Los cuatro principales intercambios de criptomonedas, Upbit, Bithumb, Coinone y Korbit, aceptaron la petición de las autoridades de Corea del Sur para ayudarlos con las investigaciones realizadas en relación al caso de pornografía infantil descubierto recientemente, así lo informó Chain News este 25 de marzo.

De acuerdo a la publicación, la policía surcoreana envió avisos de asistencia a los cuatro principales intercambios virtuales en Corea del Sur para investigar a los miembros del grupo de chat en el incidente de la «Sala N», a lo que los intercambios respondieron que ayudarán activamente a la policía en su investigación.

Los medios de comunicación coreanos dieron la noticia aunque la policía no lo ha confirmado aún. Según los informes policiales, hay alrededor de 10.000 miembros que pagaron en las salas de chat, donde se encontraron profesores, artistas populares, estrellas del deporte y CEOs de compañías famosas.

Los principales delincuentes establecieron un grupo de chat para distribuir videos ilegales y luego recaudaron las cuotas de membresía con fines de lucro, que en su mayoría eran pagadas en bitcoin (BTC)

En otra publicación, realizada por Sina Entertainment News, señalan que el software de chat utilizado por los delincuentes no solo encripta mensajes sino que también los autodestruye, por ello es difícil averiguar el estado de membresía del software de chat, y justamente por eso la policía espera rastrear el grupo de chat desde los registros de transacciones de moneda virtual. 

Escándalo que relaciona Telegram, pornografía infantil y bitcoin

Publicidad

Hace poco se informó que funcionarios de Corea del Sur descubrieron una red que cometía delitos sexuales relacionados con la aplicación de mensajería Telegram, explotación de niñas menores de edad y Bitcoin.

El informe presentado por los funcionarios reveló que existen miles de delincuentes sexuales que pagan con Bitcoin para acceder a salas de chat cifradas a través de Telegram.

La fuente afirma que 25.000 usuarios en 30 salas de chat realizaron pagos alrededor de 1.5 millones de won coreanos, unos $ 1.200, pagados en su mayoría en bitcoin (BTC), para acceder a las llamadas «salas N» donde supuestamente el abuso físico, mental y sexual de adolescentes extorsionadas sobrevino, según la información tomada del periódico coreanos Kookmin Ilbo.

Los interesados en ingresar a las salas de chat eran probados antes de otorgarles el acceso, debían comprobar que no eran funcionarios encubiertos al compartir su propio contenido de abuso sexual implicándolos en la red. Además, la mayoría de ellos hicieron pagos en bitcoins con el propósito de ocultar las pistas de pago.

Arresto del sospechoso

Los fiscales surcoreanos estaban revisando acusar formalmente al hombre sospechoso arrestado la semana pasada por supuestamente operar una de las salas de chat secretas donde publicaba videos sexualmente abusivos de mujeres chantajeadas a cambio de pagos de criptomonedas, según una publicación reciente del Business Standard.

La noticia ocasionó un gran escándalo en el país, lo que llevó al presidente Moon Jae-in a solicitar una investigación exhaustiva y castigos severos para los operadores de las salas de chat y sus usuarios.

El sospechoso, de nombre Cho Ju-bin, con 24 años, fue presentado a los medios antes de ser llevado a la oficina del fiscal. El joven dijo ante la prensa: «Gracias por detener la vida de un demonio (yo) no podía parar». 

De igual forma, la policía dijo que fueron arrestadas 18 personas desde septiembre mientras realizaban las investigaciones de las salas de chat privadas en la aplicación de mensajería Telegram donde los usuarios pagaban en criptomonedas para ver videos de naturaleza sexual que involucraban a docenas de mujeres y niñas presuntamente chantajeadas, según la fuente. 

También destacaron las sospechas de que el joven utilizaba información privada obtenida por los trabajadores de las oficinas del gobierno local con el propósito de chantajear a las víctimas atraídas mediante los anuncios de trabajo falsos.

Al parecer Cho, bajo el nombre Doctor en la red social, manejaba una de las salas de chat más grandes de la red y ahora la policía busca a otros operadores de salas, incluyendo un usuario de Telegram que usó el apodo GodGod.

Publicidad

Imagen destacada por fsHH / Pixabay.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.