Publicado por el medio local The Japan Times, el pasado 15 de marzo, como el primer caso contra un hacker por el supuesto robo de alrededor de 15 millones de yenes en criptomonedas al piratear un sitio web en Japón.

Al japones de 18 años de la ciudad de Utsunomiya, se le presentaron cargos penales por el delito y fue remitido a los fiscales el jueves 14 de marzo. Su nombre no fue revelado ya que no es considerado mayor edad, según las declaraciones de la policía.

De acuerdo a la publicación, el robo de las criptomonedas fue ejecutado entre el 14 de agosto y el 01 de septiembre del año pasado, al piratear el monedero digital Monappy.

El cibercriminal “utilizó un software llamado Tor que dificulta la identificación de quién está accediendo al sistema, pero la policía lo identificó mediante el análisis de los registros de comunicación que quedaron en el servidor del sitio web”, de acuerdo al comunicado.

Según las fuentes policías, el joven admitió las acusaciones en su contra y expresó que sintió haber encontrado un truco que nadie sabía y “lo hizo como si estuviera jugando un juego“.

La debilidad identificada en el sitio web por el pirata cibernético, se deriva de una característica que permite a “un usuario transferir la criptomoneda a otro usuario, sabiendo que el sistema funcionaría mal si las transferencias se repitieran en un período corto de tiempo“.

Lo que hizo el joven fue “enviarse varias veces a sí mismo solicitudes de transferencia de monacoins (MONA), abrumando el sistema y permitiéndole registrar más dinero en su cuenta“, lo que generó pérdidas de esta criptomoneda a unos 7.700 usuarios del sitio web, explican en la publicación.

Luego de ello, transfirió todos los fondos robados a una cuenta creada en una plataforma diferente para cambiar las Monacoin (MONA), recibió su pago y usó el dinero para compras personales, según la fuente policial.

Por su parte, el monedero digital Monappy reveló que sólo fueron afectados “aquellos usuarios que mantenían una conexión permanente a internet“, los que no se mantuvieron en línea no fueron robados.

El 20 de septiembre de 2018, Zaif, una exchange japonesa, también fue objeto de cibercriminales al revelar que fueron robados aproxidamente 2.200 millones de yenes, o 19.6 millones de dólares, entre las criptomonedas Bitcoin, Monacoin y Bitcoin Cash, pertenecientes a plataforma de intercambio, y unos 41 millones de dólares, provenientes de los fondos de sus clientes.

 

Imagen destacada por TheDigitalArtist / pixabay.com

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.