Ripple, la compañía de custodia de la criptomoneda de código abierto XRP, posee el 60 por ciento del total que ha sido creado de la criptomoneda; estas tenencias están valuadas en $ 22 mil millones a precios  corrientes. Sin mencionar que los “insiders” de la compañía también tienen un gran porcentaje de XRP circulante. La pregunta que muchos se hacen es si ¿podría esta concentración de riqueza impactar adversamente en los titulares de fichas?

XRP es una de las criptomonedas más rápidas a la hora de completar una transacción, sin embargo los entusiastas de Bitcoin y Ethereum han debatido durante mucho tiempo la supuesta centralización de la criptomoneda. Uno de los principales puntos de discusión es precisamente la concentración de XRP que posee Ripple.

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de los XRP creados son propiedad de Ripple Inc., sin mencionar que individuos como los fundadores de la compañía así como los ejecutivos actuales poseen cantidades significativas de la criptomoneda. No es sorpresa para nadie que esto supone un riesgo para los que posean el cripto activo así como un tratamiento regulador desfavorable.

De esta manera, organismos reguladores como la Comisión de Bolsa y Valores junto con otros, podrían imponer una serie de resoluciones específicas para XRP las cueles pueden tener el propósito de obstaculizar su uso o venta.

Claramente hay una preocupación latente alrededor de este tema, que va desde la posible clasificación de valores que dificultaría el uso de XRP como vehículo para las remesas, y el otro riesgo es la posibilidad de aumentar la oferta lo cual podría ejercer una presión importante a la baja sobre el precio.

Datos de interés


Cabe señalar que XRP se creó en enero de 2013, momento en el que se crearon un total de 100 mil millones de monedas. De esos 100 mil millones, 80 mil millones se asignaron a Ripple y 20 mil millones se dividieron entre los fundadores de la empresa.

Según BitMex Research, en el momento de la distribución, XRP se asignó a los fundadores de la siguiente manera: Chris Larsen, 9.500 millones, Jed McCaleb, 9.500 millones, Arthur Britto, 1.000 millones.

Contrariamente a los hallazgos de BitMex, la billetera de McCaleb indica una tenencia total de 5,2 mil millones. Hay poca evidencia concreta de las tenencias de Britto. De los tres fundadores originales, Chris Larsen es el único que aún participa activamente con Ripple, de hecho actualmente se encuentra como el presidente ejecutivo del consejo de administración de la compañía.

Los participantes más nuevos en la empresa incluyen al actual CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, y al director de tecnología de la compañía, David Schwartz. Cabe mencionar que en la actualidad se desconoce con precisión cuáles son sus tenencias de la criptomoneda.

Sin embargo, el reporte del tercer trimestre de 2018 de la compañía señala que la firma posee aproximadamente 60 mil millones del suministro total de XRP:

“En el cuarto trimestre de 2017, Ripple encerró 55 mil millones de XRP en una cuenta de depósito en garantía criptográfica. Ripple creó el bloqueo para crear la certeza del suministro de XRP en un momento dado. Debido a ese bloqueo, Ripple tiene acceso a solo el 13 por ciento del XRP total en circulación. Las ventas de Ripple fueron una pequeña fracción de esa cantidad”.

De esta manera hay aproximadamente 41 mil millones de XRP circulantes. Por lo que si Ripple tiene acceso al 13 por ciento de estas monedas, hay 5.300 millones de monedas disponibles para su uso inmediato. En total, eso coloca las participaciones de la compañía en aproximadamente 60 mil millones de XRP. Los otros 55 mil millones están encerrados en depósito, como afirma Ripple.

No obstante cabe señalar que es probable que estos ejecutivos que poseen tenencias de XRP estén vinculados contractualmente a la cantidad de la criptomoneda que se les permite vender en un momento dado. Por ejemplo, McCaleb está restringido a la cantidad de XRP que puede vender en función de un acuerdo con Ripple después de dejar la compañía para iniciar Stellar en julio de 2013.

“Los 5.300 millones de XRP restantes a febrero de 2016 están en una cuenta de custodia en Ripple y se le entregan mensualmente. Desde que se alcanzó el acuerdo, se le ha permitido vender menos del 1% del volumen promedio diario en un intercambio que ahora solo representa el 1% -2% de todo el volumen de operaciones de XRP”.

 

Jed McCaleb

Evidentemente la compañía constantemente está tomando medidas que buscan preservar activamente y aumentar el valor de XRP. En un documento de noviembre de 2014, la empresa declaró:

“Ripple Labs planea retener el 25% de todo el XRP emitido para financiar operaciones (y con suerte obtener una ganancia) y distribuir el resto para incentivar la participación de creadores de mercado, pasarelas y consumidores para utilizar el protocolo.  De esta manera, Ripple Labs cree que sus incentivos están alineados con los de los usuarios del protocolo; ambos quieren que el protocolo alcance todo su potencial y escala”.

