El bufete de abogados que se encuentra representando a los usuarios de la misteriosa y polémica crypto exchange, QuadrigaCX, han solicitado que los investigadores exhumen el cuerpo de su fallecido CEO, Gerald Cotten.

¿Qué tan lejos podrá llegar este polémico caso? Tengamos en cuenta que la exhumación es excavar un cuerpo que fue enterrado. Acto que, por si no lo saben, es considerado un sacrilegio por la mayoría de culturas que deciden enterrar a sus muertos. De esta manera, se trata de una acción bastante polémica que encierra mucho rechazo y una diversidad impresionante de mitos y leyendas al respecto.

Sin embargo, parece que el bufete de abogados Miller Thomson no le preocupa. Y es que, recientemente, el bufete envió una carta a la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) solicitando a las autoridades que excaven y examinen el cuerpo de Gerald Cotten debido a las extrañas condiciones de su muerte.

“El propósito de esta carta es solicitar, en nombre de los Usuarios Afectados, que la Real Policía Montada de Canadá (‘RCMP’) realice una exhumación y una autopsia post mortem en el cuerpo de Gerald Cotten para confirmar tanto su identidad como la causa de la muerte dadas las circunstancias cuestionables que rodearon la muerte del Sr. Cotten y las pérdidas significativas de los usuarios afectados «

¿De qué trata el caso?


La verdad es que, si en algo tienen razón es sobre las extrañas condiciones de la muerte del CEO de QuadrigaCX. El evento ocurrió repentinamente el año pasado en India, aparentemente la muerte fue provocada por la enfermedad de Crohn.

Publicidad

Otro de los elementos que levantan muchas sospechas fue que, durante un mes, mantuvieron la muerte en secreto. Y es que, durante ese tiempo, la crypto exchange continuaba aceptando los depósitos de sus clientes, pero les impedía retirar sus fondos.

Una vez que la muerte fue anuncia, la crypto exchange básicamente se desconectó, solicitó protección a los acreedores y anunció que Cotten era la única persona que conocía las claves privadas de las cold wallets de la crypto exchange y, por lo tanto, era la única persona que podría acceder a ellas.

De acuerdo a la viuda, Jennifer Robertson, estas cold wallets contenían 180 millones de dólares canadienses en criptomonedas. No obstante, la investigación que fue llevada a cabo por Ernst & Young reveló que, en verdad, las wallets estaban completamente vacías, y la mayoría de las criptomonedas que alguna vez tuvo habían sido transferidas a otras wallets y crypto exchanges.

¡Rumores y sospechas alrededor de la muerte del CEO de QuadrigaCX!


Por supuesto que, bajo circunstancias tan misteriosas y extrañas, los rumores comenzaron a circular. Algunos aseguraban que Cotten habría fingido su propia muerte con el objetivo de huir con los fondos, sin embargo no existen pruebas de ello.

Tengamos en cuenta que este caso afectó a más de 115.000 usuarios, por lo que existe una gran masa de personas que exigen explicaciones. De esta manera, de acuerdo a la carta, es precisamente las pérdidas significativas de estas personas lo que ha impulsado al bufete de abogados a realizar esta campaña.

El bufete de abogados asegura que las circunstancias extrañas y los hallazgos confusos han fijado la necesidad de tener certeza sobre si realmente el Señor Cotten ha fallecido.

De esta manera, los abogados aseguran que desearían que su solicitud se resuelva antes de la primavera de 2020, dado a las dudas sobre la descomposición del cuerpo.

A dicha solicitud ha respondido el abogado de Robertson,  Richard Niedermayer, quien le aseguró a CoinDesk lo siguiente:

«Gerry murió el 9 de diciembre de 2018 en la India: una investigación independiente realizada por Globe & Mail lo confirmó a principios de este año, y no debería estar en duda. Mientras que la Sra. Robertson ha ayudado a los usuarios afectados por el caso de QuadrigaCX en la recuperación de activos, y ha cooperado plenamente con la investigación de Ernst & Young, no está claro cómo la exhumación o una autopsia para confirmar la causa de la muerte de Gerry por complicaciones derivadas de la enfermedad de Crohn ayudaría aún más al proceso de recuperación de activos».

El problema sin duda es que incluso las evidencias de su muerte son confusas. Y es que, de acuerdo al certificado de defunción que fue obtenido por CoinDesk del hospital donde Cotten habría fallecido, el nombre del CEO de QuadrigaCX estaba mal escrito. Asimismo, aparentemente un médico que habría revisado a Cotten le confirmó a Vanity Fair que las circunstancias de la muerte de la persona habían sido sospechosas.

Publicidad

Sin duda alguna hay demasiados cabos sueltos, muchas preguntas por resolver y demasiadas víctimas que requieren una respuesta. No obstante, ¿la exhumación será la mejor solución?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.