Vo1t, bunker en el sur de Reino Unido que protege criptomonedas

0

No es misterio para nadie como los piratas informáticos han robado $1.1 mil millones en criptomonedas el primer semestre del 2018, con un número creciente de secuestros, robos a mano armada e intentos perseverantes de chantaje.

Miles Parry se vio incentivado a crear Vo1t en 2016, lo cual es una red mundial secreta de centros de datos clandestinos para mantener a salvo Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH). Hoy en día, los clientes de Vo1t incluyen grandes bancos, administradores de fondos e intercambios criptográficos, incluidas varias compañías que cotizan en el FTSE 250.

Además de la volatilidad, la inseguridad en el cripto ecosistema es un gran problema. La comunidad reconoce lo difícil que es mantener seguros sus activos digitales. Por lo que detrás de las puertas blindadas enterradas a unos 60 pies bajo tierra en las entrañas de un búnker nuclear abandonado, un centro de datos secreto podría contener la respuesta para mantener seguras las criptomonedas.

Esta extraña ubicación, en algún lugar del corazón del sur de Inglaterra, a millas de la estación de tren más cercana, es donde se dibuja una línea de frente en la batalla de mil millones de dólares para mantener a salvo a los criptógrafos.

El lugar se ha dado a conocer gracias a Forbes, sin embargo la instalación, que esta patrullada por un equipo especializado de ex oficiales militares, ha solicitado que no sea revelada la ubicación precisa.

El centro de datos forma parte de una red en todo el mundo llamada Vo1t que surgió en respuesta al creciente robo de miles de millones de dólares, de secuestros, robos a mano armada y chantaje por parte de criminales criptográficos.

De hecho, a principios de este año, el comerciante de criptografía británico Danny Aston, su novia Amy Jay y su bebé fueron víctimas del primer robo de cripto armado de Gran Bretaña cuando cuatro hombres enmascarados irrumpieron en su hogar en la ciudad de Moulsford, en Oxfordshire.

Los hombres detuvieron a su familia a punta de pistola, ataron a la novia de Aston, dejaron a su bebé afuera en un cochecito, antes de obligarlo a transferirles una suma no revelada de Bitcoin, según los informes de la época. Aston declinó hacer mayores comentarios.

Tales robos son lucrativos. Los ladrones criptográficos se escaparon con $ 1.1 mil millones solo en la primera mitad de 2018, según la firma de ciberseguridad Carbon Black, y en el día del atraco de Moulsford, un solo Bitcoin valía $ 10.772.

“Este es un mundo diferente. Lo que realmente debe preguntarse es: ¿qué sucede si tiene un arma en la cabeza?”, expresó el fundador de Vo1t, Miles Parry.

Fueron preguntas como esta, e historias como la de Aston, lo que llevó a Parry, un ex asesor de seguridad independiente del Ministerio de Defensa del Reino Unido, a lanzar silenciosamente Vo1t (pronunciado “bóveda”) hace dos años.

Hoy en día, algunas de las compañías más grandes del mundo confían en Vo1t para mantener seguros sus Bitcoin, Ethereum y otras muchas monedas digitales.

La esencia de mantener seguras las criptomonedas es colocar su clave privada, una línea de código que le permite gastar tokens en un lugar muy seguro. Una vez que ha sido comprometida una clave privada, los ladrones criptográficos pueden saquear tus propiedades, dejando al usuario sin recursos.

Esta simple vulnerabilidad en el corazón de Bitcoin ha desencadenado una carrera de armamentos en seguridad criptográfica, con personas que ponen sus claves privadas en “almacenamiento en frío” (es decir, en un dispositivo fuera de línea como una unidad de disco) en ubicaciones cada vez más elaboradas, desde poner unidades de disco en cajas de seguridad para imprimir las claves privadas en planchas de acero y enterrarlas.

Estas opciones están lejos de ser infalibles, especialmente porque los criminales criptográficos se vuelven cada vez más audaces y están dispuestos a usar la fuerza.

De acuerdo al informe la solución de Parry fue usar su conjunto único de habilidades para construir una bóveda suiza moderna. Una red global de “almacenamiento en frío” de bunkers criptográficos subterráneos, protegidos por capas de seguridad digital, física y humana.

Para su protección, Vo1t cobra a las empresas £ 25.000 ($ 33.000) anualmente, junto con un cargo de instalación de £ 25.000 y una tarifa de entre el 0.01% y el 0.06% en los retiros, que se puede hacer en tan solo 30 minutos.

