CEO de Dash nos cuenta su trabajo en Venezuela

0

El gerente general de Dash, Ryan Taylor, nos expresa en unas entrevistas con los medios de comunicación internacional algunos factores que lo llevaron a ingresar en el mercado venezolano hace ya 3 años, y como la situación política ha hecho de su criptomoneda una herramienta de supervivencia critica para muchos en el país en crisis.

Dash básicamente es un baúl eficiente y anónimo para el uso del famoso dinero digital, y en muchos casos para el cripto usuario en Venezuela se ha convertido en una forma de mejorar su posición económica en el país sudamericano, que se encuentra bajo una tremenda agitación civil, política y militar. Debido mayoritariamente a su naturaleza similar al efectivo que tanto escasea en el país en el medio de la peor hiper inflación mundial en los últimos tiempos, de aproximadamente 2.000.000 %, si así tan sorprendente como se lee.

No es sólo el hecho de que la moneda fiduciaria del país latinoamericano, el bolívar se haya híperinflado y haya alcanzado el punto donde es virtualmente inútil, sino que también existen limitaciones financieras impuestas por el gobierno, y su banco central que también controla la dictadura, como por ejemplo la limitación en las transferencias bancarias entre personas, límites para retirar dinero de los cajeros automáticos, y muchos más. Todo esto ha generado una migración masiva hacia las criptomonedas y varias altcoins, como Bitcoin y Dash.

Taylor, el CEO de Dash admite que hay casos de uso en los que las personas han invertido en BTC para intentar preservar el valor de su dinero utilizando los cripto tokens.

Pero la adopción de Dash es debido, según el CEO de la compañía, a su capacidad para realizar transacciones rápidas y baratas, lo que lo convierte en una poderosa herramienta financiera para el creciente público que ha preferido las cripto divisas por encima del dinero fiduciario tradicional.

Taylor expresó a los medios de comunicación internacional como en su equipo de DASH notaron una mercado potencial en el territorio venezolano:

“Hubo un poco de reconocimiento, y aceptación por parte de los locales en Venezuela por Dash, por manera autónoma. Eso comenzó la comunidad inicial que se ha construido desde ese entonces hasta la fecha. Pero también fue un reconocimiento de que podría ser un gran mercado para nosotros, lo que llevó a todos los objetivos y logros positivos que hemos alcanzado”.  Dijo el CEO de DASH.

El joven gerente general continuó explicando cómo Dash colocó la infraestructura para las transacciones en criptomoneda, aprovechando un servicio criptográfico existente:

“A principios del año 2016, nos acercamos a una empresa con sede en Panamá que prestaba servicios en Venezuela llamada Cryptobuyer, y sentimos que necesitábamos establecer un mercado para que la gente pudiera obtener nuestros tokens fácilmente.

Reconocimos que habría demanda allí, y que habría una oportunidad para nosotros, así que pusimos las manos a la obra y la infraestructura para permitir que eso sucediera.

Las cosas se han movido con bastante rapidez en Venezuela para la adopción de Dash, por ejemplo en febrero del año pasado 2018, hubieron unos 600 comerciantes que aceptaban Dash como método de pago. Hoy son alrededor de 2.700, y este crecimiento fue en un mercado bajista (Bear Market), lo que es un hecho sorprendente, vista en pocos lugares del mundo”.

Parte del crecimiento exponencial se debe a que Dash se acerca activamente a los comerciantes y les informa sobre el uso de esta Altcoin como opción de pago a los servicios ineficientes y sobre controlados que posee el mercado venezolano actualmente.

Sin embargo y a pesar de todos los esfuerzos que hizo el equipo de Dash, también hubo una increíble demanda de una moneda alternativa y un sistema de pago, por parte de los comerciantes y los compradores en la economía muy rota del país.

Taylor nos explica que gran parte de la adopción por parte de comerciantes se produjo debido a factores que muchos fuera de Venezuela, y fuera de un mundo en crisis siquiera le pasaría por los pensamientos.

“Los comerciantes abrazaron la adopción de Dash porque no es solo por la recepción de las escasas divisas fuera del bolívar. Aunque si, las divisas fuertes son una razón importante, pero lo que descubrimos fue que hay otros problemas con los sistemas de pago allí, que no hay en la mayoría de países del mundo.” Expresó Taylor.

