El Pentágono finalmente tiene una estrategia AI

0

En octubre de 2016, fue creada la Junta Asesora de Innovación de Defensa, la cual lanzó su primer conjunto de recomendaciones. La más destacada fue el establecimiento de “una organización centralizada, enfocada y con recursos suficientes para impulsar la investigación aplicada en Inteligencia Artificial (AI) y el aprendizaje automático”.

Patrick M. Shanahan

Después de un par de años de simulacros de papeleo, el Pentágono está transformando esta idea en realidad. En junio, el subsecretario de Defensa, Patrick Shanahan, emitió un memorando que estableció formalmente el nuevo Centro Conjunto de Inteligencia Artificial (JAIC), donde además afirma que tomaría 30 días averiguar cuáles son los objetivos de su misión nacional y las necesidades individuales. Los detalles de cómo el centro llevará a cabo sus deberes en el futuro no han sido publicados, pero eso es lo normal cuando se trata de una estrategia militar.

De acuerdo al memorando, el objetivo general de JAIC es acelerar la entrega de capacidades habilitadas para AI, escalar el impacto de las herramientas de inteligencia artificial y sincronizar los esfuerzos del departamento. Con este fin, JAIC guiará la ejecución de las llamadas Iniciativas de Misión Nacional: proyectos de AI a gran escala, diseñados con el propósito de abordar grupos de desafíos urgentes.

Brendan McCord

Es importante destacar que dentro del enfoque de JAIC también se incluye la ética, las consideraciones humanitarias y la seguridad de la AI tanto a corto como a largo plazo. De acuerdo a Brendan McCord, Jefe de Aprendizaje Automático en la entidad del Pentágono conocida como Unidad de Innovación de Defensa Experimental, estos problemas serán reflejados en el establecimiento de principios de defensa de la AI que se desarrollarán con la participación de múltiples partes interesadas.

Esta dimensión específica de JAIC, aunque sus parámetros siguen siendo abstractos para el mundo, podría desempeñar un papel importante en la realización de las ambiciones en AI del Pentágono. Con suerte puede que la estrategia de EE.UU logre ser comparable a la de otros países, como China y Rusia, que tienen todo incluido en la AI a nivel estatal.

Con esto los investigadores y compañías de inteligencia artificial podrían estar más dispuestos a colabora con el Pentágono si establecieran directrices transparentes y articularan líneas rojas para el desarrollo y despliegue de sistemas de inteligencia artificial.

Hasta ahora, la Casa Blanca se había ocupado de la inteligencia artificial permitiendo que la gran tecnología haga lo que quiera.

Y lo que la gran tecnología quiere es más dinero. Por ello Facebook, Google, Twitter, Microsoft, y las otras mil millones de empresas estadounidenses de inteligencia artificial, están poniendo a trabajar a los principales desarrolladores de aprendizaje automático del país con mejores formas de vender anuncios.

JAIC podría sentar las bases de una estrategia de defensa de la AI, que resolvería los desafíos estructurales y culturales que actualmente obstaculizan al Departamento de Defensa.

En este sentido, parece probable que el centro contribuirá, al menos en parte, a establecer un esfuerzo coordinado y más coherente entre las numerosas agencias federales que invierten en la integración de AI. Además de reducir los costos de desarrollo y despliegue, al centralizar y estandarizar las entradas principales a las aplicaciones de inteligencia artificial, como los datos y protocolos compartidos.