El grito de guerra que se está comenzando a escuchar dentro del cripto ecosistema ahora mismo es el de #DeleteCoinbase, y se está esparciendo por todo Twitter cuando los usuarios de Bitcoin cierran sus cuentas para protestas por una polémica adquisición por parte de uno de los cripto Exchanges más grandes del mundo, Coinbase, al menos es así para este puñado de usuarios que se sienten traicionados.

Estos usuarios están molestos con Coinbase por adquirir Neutrino debido a que no representa a la compañía y varios usuarios no se sienten seguros, ni confiados por tenerlos trabajando tan cerca de su dinero en criptomonedas.

El CEO Giancarlo Russo, el Director de Tecnología Alberto Ornaghi y el CRO Marco Valleri, anteriormente encabezaron proyectos para la el equipo de Hacking de la Startup, que vendió spywares a varios gobiernos conocidos por abusos de derechos humanos .

Por ejemplo, el Washington Post informó que  el conocido por el mundo criptográfico como el “Hacking Team” trabajó directamente con el gobierno de Arabia Saudita, incluido el grupo de aplicación de la ley que supuestamente asesinó al periodista disidente Jamal Khashoggi.

La página web de la cripto Startup promocionaba una “suite de piratería informática para la intercepción gubernamental”, que describía sus productos como “tecnología ofensiva”.

Este software espía también ayudó a la vigilancia y el arresto de periodistas en Etiopía y los Emiratos Árabes Unidos, informaron medios de comunicación tanto locales como internacionales.

Para aclarar varios puntos, no está claro que tan extendida es la reacción realmente en Twitter y las otras redes sociales.

El hashtag #deletecoinbase produce más de 500 resultados en una búsqueda de Google, pero no todos son únicos, ni todos son necesariamente anteriores a la fecha en que se anunció la adquisición. Además, incluso 500 equivaldrían a una ínfima parte de los 13 millones de cuentas de Coinbase que posee actualmente.

Pero la noticia no es el número de usuarios particulares que han publicado este hashtag, sino que para muchas personas influyentes en el mundo de las criptomonedas y el de la tecnología de redes de cadenas de bloques, la transacción de compra de la Startup dedicada al hackeo es un punto de quiebre para uno de las cripto Exchanges más grande del mundo.

Meltem Demirors, fundador de Shiny Pony Ventures y director de estrategia en el administrador de activos CoinShares, le dijo a los medios de comunicación internacional y a su base de seguidores que ya no usará Coinbase después de este incidente tan “lamentable”.

“Hay muchos otros servicios por ahí que hacen análisis dentro de la Blockchain que no tienen estos problemas de reputación, y francamente los problemas éticos que tienen algunos de estos fundadores de Neutrino son demasiados para digerir y poder confiar en ellos. Este ejemplo, para mí, los choques con todos los mensajes de Coinbase están tratando de dar a conocer la creación de un sistema financiero abierto, un sistema financiero más inclusivo, pero con esta adquisición de Neutrino apoya la idea de usar Bitcoin para el capitalismo de vigilancia, va contra todo lo que Coinbase alguna vez luchó”. Expresó en pocas palabras Demirors.

Coinbase no ha querido emitir comentarios hasta los momentos sobre el número de usuarios que hacen público que abandonan la plataforma, por los motivos expresados anteriormente.

Pros vs contras de la adquisición; Riesgo vs. Recompensa:


El mes pasado, el director de ingeniería y productos de Coinbase, Varun Srinivasan, le expuso a los medios de comunicación que la startup Neutrino le permitiría a Coinbase expandir el listado de criptomonedas más rápidamente mientras retiene los servicios de análisis de datos de manera interna.

En una declaración a The Block, un portavoz de Coinbase dijo que la compañía estaba al tanto del pasado bastante oscuro del equipo de Neutrino, pero sintió que la importancia de esta oportunidad de negocio superaba esa consideración de seguridad y renombre de la marca.

De hecho, los riesgos reputacionales no estaban ocultos para Coinbase. En el año 2013, la organización sin fines de lucro Reporteros sin Fronteras incluso calificó a “Hacking Team” como uno de los cinco principales “Enemigos de la Internet corporativa” por su papel en ayudar a varias medidas de represión del gobierno contra críticos y censurarlos, incluida la situación precaria en Sudán, Uzbekistán, Kazajstán y México, solo para nombrar unos pocos.

Luego, en el año 2017, el Ministerio de Desarrollo Económico de Italia declaró que las exportaciones de tecnologías de vigilancia de Hacking Team a países como Egipto representaban un claro riesgo para los derechos humanos en el extranjero.

Sin embargo, entre los ofendidos por la afiliación de Coinbase con los veteranos del “Hacking Team”, muchos usuarios publican quejas en las redes sociales sobre la dificultad de cerrar permanente sus cuentas.

Esto se puede deber en parte a que las cuentas deben estar completamente vacías para cerrarlas y la mayoría de los usuarios retienen pequeñas fracciones de BTC, llamadas “polvo”, que quedan después de una transacción debido a las tarifas de transacción y los precios fluctuantes. Estas fracciones a veces pueden ser demasiado pequeñas para enviarlas fácilmente y vaciar la cuenta, incluso hay casos donde no se les muestra ese saldo en “polvo” en la cuenta de estos clientes que desean clausurar sus cuentas.

Queda por verse si la controversia hará mella significativa en la base de usuarios de Coinbase, dada la conveniencia de la plataforma para usuarios principiantes y la molestia asociada con el cambio de proveedores, una fuente de inercia, o de cambio de servicio, de los clientes en el mundo financiero desde mucho antes de que se inventara las criptomonedas.

“La gente vota con sus pies, sino les gusta algo de una plataforma simplemente se va. Mira lo que le pasó a Facebook. Muchos usuarios abandonaron Facebook porque no les gustaba lo que estaba sucediendo. El mejor jurado es lo que las personas buscan usar “, dijo Demirors.