Blockchain protegerá tu identidad

0

La verdad del dicho popular “ahora todo está en línea” se vuelve mucho mas real cada día que pasa. Diariamente millones de personas entran a la web para llevar acabo un sinfín de diferentes actividades que van desde la investigación académica, a la compra de nuevos artículos, dejar comentarios en cualquiera de sus mutiles redes sociales e incluso llevar a cabo transacciones financieras de cualquier tipo. Cuantas más operaciones realiza una persona en línea más deja su huella dactilar digital por todos lados.

Esto es un tema del que debemos tener muy presente todo el tiempo, por que sabemos que nos vigilan todo día y noche, ya sea Google, Facebook o Twitter, pero es que también nos pueden rastrear.

La mayoría de las transacciones en línea requieren que las personas divulguen parte especifica de su información personal antes de poder acceder a los servicios que el Internet presenta. Por ejemplo, antes de que las transacciones financieras se puedan llevar acabo en las plataformas como Amazon, PayPal, Google Wallet y Apple Pay (entre muchos otros) siempre se requiere que los usuarios ingresen sus detalles de registro e inicio de sesión, es decir, detalles financieros personales y privados. Por lo tanto, cada vez que un individuo divulga esta información se almacena en numerosas bases de datos de terceros a quienes quizás no queríamos que la tuviésemos si supiésemos quienes son, y pues están almacenados por toda la internet.

Como tal, los clones digitales de un mismo individuo surgen de la existencia a través de estas infinitas plataformas y los terceros con nuestra información. Esto también expone una gran cantidad de problemas de seguridad. Por lo tanto, como lo demuestra el hack de Equifax, obtener acceso a una base de datos importante, de una de estas compañías o los terceros, expone toda información personal de los usuarios y ejemplifica la alta vulnerabilidad de los sistemas centralizados actuales.

La mayoría de los sistemas existentes dependen en gran medida de la obtención de datos individuales sin el conocimiento expreso del propietario, y los terceros, a su vez, pueden obtener acceso a estos datos con la misma facilidad. Aunque esto puede hacerse a veces en interés o servicio del sujeto, como para recomendar bienes, servicios que pudiesen gustarle al propietario de los datos, pero, no cambia el hecho de que este no tuvo conocimiento que las publicidades recibieron todos sus datos. Esto deja al sujeto con poca o ninguna opción para decidir si desea o no que sus datos se compartan con el mejor postor, sino, preguntémosle a Youtube con su sinfín de anuncios, o a Facebook y a Cambridge Analytica.

Los problemas resaltados anteriormente y un montón más, apuntan a un hecho simple y es que los sistemas de gestión de datos actuales están lejos de ser sostenibles, y el mundo se ha dado cuenta, pues la mayoría de redes sociales han cambiado sus políticas de seguridad y datos a terceros, mientras que Facebook sufre en la bolsa por el bochorno del caso.

¿Blockchain la gran cura?

La tecnología de cadena de bloques se puede utilizar para crear una plataforma que proteja las identidades de los individuos contra el robo de data y reduzca masivamente las actividades fraudulentas. La tecnología también puede ayudar a las empresas a construir cadenas de bloques mas fuertes que manejen los problemas de autenticación y reconciliación que se encuentran presentes en varias compañías. Además, puede permitir a los individuos la libertad de crear identidades digitales encriptadas que reemplazarán los nombres de usuarios y contraseñas, al tiempo que ofrecerán las características de seguridad mucho más completas.

Los individuos también pueden crear con bastante facilidad una identidad auto soberana en la Blockchain, y esto se refiere a una identidad individual que está completamente controlada y mantenida personalmente por el individuo. Resulta prácticamente imposible robar tal identidad de una persona, e incluso interferida por ningún tercero o autoridad centralizada, sin la autorización del usuario.

En conclusión, Blockchain puede ser el camino a seguir para desarrollar un sistema de gestión de identidad que otorgue control total a sus usuarios. La tecnología nos permitirá también a nosotros como usuario, determinar los datos que deseamos compartir a través de las diferentes plataformas transaccionales, al tiempo que protegemos nuestra identidad de cualquier robo.  También hará las cosas mas fáciles, mas convenientes y ayudará al mantenimiento de un clon digital actualizado y seguro. Mientras tanto, ya ha salido una red social con esta tecnología descentralizada.