El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está considerando etiquetar a los cárteles mexicanos como una Organización Terrorista Extranjera (FTOs, por sus siglas en inglés). Si el cambio en la política se lleva a cabo, implicaría importantes costos tanto al sector bancario como a las nuevas empresas de criptografía, como creen muchos políticos.

De esta manera, en una entrevista reciente con el medio de comunicación Breitbart News, el presidente Donald Trump manifestó que su administración está considerando “muy seriamente” designar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras. No obstante, la tensión que este cambio de política impondría a la industria bancaria pone en tela de juicio la viabilidad de un régimen ampliado contra el terrorismo.

Los planes de etiquetas a estos cárteles como una organización terrorista están siendo impulsado por la ambición de obtener los fondos para el gran muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Fotografía por Miguel Tovar

Claramente esto surge al poco tiempo después de su declaración de una emergencia nacional en la frontera entre Estados Unidos y México el mes pasado, una medida diseñada para asegurar miles de millones en fondos adicionales a lo que el Congreso está dispuesto a autorizar destinados al muro fronterizo. Esta semana, el Senado revocó la declaración de emergencia en la frontera, una resolución que el presidente vetó rápidamente.

De esta manera se concluye que designar a los cárteles como terroristas podría servir como la maniobra ideal para obtener el apalancamiento político para su polémico muro fronterizo. La declaración reciente podría significar un problema importante para las instituciones financieras.

¿Cuál es la definición exacta de organización terrorista extranjera (FTO)?


Según la definición del departamento de estado, cualquier organización extranjera que participe o tenga los medios para participar en el terrorismo y amenace la seguridad de los ciudadanos de los Estados Unidos o la seguridad nacional del país se denomina FTO.

Las ramificaciones legales de la designación FTO requieren:

“Cualquier institución financiera de los Estados Unidos que tenga conocimiento de que posee o controla los fondos en los que una FTO designada o su agente tiene intereses debe conservar la posesión o el control de los fondos e informar los fondos a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos”.

Por un lado, el aumento de la violencia y la atrocidad causada por los cárteles de la droga seguramente deben considerarse bajo la FTO. Se piensa que la violencia atroz relacionada con las drogas que ha paralizado a la sociedad mexicana y la verdadera guerra química que los carteles libran contra los estadounidenses a través de la distribución de sustancias tóxicas como el fentanilo y la metanfetamina hacen de estos grupos una amenaza de seguridad nacional para rivalizar con los FTO como Al-Qaeda e ISIS.

Pero, el resultado de dicha política podría causar estragos importantes en los sistemas bancarios del país. La causa de la preocupación también aumenta dado que el sector bancario ya está gastando alrededor de $ 25 mil millones anuales en acuerdos contra el lavado de dinero.

Andrew Lewis, ex director adjunto de la Fuerza de Tarea Contra el Narco-Terrorismo en el Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés) dice que cuando se trata de la aplicación de los delitos financieros, el gobierno está detrás del objetivo más fácil, lo que facilita la operación del pez gordo y continuar esparciendo el caos. Es el banco que más sufre, ya que tienen que pagar multas.

Lewis explica las consecuencias de la designación de FTO,

“Creo que vería mucha preocupación en la industria bancaria si esto avanzara, porque, desde un punto de vista de cumplimiento de riesgos, tendrían que gastar tanto tiempo y dinero para abordar posibles inquietudes como – ¿el hecho de que el individuo A tenga una la cuenta o transferir dinero al individuo B o al negocio C será suficiente para llevar a ese banco a la corte para obtener apoyo material para un cartel / terrorista de drogas si posteriormente se determinó que esas entidades son narcotraficantes / terroristas y el banco no hizo lo suficiente ALD / KYC?”

Lewis también dijo que los bancos pequeños y medianos se verían especialmente afectados por estas sanciones de terrorismo expandido, que requerirán que realicen una mayor diligencia debida con los clientes para decenas de miles o más de entidades legales.