No debe ser misterio para nadie, ya que por la propiedad mayoritaria por parte de Ripple de la criptomoneda XRP,  estos pasos tienen sentido para preservar el valor a largo plazo de XRP.

Claramente la criptomoneda tiene un importante riesgo vinculado a las presiones que existen a la baja del precio, y es que a medida que XRP y las partes interesadas en la compañía continúan incrementando el suministro circulante, el valor del token experimentará una fuerte presión a la baja. Exacerbando aún más este riesgo es que XRP tiene un volumen de operaciones relativamente bajo en comparación con Bitcoin y Ethereum.

De hecho para diciembre, el volumen de operaciones de 24 horas de XRP tuvo una fluctuación importante entre 300 millones de dólares y 1,7 mil millones de dólares. Cabe señalar que el volumen de operaciones de XRP se encuentra en aproximadamente una octava parte de Bitcoin y una cuarta parte de Ethereum.

Un menor volumen de operaciones suele ser una señal de que los libros de una criptomoneda son más delgados que sus competidores. Si un tenedor de la criptomoneda fuera a vender una parte importante de sus posesiones, probablemente causaría una mayor caída en el precio que si alguien vendiera el mismo porcentaje del total de monedas para BTC o ETH.

Sin mencionar que Ripple vende regularmente de su tesorería para financiar la expansión. De hecho de acuerdo a los informes trimestrales de la compañía, en promedio, se venden 100 millones de XRP (o alrededor de $ 37 millones) cada mes desde el deposito en garantía con el propósito de expandir la compañía.

En ese sentido, es fundamental que Ripple mantenga una perspectiva a largo plazo para sus tenencias de XRP si quiere mantener el crecimiento de los precios de XRP.

¿Por qué muchos critican a Ripple y XRP?


Comprensiblemente, los altos niveles de concentración de riqueza representan una alarma para la mayoría de los miembros de la comunidad de la cadena de bloques. De hecho, la razón por la que la mayoría aprecia a Bitcoin es por sus cualidades anónimas y descentralizadas, elemento que el espacio de la criptografía representa en su conjunto.

De esta manera, algunos miembros argumentan que Ripple viola los fundamentos del ecosistema, que son no confiar en ninguna organización o grupo de personas para que se ocupen del mejor interés del conjunto.

Evidentemente existe una posibilidad de que Ripple como compañía podría violar el valor a largo plazo de XRP con el objetivo de obtener ganancias en el corto plazo.

Sin mencionar que la concentración de riqueza representa otros riesgos adicionales, ya que las grandes tenencias de XRP de Ripple son un objetivo potencial para los reguladores. Cualquier aplicación adversa contra XRP podría paralizar su uso y, en consecuencia, su precio. No solo eso, el estancamiento interno de la empresa o la política también podrían hacer que el XRP sea inerte.

Tanto así que la criptomoneda no fue incluida en el fondo de Anthony Pompliano, Morgan Creek Digital Assets, el cual está expuesto al 75 por ciento del mercado digital e incluye monedas importantes como Bitcoin, Ethereum y Litecoin. Según el criterio del fondo, XRP no se incluyó debido a que su centralización podría representar un “potencial amenazador” al valor fundamental de una red distribuida.

Anthony Pompliano

Argumentos a favor de Ripple


Ya hemos expuestos cuales son los aspectos negativos, sin embargo también tiene sus elementos de interés.

A diferencia de Bitcoin y Ethereum, Ripple no está comprometido por el gobierno descentralizado. La compañía puede aprovechar sus grandes reservas para fomentar la adopción, estimular el desarrollo y asegurar a los clientes. En consecuencia, una gran parte del valor de XRP se deriva de los esfuerzos de Ripple.

Lo interesante de este tema es que el debate no tiene una única resolución porque las dimensiones contra las que se evaluaran estos proyectos cambiaran para adaptarse a los argumentos de los individuos.

Sin embargo se podría decir que hay compensaciones. Bitcoin no tiene que ser estrictamente mejor o más descentralizado que Ripple, y viceversa. Evidentemente todas las criptomonedas, tanto Bitcoin como Ethereum y XRP y cualquier otro, tienen fortalezas y debilidades pero se encargan de satisfacer las distintas necesidades que se presentan en cada nicho de mercado.

De esta manera lo relevante para cada inversionista es evaluar qué aspectos de cada uno de los proyectos son relevantes y qué riesgos están dispuestos a asumir y cuáles no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.