Recientemente ha sido publicada una investigación que sugiere que solo dos grupos son responsables de la mayoría de los hackeos que le han sucedido a las exchanges de criptomonedas.

Un informe de Chainalysis, una firma de análisis de la Blockchain con sede en los Estados Unidos y Dinamarca, reveló que dos grupos delictivos “prominentes y profesionales” están detrás de al menos el 60 por ciento de todos los ataques informáticos de intercambio de criptografía, que representan alrededor de $ 1 mil millones en total.

Sobre la base de las transacciones y direcciones rastreadas por la empresa, los piratas informáticos obtuvieron en promedio alrededor de 90 millones de dólares por ataque, ejecutando una lucrativa operación criminal que se extiende a lo largo de muchos de los principales mercados de cifrado.

¿Chainalysis ha contribuido a reducir los casos de hackeos?


Las empresas de análisis de la cadena de bloques como Chainalysis trabajan con las principales Exchange de criptomonedas con el objetivo de evitar que las transacciones sospechosas ingresen al sistema de plataformas de negociación.

Binance, por ejemplo, la mayor cripto exchange por volumen del mundo, se asoció con Chainalysis en octubre de 2018 para abordar el lavado de dinero.

Para las compañías vinculadas a las transacciones de cripto activos, cooperar con firmas de análisis de Blockchain disminuye significativamente la responsabilidad de tratar con transacciones o direcciones potencialmente involucradas en operaciones criminales.

Aunque es posible rastrear la mayoría de las transacciones en las principales redes de Blockchain públicas como Bitcoin y Ethereum, los grupos criminales utilizan varios métodos para enredar las transacciones y sus orígenes.

A principios de este mes, cuando un intercambio de criptografía Cryptopia con sede en Nueva Zelanda fue pirateado, Binance pudo congelar de inmediato los fondos de los usuarios robados.

Sin embargo, para organizaciones criminales bien establecida e inteligentes, como los dos grupos que Chainalysis examinó en su investigación reciente, es difícil rastrear transacciones sospechosas si provienen de piratas informáticos que son pacientes y sofisticados en el confinamiento de datos.

Investigación


La firma nombró a los dos grupos mencionados como Alpha y Beta, siendo la primera una “organización gigante, estrechamente controlada, en parte dirigida por objetivos no monetarios”, y la última una “organización menos organizada y más pequeña absolutamente centrada en el dinero”.

Además el informe menciona que el grupo espera un promedio de 112 días para convertir y lavar sus fondos para asegurar que las autoridades no puedan rastrear las transacciones.

Chainalysis analizó las transacciones criptográficas de los grupos y descubrió que Alpha traslada fondos rápidamente después de robarlos, con un número promedio “extremadamente alto” de movimientos de fondos: uno de los ataques implicó hasta 15,000 transferencias. Alpha también convierte hasta el 75 por ciento de las criptomonedas robadas en efectivo dentro de los 30 días.

El grupo beta, por otro lado, es comparativamente lento y espera de 6 a 18 meses antes de retirar criptos robados, según el informe. Y cuando decide retirarse, rápidamente llega a una exchange de cripto activos y cobra más del 50 por ciento de los fondos en cuestión de días. En un ejemplo, Beta cobró alrededor de $ 32 millones a la vez. De hecho, en una ocasión esperó durante casi dos años en una ocasión para retirar fondos robados en un ataque de piratería para eliminar pruebas que podrían usarse para vincular a la organización con la transacción.

El informe decía:

“Los hackers generalmente mueven fondos robados a través de una compleja variedad de billeteras e intercambios en un intento por ocultar los orígenes criminales de los fondos. Luego, los piratas informáticos a menudo observan un período tranquilo de 40 días o más en el que no mueven fondos, esperando hasta que el interés en el robo haya desaparecido. Una vez que se sienten seguros, se mueven rápidamente.”

En otra parte del informe, Chainalysis también encontró que las estafas de Ethereum han aumentado de forma preocupante, a pesar de ser más pequeñas en escala. “En 2018, solo el 0.01% del éter fue robado en estafas, por un valor de $ 36 millones, el doble de los $ 17 millones tomados para 2017”.

Claramente los piratas informáticos con intereses en la criptomonedas no se han visto intimidados por la contracción que ha sufrido el ecosistema. El informe afirma que, en 2018, cuando el precio de Bitcoin se desplomó en alrededor del 80 por ciento, “la actividad de los piratas informáticos casi se duplicó”.

“El crimen dentro del cripto ecosistema está evolucionando para convertirse en parte del crimen tradicional, y creemos que esta tendencia continuará en 2019”, dijo la firma. “Los participantes en el mercado de las criptomonedas necesitarán tecnología de punta y análisis de investigación para defenderse”. Conclusiones bastante alertadoras.

En octubre, otro informe del proveedor de ciber seguridad Group-IB sugirió que el famoso grupo de piratería de Corea del Norte, Lazarus, solo ha logrado robar una enorme cantidad de 571 millones de dólares en criptomonedas detrás de 14 hacks en intercambios de criptografías desde enero de 2017.

Philip Gradwell, economista jefe de Chainalysis, le expresó a The Wall Street Journay que es un desafío incluso para los principales exchanges de criptomonedas con las estrictas políticas de Conozca a su Cliente (KYC) y Antilavado de Dinero (AML, por sus siglas en inglés) para reprimir los fondos robados que golpean los intercambios.

Principalmente debido a la mejora en los métodos empleados por los piratas informáticos para ocultar las transacciones, los investigadores de Chainalysis enfatizaron que la única forma de detener las transacciones sospechosas es que las cripto exchanges cooperen entre sí.

“La cooperación entre las exchanges que pertenecen al cripto ecosistema también ayuda a combatir la delincuencia en este espacio. Los intermediarios neutrales entre intercambios pueden jugar un papel importante en este esfuerzo”, agregaron los investigadores.

¡En la unión esta la fuerza!


Esta semana, Bithumb, UPbit, Korbit y Coinone, cuatro de los mayores exchanges de criptomonedas en Corea del Sur, formaron una asociación para combatir el lavado de dinero utilizando las criptomonedas.

Las cuatro firmas dijeron en una declaración obtenida por Hani, un importante medio de comunicación en Corea del Sur, que la cooperación entre intercambios, bancos y autoridades aumentará la eficiencia de las iniciativas de KYC y AML.

“La cooperación entre intercambios mejorará la eficiencia de las políticas contra el lavado de dinero. De esta manera las exchanges de criptomonedas trabajaran en conjunto para obtener identidades de los clientes a través de un estricto sistema de “Know Your Customer” (KYC) y para monitorear las transacciones, con el propósito de evitar el lavado de dinero usando los cripto activos y creará un entorno más seguro para el comercio en el cripto mercado”, dijeron las compañías en un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.