En el informe señalaron que las víctimas, en su mayoría, eran adolescentes fugitivos que recurrieron a la prostitución para sobrevivir, a quienes los abusadores les prometieron trabajos de modelaje o de escoltas bien remunerados.

Luego, datos importantes de las víctimas eran recopilados y utilizados contra ellos en chantaje, como nombres, direcciones, fotos íntimas e información de contacto de amigos y seres queridos de la niña.

Publicidad

Escándalos sexuales ligados con Bitcoin

Este no sería el primer caso que involucra escándalos sexuales relacionados con Bitcoin. En octubre del año pasado, un ciudadano de Corea del Sur, Jong Woo Son, de 23 años, fue acusado de ser el propietario del Welcome to Video (WTV), un sitio en la dark web que vendía pornografía infantil y lamentablemente usaron a Bitcoin en transacciones de millones de dólares.

Ello conllevó al desmantelamiento de una banda criminal donde más de 300 personas fueron arrestadas ya que estaban asociadas directactamente con el sitio web de pornografia infantil.

La operación llevada a cabo por varios países permitió encontrar a 92 personas dentro del territorio estadounidense y rescatar 23 jóvenes. Funcionarios de los Estados Unidos dijeron:

“Es uno de los primeros en usar a las criptomonedas abiertamente como medio de pago para la venta de videos. Estos agentes y fiscales rescataron a unos 23 niños y niñas de varias nacionalidades en situación de abuso físico y sexual en los Estados Unidos, España, Alemania, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, la República Checa, Canadá, Irlanda, Brasil, Australia y el Reino Unido. Este es un tipo de crimen que conlleva detrás uno de las peores formas de maldad que existe».

La abogada estadounidense del Distrito de Columbia, Jessie Liu, manifestó en ese momento: 

«Nuestro mensaje para aquellos que producen, distribuyen y compran pornografia infantil es claro: Puede intentar esconderse detrás de la tecnología, pero lo encontraremos, arrestaremos y llevaremos frente a la justicia”. 

Otro caso sería el del ciudadano holándes acusado de vender material obsceno y fue localizado gracias a los pagos realizados con bitcoins (BTC).

Un jurado federal en el Distrito de Columbia acusó a un ciudadano holandés por administrar Dark Scandals, un sitio tanto en darknet como en la web normal, que ofrecía la venta de videos de violaciones violentas y representaciones de pornografía infantil.

Michael Rahim Mohammed, bajo el alias Mr. Dark, de 32 años, fue acusado de varios cargos de distribución de pornografía infantil, producción y transporte de asuntos obscenos para la venta o distribución, involucrarse en el negocio de vender o transferir material obsceno y el lavado de instrumentos monetarios de acuerdo con la acusación de nueve cargos y la acción paralela de decomiso civil revelada anunciada por el fiscal federal Tim Shea.

Los usuarios pagaban los paquetes de video con criptomonedas, como Bitcoin (BTC), o podían cargar nuevos videos para agregar al contenido de los sitios de Dark Scandals. El acusado presuntamente recibió casi $ 2 millones por la venta del contenido obsceno e ilícito.

La policía pudo rastrear los pagos de bitcoin y ethereum al sitio Dark Scandals siguiendo el flujo de fondos en la cadena de bloques. Presuntamente, los clientes de todo el mundo utilizaron las 303 cuentas de moneda virtual que pudieron ser identificadas.

Publicidad

Imagen destacada por AaronJOlson / Pixabay.com