¿Qué tan difícil es entrar a la bóveda?


Los servidores en el centro de datos secreto de Vo1t están equipados, no para explotar sino para borrar las fortunas digitales que poseen si se toca alguno de sus interruptores de disparo ocultos.

Incluso si se eliminan las claves privadas en una bóveda, el equipo ejecuta centros de datos duplicados en todo el mundo, repartidos en diferentes jurisdicciones y continentes para proteger contra criminales y estados cripto-hostiles, por lo que simplemente pueden cambiar a la siguiente.

Sin embargo, tal cambio es improbable. Esto se debe a que, además del ex equipo militar que patrulla por encima del suelo y las diversas capas de seguridad subterráneas, cada bóveda está construida con una puerta de seguridad final que solicita la apertura de ocho factores de verificación, que requieren varios empleados con llaveros, códigos y autenticación de sitio a través de cámara de video

Este centro de datos también está completamente desconectado de Internet, sellado dentro de una jaula de Faraday para bloquear la insinuación de una onda de radio que podría intentar conectarse con los servidores de Vo1t.

La electricidad que zumba a través de sus tableros de circuitos incluso se ha pasado a través de filtros de grado militar como medida de precaución.

Y, para la tranquilidad de los clientes corporativos de Vo1t, sus tenencias están cubiertas por una póliza de seguro criptográfico para especialistas de Aon.

Debido a esto, los bancos, administradores de fondos y varios intercambios de criptografía, incluidas varias compañías que cotizan en el FTSE 250 en el Reino Unido y grandes empresas públicas en los Estados Unidos confían hoy en Vo1t como su última línea de defensa contra la creciente amenaza del robo de la criptografía.

De hecho, David Allen, el director de operaciones de Equity Trust, un proveedor de IRA y 401 (k) con $ 12 mil millones bajo gestión, confirmó que almacena sus existencias de criptografía con Vo1t.

“Vo1t tiene la tecnología, la velocidad y la seguridad para mantener seguros los activos digitales de nuestros clientes y la capacidad de retirarse rápidamente y volver a convertirlos en efectivo cuando lo necesiten”, expresó el director de operaciones.

Allen fue uno de los pocos ejecutivos que aceptaron hablar oficialmente. Tantos son los peligros asociados al cripto ecosistema que muchas empresas creen que incluso estar asociado con un custodio como Vo1t aumentará las posibilidades de que sus empresas, colegas y familias sean víctimas de los cripto piratas.

También es la razón por la que Parry no divulgará los depósitos totales mantenidos por Vo1t o sus ingresos y porque, hasta ahora, nunca había hablado con la prensa.

“Los delincuentes quieren saber cuál será su pago, y si les da esa cifra, les permite evaluar los riesgos y los motiva a actuar”.

Además explica que se ha intentado mantenerlo en secreto, pero hace poco la empresa se dio cuenta de que la gente estaba empezando a conocerlos, por lo que consideran que ya era hora de darse a conocer.

Se puede imaginar que parte de la razón es la creciente amenaza de los ladrones de cripto que atacan las exchanges, individuos y custodios.

Tal ataque a Vo1t sería inútil, dice el empresario, ya que su sistema está diseñado de manera que ni Parry ni nadie en su equipo pueden anular su seguridad.

Miles Parry.

Otra razón por la que Parry puede haber decidido ahora que era el momento ideal para darse a conocer es porque los gigantes financieros de Wall Street finalmente se están dando cuenta de la oportunidad de la custodia criptográfica.

De hecho, la semana pasada, Fidelity Investments anunció que lanzaría un servicio de custodia criptográfica de nivel empresarial el próximo año para sus 13.000 firmas consultoras institucionales y corredores.

En mayo, el gigante bancario japonés Nomura se asoció con el proveedor francés de carteras criptográficas Ledger y el gerente de inversiones de Bitcoin, Global Advisors, para comenzar a construir un nuevo custodio llamado Komainu.

Citigroup no se ha quedado atrás, también ha anunciado sus planes para ingresar al espacio, mientras corren rumores de que Goldman Sachs está considerando lanzar su propio servicio.

Y eso ni siquiera es para mencionar a Xapo, el principal rival de Vo1t, la empresa con sede en Hong Kong es actualmente el mayor proveedor de custodia de criptografía y ha recaudado más de $ 31 millones en fondos de riesgo de empresas como Greylock Partners e Index Ventures.