Estudiantes universitarios en Estados Unidos minando en los dormitorios

0

Mientras que la minería es la columna vertebral de muchas cadenas de bloques publicas, no es el caso así para las Ledgers distribuidas que son privadas y no necesitan de mineros. Pues Bitcoin no es la excepción a la regla de las públicas, a menudo el proceso de minar se les deja a los operadores de los centros de datos o mejor conocido como mineros.

Algunos estudiantes universitarios han comenzado a probar fortuna en este mercado esencial para las criptomonedas, al minar dentro de los dormitorios universitarios.

“Básicamente tenia una caja, de tal vez de medio metro por medio metro, y 30 centímetros de altura. Estaba conectada justo al pie de mi cama, tenía varias tarjetas gráficas” Expresó el periodista de la cadena CNBC, Patrick Cines, graduado de Penn State College, quien expresa su incursión en el mundo de la minería mientras vivía en los terrenos del campus de Penn State en el 2017.

Si bien esta pudo ser una computadora de un entusiasta a los videos juegos que vivía en un cuarto apretado de estudiantes con un compañero de habitación, Cines notó que se trataba de una plataforma de minería de criptomonedas compacta. A su vez, señalo que, “Mientras estaba en funcionamiento esta pequeña, pero poderosa maquina, era una fuente sustancial de ingresos para un estudiante universitario, para mi, quien tenia un horario abarrotado y no tenia tiempo para trabajar en otra cosa, gracias a esa caja pude ganar muchos ingresos extra, ya que podía prenderla y olvidarme que estaba ahí”

Ejemplo de una sola maquina de minería

Aunque no todo es color de rosas y maravillas en este mundo, pues sólo esta maquina que no ocupaba más de 1 metro cuadrado le generó dolores de cabeza al estudiante universitario.

“Fue insoportable, tenia los ventiladores siempre funcionando y la ventana abierta no sabia que hacer. Después de la primera semana fui a la ferretería y compré una tubería de la que usan las secadoras, las até frente a mi cama y las utilicé para expulsar todo el aire caliente de mi habitación”. 

Pero para Cines, el calor insoportable y el ruido ensordecedor se convirtieron en parte de su vida diaria, ya que se percató que hacerlo valía mucho la pena, por que era más que una fuente de ingresos pasiva, pues para el estudiante de Penn State la minería moldeó sus aspiraciones para el estudiar el desarrollo de la tecnología.

Para muchos la minería ha sido la introducción personal al mundo tecnológico propiamente dicho, y por sobre todo al ecosistema Blockchain, pero eso no es todo, es también fuente de sustento para una gran cantidad de personas, a Cines le ayudó a costear su carrera universitaria, como a muchos otros sin duda alguna, pero para otros quien se adentran en este mundo de lo descentralizado y están en países en vías de desarrollo, es ingreso vital para la subsistencia. 

Aunque a los estudiantes que están minando dentro de los campus, la acción les puede parecer buena idea y hasta la hacen de buena fe, el otro lado de la moneda es el de la Universidad, para los administradores universitarios, la proliferación de la minería dentro del campus puede traer serios problemas financieros. Según Mike Banic, quien es un ejecutivo de la firma de ciber seguridad Vectra.

“La minería está ocasionando que las universidades paguen algunas facturas eléctricas con un costo muy elevado. Creo que muchas de ellas no saben que está sucediendo, ya que cuesta aproximadamente 4.700$ de electricidad extraer 1 Bitcoin, eso es alrededor del 10% de la matrícula anual de muchas universidades”

Aunque en el caso de Cines, él pagaba sus cuentas de luz y la minería no era una actividad ilegal dentro del campus, no es así el caso para todas las universidades, por ejemplo, el Instituto Politécnico de Massachusetts tiene una política que le impide a los estudiantes beneficiarse personalmente del uso de los recursos institucionales como la energía eléctrica. No obstante, las reglas respecto a la actividad minera varían de institución en institución. 

Pero el tema de la electricidad no es todo de lo que las instituciones educativas y los entes reguladores deben preocuparse. Ya que los investigadores de Vectra han reportado sus preocupaciones por los riesgos de ciber seguridad que ocasionan las granjas como las de Cines, pues como es bien conocido existen malwares de criptohackeo, que pueden propagarse rápidamente a través de una red escolar sin protección, y a través de las operaciones inocentes de un minero mal preparado.

El software de minería puede ser una puerta de acceso para que los piratas informáticos pongan en peligro la red completa del campus, ya que los nodos se comunican constantemente con otras computadoras en todo el mundo.