Hace más de un año, el desarrollador y miembro de la Fundación Ethereum, Hudson Jameson, anunció públicamente los planes para lanzar el Hard Fork “Metrópolis”, la tercera etapa en el camino hacia el traslado de la plataforma de la red ETH, del método de prueba de trabajo (PoW) a PoS. Todo este tiempo, los desarrolladores han mantenido en secreto la fecha del lanzamiento de la fase final del proyecto, llamado Constantinopla, la cual realizará el más importante Hard Fork hasta la fecha de la segunda criptomoneda más grande del mundo.

El pasado 14 de septiembre, durante una de las video llamadas quincenales que hace el equipo de desarrolladores, finalmente se supo que la bifurcación programada estaba muy cerca de ser liberada, más precisamente en noviembre de este año.

Sin embargo, debido a un “problema en el consenso” que ocurrió durante una de las pruebas en el testnet realizada a la nueva actualización el 13 de octubre, los desarrolladores decidieron retrasar a Constantinopla hasta enero del año próximo, 2019.

El camino al nuevo método de minería de prueba de estaca PoS:


Ethereum fue diseñado principalmente como una plataforma para las aplicaciones descentralizadas (DApps), y ya se le han establecido 4 mejoras principales desde la fecha de su lanzamiento, para mantener la red lo más  eficiente, rápida y escalable posible.

Con el objetivo final de la Fundación Ethereum de seguir la visión de su creador Vitalik Buterin, y pasar de un protocolo PoW a un PoS, se supone que este cambio resolvería los problemas que han venido dejando poco a poco al ETH un poco obsoleto, que son los problemas de minería y la escalabilidad.

Si bien se plantea realizar esta transición durante la actualización final del sistema llamada Serenity, la preparación comenzó casi inmediatamente después del lanzamiento de la primera red Blockchain de Ethereum.

La hoja de ruta se dividió en 5 partes principales, con Bizancio y Constantinopla formando parte de la misma fase llamada Metrópolis.

¿Pero que es Constantinopla en sí?:


El próximo Hard Fork “Constantinopla” incluye 5 diferentes Ethereum Improvement Proposals o (EIPs) por sus siglas, para facilitar la transición final de PoW a PoS.

Una vez lanzados estos 5 EIP, estos cambiaran fundamentalmente la cadena de bloques de ETH, mediante una serie de actualizaciones posteriores y periódicas, que impiden cualquier compatibilidad con las versiones anteriores, lo que significa que los nodos deben actualizarse de forma síncrona con todo el sistema o seguir funcionando como una entidad de cadena de bloques independiente al ETH CORE.

Más que eliminar el PoW, la función principal de Constantinopla será retrasar la “Difficulty Bomb”:


Además de todo lo que mencionamos anteriormente, el papel verdadero que juega esta actualización a la red, es de retrasar la llamada “bomba de dificultad”, además la bifurcación incluye cambios en la política económica de la minería subyacente de ETH.

Constantinopla está dirigido a hacer que la producción de nuevos bloques dentro de la Blockchain, sea más compleja y menos favorable para los mineros tradicionales. Este es un conjunto de código programado para activar la “Ethereum Ice Age”, cuyo principal propósito es hacer que la minería tradicional no sea tan rentable y promover la transición progresiva al nuevo método PoS.

La edad de hielo en ETH, está diseñada para garantizar que todos los participantes cambien a la nueva red después de que se implemente la bifurcación. La bomba complica gradualmente la minería del ETH, lo que aumenta el tiempo de bloqueo de la minería tradicional.

Con la introducción de la actualización de Casper, como parte del hito final de Serenity, se supone que la complejidad del proceso de extracción por el método de PoW aumentará tanto, que a los mineros no les quedará otra opción que mudarse al método PoS. La compra de nuevos equipos GPU y toda su instalación simplemente no serán rentables para nadie. Por lo tanto, la red Blockchain que deje Serenity atrás, simplemente comenzará a quedar sin mineros y la cadena de bloques se “congelará”. La edad de hielo y la “bomba” se introdujeron dentro de los códigos principales de ETH en septiembre del año 2015, poco después del lanzamiento al público de la red Ethereum.

La demora de la “bomba de dificultad” se incluirá en Constantinopla para mantener la estabilidad del sistema, al dejar la red en el mismo estado que antes. La reducción de la recompensa en bloque también disminuye la probabilidad de que una cadena impulsada por mineros se separe a medida que Ethereum se acerca a la esperada PoS.

¿Cuáles son esos 5 elementos?


  • EIP 145 el 13 de febrero de 2017

Una propuesta de mejora escrita por Alex Beregszaszi y Pawel Bylica para introducir el cambio de modo nativo a modo de bits como un método más eficiente de procesamiento de información en Ethereum Blockchain.

  • EIP 2014 20 de abril de 2018

Creada por Vitalik Buterin, la actualización apunta a brindar una mejor solución de escalamiento basada en transacciones “fuera de la cadena”. Permite que se realicen interacciones con direcciones que aún no existen en la cadena pero se pueden confiar en ellas.

  • EIP 1052 2 de mayo de 2018

Una propuesta del desarrollador central Nick Johnson permite la optimización de ejecuciones de código a gran escala en Ethereum.

  • EIP 1234 19 de julio de 2018

Escrito por el gerente de lanzamiento de Parity, Afri Schoedon, se supone que EIP 1234 reduce las recompensas de minería en bloque de 3 ETH a 2 ETH, y retrasa la “bomba de dificultad” durante 12 meses. Los cambios se dirigen principalmente hacia la estabilización de la red y una preparación más fluida para la implementación de las próximas actualizaciones, para alejarse gradualmente del método PoW.

  • EIP 1283 1 de agosto de 2018

Basada en EIP 1087, esta actualización beneficia principalmente a los desarrolladores de contratos inteligentes al reducir los costos excesivos de gas donde no coincide con la forma en que funciona la mayoría de la implementación.

En pocas palabras, los cinco EIPS tienen impactos en Ethereum que afectan a varios de los objetivos e iniciativas más amplios que aún deben gestionarse después del lanzamiento final de Constantinopla. Péter Szilágyi, desarrollador líder de un popular cliente de Ethereum, Geth, dijo que “la mayoría de los EIP están hechos, probados y listos para ser incluidos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.