El CEO continuó explicando las deficiencias del sistema de pagos en Venezuela, que se ha visto paralizada por 2 décadas de un gobierno autoritario, además de las sanciones financieras de los Estados Unidos:

“La infraestructura bancaria tradicional se cae; hay límites en la cantidad de dinero que las personas se pueden transferir, el número es tan bajo que una cena con tus amigos te dejaría sin capacidad para transferir o gastar en los puntos de venta; si desea realizar una compra grande, necesitas cinco amigos para cada parte que pague un trozo de la cuenta. La institución del efectivo se rompió por completo, cuando usted piensa entonces que los venezolanos deberían usar sus tarjetas de crédito, pues es algo sorprendente porque estas no alcanzan incluso  para compras pequeñas, eso puede ser un problema. Los venezolanos necesitaban algo que sea similar al efectivo, y le brindamos esa solución sin las restricciones, ni controles, ni nada, solo necesitas un teléfono, una computadora e internet”.

Para poner en contexto a nuestros lectores, el límite para transferencias entre bancos, y gastar por punto de ventas con las tarjetas de debito es de sólo 200.000 Bolívares, podría sonar mucho pero eso representa casi 75 $ diarios, y el valor del dólar sube cada día, por lo que cada vez va disminuyendo, en una economía en hiperinflación el público en general intenta desprenderse de esa moneda que se hace sal y agua por cada día que pasa, ese tipo de restricciones en cantidad son muy perjudiciales para los venezolanos.

El efectivo en Venezuela prácticamente es basura, sirve sólo para pagar los pasajes de autobús o de metro, pues el billete de más alta denominación es de 500 bolívares ( equivalente a 0,25 centavos de dólar) y son extremadamente escasos, mientras que una hamburguesa en la calle le cuesta al venezolano un aproximado de 10.000 bolívares, una total locura el uso de las divisas venezolanas en el país.

Taylor también explica que debido al éxodo de Venezolanos, comparable sólo con el de Siria por la guerra que hay actualmente, pues unos 4 millones de Venezolanos han huido del país en los años que  se empeoró el autoritarismo, existe una creciente necesidad de pagos de remesas, ya que la familia y los amigos necesitan enviar dinero a casa, pero no tiene sentido que lo reciban en Bolívares:

“Más de 30.000 personas cruzan la frontera todos los días, lo están haciendo por desesperación Necesitan enviar dinero a su familia. El envío a través del banco lleva una cantidad significativa de tiempo y altas tarifas. Si tienen una moneda que es digital y utilizable en los comerciantes de todo el país, eso resuelve un problema real para ellos”. Expresó Taylor.

The Economist habló en uno de sus artículos más reciente sobre el éxodo de Venezuela, donde más del 10 por ciento de la población se ha ido debido a las condiciones en el país.

Durante el mandato de Nicolás Maduro, el Bolívar, la moneda local, se ha vuelto inútil, la violencia se ha disparado y los servicios públicos no están disponibles, lo que convierte a Venezuela en un infierno literalmente.

“He tenido gente que me dijo que Dash les ha salvado la vida”, dijo Taylor.

En un país lleno de inestabilidad, política, económica, social y hasta militar una criptomoneda independiente tiene mucho sentido.

Es difícil de controlar y de que sepan quienes son los usuarios, fácil de realizar y difícil de detener. Taylor continuó diciendo:

“No se trata de una simple necesidad de protegerse financieramente para salir del bolívar, para eso existe el Bitcoin si estás tratando de almacenar riqueza.

Pero cuando se trata de realizar transacciones con él, usarlo como efectivo, somos los que educamos a los comerciantes, los inscribimos, educamos a los consumidores sobre cómo pueden usarlo como parte de sus vidas y eso es lo que lo hace mucho más relevante que otras criptomonedas por ahí”.

Venezuela parece ser el primer campo de pruebas a nivel mundial en donde las criptomonedas están reemplazando a una moneda fiduciaria local.

Dicho esto, es un valor atípico en el sentido de que la moneda local está siendo devastada por la hiperinflación, por lo que cualquier activo es una mejor reserva de valor que los bolívares, incluso y vale la pena destacar, los billetes del famoso juego Monopolio son más valiosos, y más estables que los Bolívares actuales.

Sin embargo, el veredicto final aún no se conoce, sobre si Dash, o cualquier otra moneda digital, puede desarrollar un sistema de pago en un país con infraestructura limitada.

Si el mundo de las criptomonedas puede hacer eso, la adopción en lugares como África, el sudeste asiático y Europa oriental podría ser la siguiente.