De nuevo tenemos que una institución reguladora de un país desarrollado está tomando una postura en contra de las criptomonedas y de la tecnología Blockchain, esta vez ha sido la oportunidad de España en la Unión Europea que gracias a una serie de estafas a los consumidores más desprevenidos e ingenuos ha generado que el Tribunal Supremo de dicho país se pronuncie encontrar de las criptos, especialmente contra la primera criptomonedas de todas y la más grande por capitalización de mercado en la actualidad, el Bitcoin (BTC).

Puede leer un ejemplo de una de estas posibles estafas (no incluidas en el caso que mencionaremos) en nuestro siguiente artículo.

c“ni mucho menos tener tal consideración legal a los efectos de la responsabilidad civil”.

El principal y el más importante tribunal del estado español afirmó en cambio que las criptomonedas son “un activo inmaterial de contraprestación o de intercambio en cualquier transacción bilateral en la que las contrapartes en el comercio las aceptan, pero en ningún modo es dinero”.

Decision o indecisión:


Con esta decisión de la sala de lo penal del tribunal supremo se resuelve finalmente el caso de estafa que había tomado los juzgados en la capital española. En el cual se le condenaba a un sujeto que en el año 2014 estafó aproximadamente a 5 inversores apropiándose ilegalmente de los BTC que estos le habían confiado para iniciar una cripto Startup.

Esta semana dicho acusado fue juzgado y declaró culpable hace 1 semana, y por ende deberá cumplir una condena de 2 años en prisión sin derecho a fianza.

El condenado espera quedarse con los 35 BTC robados en el año 2014, que en esa fecha equivalía a aproximadamente a 11.000 $ a los precios de 300 $ por cada Token, devolviendole nada más la cantidad monetaria de esa época y no los tokens Pero, hoy en día dicha cantidad de BTC equivaldrían a aproximadamente a más de 400.000 $ a precios actuales de 11.500 $ por cada Bitcoin.

Sin embargo, es aquí donde comienzan los problemas para los usuarios que fueron estafados inicialmente, ya que la Sentencia del Tribunal Supremo rechaza la petición de estas 5 personas que exigían no una compensación monetaria de los 11.000 $ sino la devolución de esos 35 BTC.

Pero, hay varias situaciones que está impidiendo la devolución de los Token, ya que cuando se firmaron los contratos con el sujeto condenado, expresa que él tenía la intención desde el inicio de apoderarse de los BTC, sin ánimo de cumplir con las obligaciones.

Por ende, el juzgado en Madrid determinó que le fuese retribuido el valor monetario de cada Token de BTC a la fecha de la firma de cada uno de los 5 contratos. Al no estar de acuerdos los estafados se dirigieron al Tribunal Supremo de España.

A lo que la institución del estado respondió:

“El acto de disposición patrimonial que debe resarcirse se materializó sobre el dinero en euros que, por el engaño inherente a la estafa, entregaron al acusado para invertir en activos de este tipo”.

Además, se sostuvo que las criptomonedas al no ser considerado dinero como tal, “no es algo susceptible de retorno, puesto que no se trata de un objeto material, ni tiene consideración alguna de dinero fiduciario”.

En pocas palabras esto significa que a las 5 personas estafadas no se les devolverá los Bitcoin correspondientes a su inversión, ya que hay un “vacío legal” en el cual los BTC no son considerados dinero, ni activos, por ende no cuentan dentro de la legalidad de este caso.

Además de ello la Sala de lo Penal consideró que por más que existan pruebas que demuestren que los contratos de inversión que usaron BTC como medio de intercambio y los estafados hayan entregado los tokens y no los euros que transfirieron en dichas operaciones, no da a lugar a aceptar las demandas contra de los estafados contra el estafador de devolver sus BTC.

El modo que el Tribunal trató de solventar este vacío legal, fue darle al Bitcoin la característica que “Activo patrimonial inmaterial”.

“No es sino un activo patrimonial inmaterial, en forma de unidad de cuenta definida mediante la tecnología informática y de la criptografía, cuyo valor es el que cada unidad de cuenta o su porción alcance por el concierto de la oferta y la demanda en la venta que de estas unidades se realiza a través de las plataformas de trading y por ende.

No se puede acordar la restitución de los BTC, ya que lo más adecuado para reparar los daños causados a los implicados, como los prejuicios, es que sea una transferencia monetaria, con dinero real, tal como se indicó en la sentencia determinada por el tribunal en Madrid”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.