El cerebro detrás de la compañía BitConnect, que ya es conocida por ser una gran estafa, Divyesh Darji, ha sido arrestado cuando llegó desde su vuelo en Dubái. Él y sus conspiradores están siendo acusados de “robar” millones de dólares a los inversionistas en el país asiático de la India.

BitConnect, fue promocionado como un “sistema financiero autorregulado” que forma parte de la conocida cripto revolución; utilizó muchas palabras de moda y una exagerada publicidad para atraer a los inversores a participar en el lanzamiento del proyecto, también ofreció una tasa de intereses increíblemente alta, de al menos 1% diario, lo que llevaba a muchos a creer que era una estafa, y sus sospechas resultaron ser ciertas después de todo.

Divyesh Darji, mente detrás de la estafa Bitconnect.

Esta compañía ha sido una nube oscura que rodea al ecosistema de las criptomonedas y no ha ayudado en nada a la inclusión de los nuevos activos digitales. Incluso los algoritmos de Youtube, y las muchas medidas de protección no pudieron proteger a los usuarios de la publicidad de esta estafa.

Hoy en día la terrible historia ha llegado a su fin, después de haber arrestado a los múltiples cómplices alrededor del mundo, esta vez ha sido el turno para el gran autor intelectual de la estafa, Divyesh Darji, fue arrestado por la policía india en el aeropuerto, tras llegar de Dubái.

BitConnect tenía su sede oficial en Londres, pero la dirección era sólo una fachada, y a principios de este año se reveló que no había ninguna oficina sino una dirección de un buzón postal. La empresa fue administrada en Surat una ciudad en la India, por Divyesh Darji, SaSatish Kumbhani y Dhaval Mavani. Los cuales prometieron a los inversores un rendimiento anual de 365% o 1% diario de todo lo que invirtiesen. Si este señuelo no era suficiente, la compañía también alentó a los inversores a que recibirían mayores retornos mientras más alta a fuese su inversión. Para todas las diferentes inversiones, estos tenían que mantener su dinero en las cuentas por al menos 120 días antes de recibir el 120% de su inversión inicial.

Al igual que con todos los esquemas Ponzi, el dinero de los nuevos inversionistas engañados paga a los que ya cumplieron con sus 120 días. Los planes maliciosos de la compañía iban muy bien hasta el comienzo del 2018, cuando los inversores comenzaron a mostrarse escépticos e intentaron retirar su dinero, BitConnect no puedo sostener sus falsas operaciones y se declararon en banca rota.

Muchas estafas como estas se desenvuelven en un clima propicio para una tormenta perfecta, ya que se gestan en países o para personas que no están en la mejor de las condiciones. ¿Por qué mantener el dinero en papel fiduciario, si el gobierno o el creador puede decidir tomar la riqueza del ciudadano indio en un instante? En cambio, “móntate en el tren del Bitcoin” como muchos medios de comunicación anunciaron, estos prometieron en radio, televisión, Facebook, Instagram, Twitter y Youtube, que los beneficios iban a ser permanentes.

PG Narwade del Departamento de Investigación Criminal (CID-Crime) de la policía de Gujarat expresó a la prensa:

“Darji vivía en Dubái, una circular de vigilancia fue emitida contra él. El departamento de Inmigración nos alertó cuando estaba camino de Dubái a Ahmedabad, después de lo cual fue arrestado en la noche del día de hoy. La compañía nació en 2016, y en 2017 lanzó su propia moneda BitConnect. Permaneció activa hasta enero de este año, Lanzó 2,8 millones de sus tokens, de las cuales 1,8 millones de “Crone Coin” fueron vendidas. El acusado celebró seminarios y eventos en toda la India y otros países, que prometían un gran interés en su modelo de negocios y en una tasa de intereses de 1% diario sobre la inversión en monedas como Bitcoin o Ethereum. El precio de esta monedas en su mejor momento cerró en 315 euros, el 16 de enero de 2018”.

Aunque es muy cierto que es una buena noticia que Darji haya sido capturado y que el daño que le ocasionó al mercado fue muy perjudicial, es solo un caso de los muchos que han ocurrido y que seguirán ocurriendo, pues el mercado de las criptomonedas aún no está bien regulado y los posibles inversionistas no están bien educados de los peligros que trae consigo el adentrarse en este ecosistema.