La plataforma de criptomonedas ILCoin dice que está desarrollando una “alternativa moderna a bitcoin” sin problemas de escalabilidad utilizando una “tecnología pionera” llamada “command chain protocol” (C2P).

Asimismo el protocolo C2P de ILCoin está cargado con un conjunto distintivo de soluciones relacionadas con la seguridad de la cartera y un algoritmo revolucionario. Igualmente, el protocolo de seguridad C2P ha sido auditado y está mostrando ser una defensa extraordinaria a través de su exclusivo backend de tecnología cuántica.

También el protocolo de C2P,  supone que resuelve el principal problema de la blockchain de Bitcoin, la falta de escalabilidad, haciendo posible la ampliación del tamaño del bloque.

La startup dice que ya ha conseguido aumentar su límite a 25 MB. Esto hace posible que los usuarios puedan alcanzar un mayor número de operaciones, en lugar del máximo actual permitido para Bitcoin de siete operaciones por segundo; De esta manera el grupo indica que llegaron a 170,000 operaciones por bloque o 15 millones de transacciones por día (mientras que Bitcoin puede manejar 375,000), o 2MB por bloque, lo cual crea retrasos molestos cuando muchas otras empresas lograron hacerlo en un corto período de tiempo.

Del mismo modo el proyecto señala que, C2P viene siendo el primer protocolo blockchain que se puede sincronizar con la red, lo que es viable gracias al nuevo protocolo de consenso que funciona con tres formas de nodos, “el primer nodo se sincroniza con la comunidad, produce monederos; el nodo validador verifica las transacciones; y el nodo almirante controla el monitoreo de la confirmación de transacciones y las firmas digitales”.

Al mismo tiempo, la empresa enfatiza que, a diferencia de Bitcoin, donde el control del código central pertenece al 95% de los usuarios, por lo que cualquier modificación requiere su aprobación BTC; La blockchain ILCoin está totalmente controlada por el equipo de desarrollo y que la misma puede realizar los ajustes que sean necesarios.

La startup también explica que el protocolo desarrollado está concedido a resolver otro problema principal de Bitcoin, es decir, el desafío de seguridad, comúnmente conocido como un ataque 51%, es por lo que la prueba de funcionamiento realizada desde hace un mes, en asociación con la tecnología C2P y certificado por un tercero, un socio oficial de la empresa de ciberseguridad Palo Alto Networks, culmino por ser un éxito inmenso para la compañía, en un intento por eliminar los problemas.

Cuando se estaban realizando las pruebas, el equipo ejecutó pruebas de ataque al 51%. Ataques de tipo de defecto de diseño, el otro ataque o Fork Attack, que simplemente es la denegación de servicio (DoS) y por ultimo un ataque de degradación, que afectan directamente la funcionalidad del contrato inteligente. A pesar del problema de que la tecnología cuántica puede controlar muchos de los protocolos de consenso actuales, casi todas las pruebas han demostrado que el protocolo C2P elimina con éxito todos los riesgos que giran en torno a la computación cuántica del 51% de los ataques.

Además el protocolo C2P, proporciona un entorno seguro para sus usuarios, ya que consta de tres capas de seguridad diferentes. Entre ellos el “chaleco a prueba de hackers” colocado en la parte superior del algoritmo SHA-256 de ILCoin, la cual  permite bloquear diferentes tipos de actividades y evita la corrupción de la blockchain.

Igualmente el protocolo C2P recurre a un dispositivo de bloqueo simple para evitar un ataque perverso. Básicamente, los nodos solo tienen acceso a una lista de direcciones de billetera bloqueadas, y si se trata de un intento individual malintencionado de realizar transacciones con una dirección bloqueada, la transacción será rechazada automáticamente.

Si bien algunos de los proyectos de blockchain más conocidos siguen dependiendo de PoW, PoS y DPoS como algoritmos de consentimiento, el C2P de IlCoin pronto podría cambiar todo el aspecto del mercado de blockchain.

Muchos tipos de blockchain presentan diferentes tipos de problemas de protección y escalabilidad, pero C2P de Ilcoin ahora se encuentra disponible.

Este proyecto regreso del pasado para ahora convertirse en el futuro. El mismo se lanzó en enero de 2015, muchos antes de la fama de bitcoin. Durante los siguientes dos años, el equipo trabajó en el código fuente, optimizando su seguridad y desarrollando criptomonederos en línea.

Los principales adelantos se produjeron durante el último año y medio. Desde noviembre de 2017, la compañía lanzó una nueva versión de su monedero Android, monedero web y explorador de bloques, que permite a los poseedores de ILCoin monitorear sus transacciones. La startup también lanzó su propia moneda digital, ILC, que la startup posiciona como una “alternativa moderna a bitcoin”. Actualmente, ILC cotiza en 15 exchanges internacionales, así como en CoinMarketCap.

ILCoin asegura que su plataforma será para el 2019, la “primera blockchain SHA-256 que implementará contratos inteligentes”. Los contratos inteligentes operarán en conjunto con el protocolo de auditoría “único”, que verifica constantemente el código para detectar posibles vulnerabilidades o cambios maliciosos realizados por los malos actores. Si se detecta tal cambio, los contratos inteligentes no se ejecutarán hasta que todos los valores vuelvan a la normalidad.

También señala que en el cuarto trimestre de 2019, habrá cinco tipos distintos de contratos inteligentes personalizados y disponibles asimismo en cinco áreas de negocio. Cada tipo de contrato tendrá sus propias reglas y sanciones. Actualmente, el protocolo de encriptación de proof of work (PoW) SHA-256 ya se utiliza para la minería ILC.

No obstante para finales de 2019, ILCoin también tiene previsto actualizar todos sus monederos en línea y acrecentar su seguridad y conectividad. De la misma manera, el equipo quiere lanzar un nuevo módulo, “Comprar ILC con BTC”. La compañía dice que los usuarios podrán encontrar y emparejar diferentes órdenes de compra y venta de varios exchanges.