Ripple la cripto compañía detrás del lanzamiento y principal desarrollador del token XRP, al igual que su principal Hodlr ha confirmado un acuerdo con la empresa en las “tecnología de la regulación” llamada “Coinfirm”, para ayudar a llevar seguramente a la cuarta más importante altcoin al campo de lo regulado, si así fuese necesario.

Coinfirm, fundada en el año 2016 con el objetivo de brindar asistencia contra el lavado del dinero, el financiamiento al terrorismo y el KYC para todas las nuevas cripto Startups que estaban surgiendo.

La empresa con sede en la ciudad de Londres respaldada gracias a Seed Funds, ahora emplea a 60 personas y le brinda soporte directo a más de 1200 criptomonedas tanto del cripto ecosistema, como las nuevas cripto privadas de muchos bancos e instituciones financieras, principalmente en Suiza y Japón.

Fuente: Coinfirm.com

Los clientes existentes incluyen el banco suizo, Dukascopy y el Exchange europeo de criptomonedas Coindeal.

El soporte de AML para XRP se integrará automáticamente para todos los clientes existentes de Coinfirm sin costo adicional.

Esta asociación entre Ripple y Coinfirm se genera en pocas palabras para analizar todas las transacciones llevadas a cabo por las XRP, y dentro de la misma Blockchain de la importante altcoin, y si han sido procesada por una tecnología llamada “coin mixer”, diseñada para lavar la criptomoneda mediante el intercambio privado de fondos de múltiples contrapartes; información sobre la agrupación en clúster, cuando se envían pequeñas cantidades de dinero a través de muchas direcciones diferentes para ocultar el tamaño de las grandes transacciones; y si los fondos provienen de un robo o cripto hacking, y calificar sus niveles de riesgo, todo esto gracias a las crecientes presiones regulatorias a las que se enfrenta actualmente el cripto ecosistema en general, especialmente dentro de los países desarrollados.

“La nueva forma de auto regulación por parte de la compañía no incluirá las identidades reales asociadas con cada una de las direcciones públicas donde se hodlea la criptomoneda” según ha expresado el CEO de Coinfirm, Pawel Kuskowsk.

Lo que sí incluirá la nueva información a recaudar, es si una dirección es propiedad o no de un cripto Exchange que permite el trading anónimo, y si la entidad (sea quien sea) que posea dicha cripto dirección de XRP está registrado dentro de un país que es considerado de “alto riesgo”, lo que dependerá del regulador, y de la jurisdicción en donde se quiera investigar dicha información.

La manera en que la cripto Startup determinará si cada token proviene de una situación dudosa son gracias a las probabilidades, estas posibilidades también se clasificarán en términos del nivel de riesgo de transacción, y el riesgo se calificará de bajo, medio o alto en una escala de 0 a 99, donde 99 es el nivel de riesgo más alto posible.

“No se revelará ninguna de las características clave de las criptomonedas, las identidades de los propietarios de los activos digitales, o los nombres de las entidades asociadas con ellos. La privacidad de los propietarios se mantendrá plenamente”, repitió el equipo de la Startup.

Las presiones regualtorias han llegado a Ripple más rápido de lo esperado:


Esta noticia se da apenas una semana después de que el Grupo de Acción Financiera (GAFI) publicó en la reunión de los principales 20 países del mundo a nivel económico (G20) una nueva guía para la estandarización de las cripto regulaciones, en donde en pocas palabras requerirá a los cripto Exchanges de estos países, y a toda institución que comercie con Bitcoin (BTC) y sus altcoins, que se compartan la información entre ellos, como los nombres a la que están registrada cada cuenta y cada transacción.

Los 37 países que son miembros actualmente de la GAFI tienen un máximo de 1 año para cumplir con los estándares recomendados en la guía, pero como hemos expresado anteriormente, debido a la naturaleza de la tecnología Blockchain al ser Pseudo anónima, hay una imposibilidad a aplicar al pie de la letra lo expresado en ese documento.

Hackers vuelan con US$ 4,3 millones en XRP y ADA de Bitrue en Singapur, quedando la plataforma fuera de línea

Además de esta imposibilidad cada nación podrá implementar los requisitos como lo considere oportuno. Por ejemplo, las naciones europeas que también están sujetas al Reglamento General de Privacidad de Datos (GDPR) recientemente promulgado pueden ser legalmente impedidas de aceptar la información de identificación personal requerida por el GAFI, lo que le da una ventaja al sistema Coinfirm y a otros como este, según Kuskowski, quien es el ex jefe de AML global para el Royal Bank of Scotland.

Puede leer más de este tema en nuestro siguiente artículo.

Coinfirm y Ripple crearon un punto medio en las regulaciones:


La tecnología de Coinfirm ofrece a los reguladores y hodls de criptomonedas un modelo que creará un terreno intermedio. Para los propietarios de criptomonedas, sus identidades permanecerán anónimas y pueden continuar realizando transacciones sin temor a la exposición. Pero también a las personas que compran Ripple se les puede garantizar que sus identidades permanecerán protegidas.

Para los gobiernos, estados y entes reguladores, proporciona un medio para encontrar criptomonedas relacionadas con la actividad fraudulenta, como el lavado de dinero, además de ser capaces de monitorear el trading de criptomonedas en línea sin infringir la privacidad de los propietarios.

Si bien es bastante cierto que existen desafíos que pueden surgir con la calibración de la evaluación de riesgos y probabilidades y por ende se obligue a muchas personas y empresas a tener que lidiar con que sus transacciones se marquen incorrectamente como falsos positivos y tengan que cambiar direcciones, cuentas o incluso que se las obligue a hacerlo, o presentarse ante un regulador. Y la posible presión para que los cripto Exchanges expongan a presuntos estafadores financieros, el sistema de Coinfirm es un buen punto medio entre las criptomonedas y el cumplimiento requerido por el GAFI.

“Gracias a que se hará una base de datos de usuarios, pero sin la verdadera identidad, no necesitas aplicar al pie de la letra las regulaciones de la GAFI, ya que los sistemas internos de cada economía no serán capaces de procesar estos datos debido a que depende de cómo se implementen las regulaciones en cada país”.