Este 23 de enero la Oficina Europea de Policía (Europol) publicó que un hombre de 36 años fue arrestado en Oxford, Inglaterra, por presuntamente haber robado alrededor de 10 millones de euros en el criptoactivo IOTA.

El presunto delincuente enfrenta los cargos de robo, fraude y lavado de dinero. Según la publicación de Europol, las labores de investigación se iniciaron luego de que más de 85 personas declararon haber sido víctimas de robo de fondos en la criptomoneda IOTA desde enero del año pasado.

En este caso, la Europol trabajó de forma conjunta con la Unidad de Crimen Organizado Regional del Sudeste del Reino Unido (SEROCU), la Policía Estatal de Hessen en Alemania y la Agencia Nacional de Crimen del Reino Unido (NCA).

En el comunicado de la Europol se explica que el proceso investigativo empezó en el 2018, luego de que varios ciudadanos denunciaron ante la policía alemana el haber sido víctimas de robo de fondos de criptomonedas IOTA en sus monederos.

Europol también reporta que, tras una serie de investigaciones, detectaron la existencia de fraude en el sitio web Iotaseed.io, el cual estaba dirigido a usuarios de IOTA. Las autoridades revelaron que en dicho sitio web se ejecutaba un generador de semillas malicioso.

Cabe destacar que la semilla en los monederos de IOTA es un conjunto de 81 dígitos con el cual se le agrega una capa de seguridad al monedero; de esta forma, los usuarios pueden proteger sus fondos de terceros. Dicha semilla puede ser generada en sitios online, como por ejemplo en el sitio oficial de IOTA y en el sitio web del presunto delincuente.

Las investigaciones revelaron que varias de las víctimas del robo de criptomonedas IOTA habían creado la semilla de sus monederos en la página web Iotaseed.io. Sin embargo, estos usuarios no sabían que tales semillas estaban siendo almacenadas por el proveedor del servicio.

El administrador de Iotaseed.io se valió de esa información para acceder a los monederos de las víctimas y movilizó los fondos a otras direcciones registradas con identidades falsas. El presunto sospechoso fue identificado en julio del año pasado por las autoridades alemanas, quienes determinaron que este se encontraba en Reino Unido.

Según la publicación, investigadores alemanes y británicos se reunieron con el Centro Europeo de Ciberdelincuencia (EC3) de Europol para el intercambio de pruebas. A raíz de las labores conjuntas de inteligencia y la colaboración entre autoridades, se emitió una orden de registro y el hombre fue arrestado en Reino Unido por la SEROCU.

En el lugar de la detención también fueron confiscadas varias computadoras y otros dispositivos electrónicos. Asimismo, un reportaje de BBC agrega que también se decomisaron drogas y dinero en efectivo.

BBC también señala que el detenido se encuentra bajo custodia policial. En declaraciones a dicho medio de comunicación, la inspectora Rob Bryant de SEROCU señaló que debido al prolongado tiempo en el cual se cometieron los delitos, es probable que hayan más víctimas. La funcionaria también resaltó que algunos miembros de la comunidad de IOTA ayudaron en las investigaciones del caso.

Cabe destacar que, gracias al auge de los precios de las criptomonedas, estas se volvieron atractivas para los ciberdelicuentes; a raíz de ello, han sido varios los casos con los cuales la Europol ha tenido que lidiar al respecto. Entre ellos se puede mencionar la detención en Rumania de cinco sospechosos de haber propagado un ransomware a finales de 2017, según declaraciones de la Europol a la agencia de noticias AFP.

Imagen destacada por KALHH / pixabay.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.