Blockchain se enfría pero IBM confía

0

La euforia da paso a la calma: eso es lo que sucede con la Blockchain. A pesar de la emoción respecto a esta tecnología, solo el 1% de los ejecutivos informaron, en una encuesta, haberla implementado en sus compañías. Y aunque los gerentes corporativos siguen siendo optimistas respecto a las Blockchain privadas, o mejor conocidas como Ledgers distribuidas; durante las conferencias de ganancias se ha informado la disminución de veces en las que la cadena de bloques ha reportado beneficios; lo que quiere decir que la tecnología no está generando los retornos esperados por estas empresas.

Sin embargo, la multinacional de tecnología, IBM, todavía cree que la tecnología que sustenta al Bitcoin tiene un potencial maravilloso e inexplorado.

Marie Wieck, Gerente General de IBM.

IBM cuenta con alrededor de 1.600 empleados que trabajan en proyectos basados en la tecnología de cadena de bloques, además de ser líder entre otra compañías de tecnología en términos de recuento e inversión, de acuerdo a Marie Wieck, Gerente General de IBM Blockchain. La compañía con sede en Armonk, Nueva York, piensa que entre los usos prometedores se encuentran las cadenas de suministro y finanzas. Y aunque el amor público por la Blockchain parece estar disipándose, Wieck aún confía que la tecnología podría ser un pilar fundamental para la transformación de los procesos de negocios, como lo fue para los consumidores individuales.

Muchas empresas han estado experimentando con la tecnología de cadena de bloques, sin embargo, de acuerdo a Forrester Research, el 90% de las pruebas realizadas por las compañías no pasaran a formar parte de sus operaciones reales. Algunas empresas han decidido reducir su ambición en las pruebas pilotos, mientras que otras pronto cesarán por completo su inversión en los Ledgers.

Proyectos ansiosos son problemáticos, consolidar un trabajo de cadena de bloques de forma apresurada puede convertirse en una inversión desperdiciada. Entre otros de los desafíos que representa un proyecto de este calibre, se tiene el encontrar ingenieros calificados, y alrededor de las tres cuartas partes de los directores de información, reportaron que sus compañías no tienen interés en la tecnología de contabilidad distribuida, o no tienen planes de desarrollar o investigar sobre este mundo, de acuerdo a una encuetas realizada por Gartner.

Otro de los desafíos es el tiempo que toma la adopción de las nuevas tecnologías. El correo electrónico y la World Wide Wed están basados en el protocolo TCP/IP que se inventó en 1972, pero no tuvo un uso generalizado hasta 1990, según Harvard Business Review. De manera similar, la adopción de la Blockchain en el público está a muchos años de distancia de concretarse. Pero debido a que se trata de una “tecnología fundacional”, que crea la base para otros usos y aplicaciones, el impacto podría ser impresionante en las próximas décadas.

Wieck de IBM, considera que la Blockchain es un “deporte en equipo”. La Blockchain privada es esencialmente una base de datos que se comparte y sincroniza a través de una red de computadoras, que certifican que toda la data es precisa. Construir un ecosistema lleva tiempo, sin embargo los ingenieros experimentados pueden ver rápidamente su valor. La cadena de bloques ha pasado del “turismo” corporativo en 2016 a las redes reales este año, aunque el punto de inflexión todavía está “a unos pocos años de distancia”, manifiesta Wieck.

Aunque no todo necesita una Ledger, Wieck argumenta que esta puede ser una solución infinitamente mejor cuando se trata de preservar un registro histórico de datos a lo largo del tiempo. La trazabilidad está disponible en tiempo real, sin la dependencia de un tercero donde pueda existir un conflicto de intereses; además de proporcionar una mayor seguridad de la información.

Actualmente puede que las empresas de investigación se hayan vuelto pesimistas sobre los beneficios que pueda representar la Blockchain en el corto plazo, sin embargo reconocen la “Ley de Amara” que nos dice que tendemos a sobrestimar el efecto o impacto de una tecnología en el corto plazo, y a sub-estimarlo en el largo plazo.

Mientras tanto, Gartner pronostica que la tecnología de cadena de bloques agregará $ 176 mil millones de valor comercial para 2025, y más de $3.1 trillones para 2030.