El ex director de la división de operaciones especiales de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), les expresó a los medios de comunicación que debido “a la creciente tasa de asesinatos en México, el número masivo de desapariciones de humanos, la muerte y destrucción sin precedentes de jóvenes estadounidenses por el veneno del cartel y la corrupción generalizada” los Estados Unidos debería de designar inmediatamente a los cárteles como terroristas.

Fácilmente al observar los estudios podemos concluir que los cárteles son un problema bastante serio, pero ¿realmente se trata de la política correcta?

¿Cuáles son los costos que la medida podría ocasionar?


Si bien los carteles mexicanos pueden satisfacer los criterios de referencia para la designación de FTO, el impacto resultante podría generar costos paralizantes para la industria bancaria de los Estados Unidos, que ya está gastando más de $ 25 mil millones por año en el cumplimiento de las leyes contra el lavado de dinero (AML, por sus siglas en inglés), según la firma de análisis de datos LexisNexis.

De esta manera cabe mencionar que, LexisNexi descubrió que el 67 por ciento de las instituciones de servicios financieros del país “sienten que el cumplimiento de AML tiene un impacto negativo en la productividad” y que “los costos de cumplimiento y los retrasos operacionales aumentan junto con los costos indirectos de los requisitos de cumplimiento cada vez más complejos”.

De acuerdo con LexisNexis, el gasto en cumplimiento de AML como porcentaje del total de activos, ya es diez veces más alto para los bancos más pequeños que sus contrapartes más grandes. En cuanto al costo, Lewis dijo que designar a los cárteles como terroristas “se agregaría significativamente a los $ 25 mil millones que la industria bancaria de los Estados Unidos está gastando en AML ahora”.

¡¿Cómo el movimiento puede significar problemas para la industria criptográfica?!


Los Estados Unidos han sido conocidos por su postura dura sobre el uso de las criptomonedas en el país. Agregue el mayor uso de las criptomonedas por parte de los cárteles para lavar su dinero ilegal, si la administración Trump avanza con su plan, podría resultar desastroso para el ya existente espacio de criptografía en el país.

No es misterio para nadie los diversos informes que han establecido como los cárteles mexicanos están utilizando cada vez más las criptomonedas como herramienta para el lavado de dinero proveniente de la comercialización de narcóticos, por lo que la iniciativa de Trump por la designación del terrorismo podría traer algunos problemas para el cripto ecosistema.

Según un informe de 2018, los carteles mexicanos dependen en gran medida de los lavadores de criptografía chinos para que las autoridades no les entreguen el dinero de las drogas. Por consiguiente, si los cárteles fueran calificados como organizaciones terroristas, entonces todas sus transacciones criptográficas relacionadas también estarían sujetas a sanciones de la OFAC, según Malcolm Wright, el director de cumplimiento de la firma Diginex de Blockchain.

Señalando que, si los carteles terminan bajo la jurisdicción de la OFAC, entonces se requiere que sean realizadas pruebas de detección adecuadas mediante las exchanges de criptomonedas.

Por lo tanto, los formuladores de políticas deben encontrar un terreno común donde el mercado de criptografía de Estados Unidos no sufra debido a la indulgencia de los narcotraficantes y su uso de la criptografía para lavar su dinero.

A su vez Lewis señaló la posibilidad de que las cripto empresas y las exchanges se conviertan en la peor pesadilla para los bancos, básicamente porque el aumento de los riesgos de detección de sanciones trae consigo la carga adicional de la OFAC.

Es relevante recordar que anteriormente el Tesoro aplicó sanciones de la OFAC al cripto ecosistema debido a la acción de cumplimiento de noviembre pasado contra dos operadores iraníes de ransomware.

¡¿Debemos de asustarnos?!


De acuerdo a Lewis, por el momento no se espera que la administración de Trump designe a las organizaciones mexicanas de narcotráfico como terroristas. Su explicación esta enlazada con la burocracia que conlleva el proceso