En Estados Unidos condenaron a un empresario por haber cometido un fraude multimillonario mediante varios esquemas de inversión, incluyendo la recaudación de fondos por medio de una ICO, así lo informó Times Live el pasado 14 de diciembre.

De acuerdo a la publicación, Eran Eyal, conocido como un empresario tecnológico de SA, ha sido condenado en un tribunal de Nueva York por defraudar a inversionistas por millones de dólares a través de tres esquemas de inversión, incluida una oferta inicial de monedas (ICO) de 42.5 millones de dólares.

El acusado, de 44 años, se declaró culpable de los tres planes fraudulentos después de que fue acusado inicialmente en agosto de 2018 de robar 600.000 dólares a los inversionistas.

El tribunal de Nueva York condenó a Eran Yal por fraude. Imagen: kalhh.

Esquemas de inversión

Mientras vivía en Sea Point, Ciudad del Cabo, entre 2010 y 2014, y después de mudarse a Nueva York, Eyal creó la compañía de nombre Springleap.

El CEO pudo convencer a los inversores de que era una nueva empresa de tecnología que transformaría las industrias de publicidad y marketing por medio del crowdsourcing y el uso de las redes sociales.

Publicidad

Además, les afirmó que Springleap contaba con una red de más de 300.000 miembros de la comunidad y 180.000 profesionales creativos con experiencia.

De igual manera, engañó a los inversionistas para que creyeran que la empresa contaba con un prestigioso equipo directivo e hizo negocios con grandes empresas, como Google y Coca-Cola.

El CEO engañó a los inversores haciéndoles creer que la empresa contaba con un equipo directivo calificado. Imagen: energipic.com.

El ejecutivo contrató trabajadores independientes de mercados baratos en línea en un intento de inundar la red social de Springleap con gustos artificiales y empleó a un hacker para robar los perfiles de miles de profesionales creativos, señala la publicación.

Los fondos de los inversores fueron colocados en cuentas corporativas que eran controladas por el ejecutivo y que utilizó para financiar un estilo de vida costoso, que incluye un apartamento en Williamsburg, Brooklyn, un entrenador personal y vacaciones en Antigua y París.

Para el 2016, los fondos de Springleap se agotaron y Eyal creó una nueva empresa denominada Passo. En junio de 2016, Passo también se había quedado sin dinero.

Luego, Eyal fundó Shopin y obligó a los inversores a transferir su capital a una fracción del valor de sus inversiones iniciales.

Las empresas fundadas por Eran Yal se quedaron sin fondos. Imagen: Phillip Birmes.

Seguidamente, solicitó millones de dólares a través de una ICO en el 2018 al afirmar falsamente que Shopin había llevado a cabo proyectos pilotos con los principales minoristas Bed Bath & Beyond y Ermenegildo Zegna, según lo publicado.

Los fondos de inversión de Shopin, la nueva empresa minorista de tecnología blockchain, después fueron transferidas a sus cuentas bancarias personales, de acuerdo a la fuente.

En junio de este año, el Fiscal General del Estado de Nueva York en los Estados Unidos inició una investigación referente a la oferta inicial de monedas dirigida por el empresario de SA y de fraude donde fue involucrada Shopin.

La SEC agregó nuevos cargos en su contra

Como parte del acuerdo de culpabilidad, Yal tendrá que reembolsar los 600.000 dólares a los cuatro inversores de Springleap que defraudó.

Publicidad

Además, también tuvo que renunciar como CEO de la nueva empresa minorista de blockchain Shopin y se le ha prohibido recaudar capital o servir en cualquier posición de autoridad en cualquier negocio de Nueva York durante tres años, según la fuente.

Eyal tendrá que volver a los tribunales en febrero después de que la Comisión de Bolsa de Valores de Estados Unidos (SEC) agregara nuevos cargos luego del acuerdo de declaración de culpabilidad.

La SEC agregará nuevos cargos luego del acuerdo de declaración de culpabilidad del empresario. Imagen: kalhh.

Las intenciones de la SEC son recuperar todos los 42.5 millones de dólares recaudados mediante la ICO y prohibirle de por vida ocupar un puesto directivo en una entidad estadounidense.

La SEC alega que dirigió una oferta fraudulenta de valores no registrados y que gastó 500.000 millones de fondos de inversionistas en alquiler, compras, entretenimiento y un servicio de citas.

Sin embargo, revelaron que los investigadores solo han podido encontrar 450.000 dólares de los 42.5 millones de dólares generados por los métodos fraudulentos del ejecutivo, y se le ha ordenado devolver esa cantidad a todos los inversores.

Imagen destacada por Daniel_B_Photos / Pixabay.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.