de normas de la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros de la Unión Europea.

Según el borrador, las “fichas de cambio”, como Bitcoin y Litecoin, no son inversiones específicas, ya que actualmente no se reconocen como moneda de curso legal en el Reino Unido y son volátiles en comparación con otras vías de inversión, como las monedas fiduciarias y los productos básicos. Por lo tanto, la compra y venta de estos tokens no cae bajo el mandato de la FCA.

Por otro lado, los “tokens de seguridad” se clasifican como inversiones especificadas, ya que su definición cumple con lo establecido en la Orden de Servicios Financieros y Mercados de 2000. “Estos productos también pueden ser instrumentos financieros en virtud de MiFID II [Directiva II de Mercados en Instrumentos Financieros]”, afirma la FCA.

Si bien los “tokens de utilidad” pueden cumplir los criterios de dinero electrónico en ciertas circunstancias, estos generalmente no serían regulados por la FCA. “Como los tokens de utilidad no suelen mostrar características que los harían lo mismo que los valores, no serán capturados en el régimen regulatorio, a menos que cumplan con la definición de dinero electrónico”, dice el regulador.

Las Stablecoins, tokens vinculadas a una moneda fiduciaria como USD o GBP, podrían cumplir con la definición de dinero electrónico si están respaldadas por ciertos activos (que pueden incluir inversiones especificadas).

Para los tokens de seguridad, todas las reglas que cubren los valores tradicionales también se aplicarán a ellos. En consecuencia, las empresas que deseen negociar con fichas de valores tendrían que solicitar un permiso de la FCA.

La FCA dice: “Una empresa que desee crear infraestructura para la compra, venta y transferencia de tokens de seguridad (comúnmente conocidos como intercambios o plataformas de negociación) debe asegurarse de que tenga los permisos adecuados para las actividades que desea realizar”.

Un número cada vez mayor de instituciones financieras sofisticadas, incluidos bancos, gestores de fondos e intercambios, han comenzado a desarrollar una infraestructura en torno a las criptomonedas comerciales, ayudando a que el mercado madure.

Sin embargo, las exchanges de criptografía en el Reino Unido todavía solo representan alrededor del 1 por ciento de todas las criptomonedas que se negocian a nivel mundial cada día, con un volumen de aproximadamente $ 200 millones, según la FCA.

De acuerdo con la guía, la FCA no pretende imponer barreras adicionales a la entrada, sino simplemente aumentar la protección de los inversionistas y la claridad normativa.

“Hemos tratado de asegurarnos de que nuestra guía sea lo más clara y completa posible para no crear barreras de entrada inapropiadas, o conflictos con nuestras metas y objetivos.”

Además, el regulador ahora está buscando comentarios del público sobre la guía, que sigue a una promesa de 2018 para una mayor aclaración sobre los activos de cifrado del Grupo de Trabajo de Criptomonedas del Reino Unido, antes del 5 de abril.

El regulador también planea discutir con la industria la posible prohibición de derivados vinculados a las criptomonedas. Un número de los principales grupos de intercambio del mundo organizan el comercio de futuros de bitcoin, que permite a los inversores apostar en futuros aumentos y caídas de precios.

Por ultimo cabe mencionar que de acuerdo a CoinDesk, Steve Davies, líder de la Blockchain de PwC, comentó en el documento de FCA y dijo que, si bien aumenta los riesgos potenciales asociados con los activos de cifrado, “también hay muchos aspectos positivos”.

Sin embargo, continuó:

“Algunas preguntas siguen sin respuesta, incluyendo si ciertos cripto activos no regulados deben someterse a la jurisdicción de la FCA para proteger aún más a los consumidores, y si el marco regulatorio existente es apropiado dadas las características y riesgos únicos asociados con estos productos”.