¿Recuerda la buena época de las ofertas iniciales de tokens?, mejor conocidas como ICOs.

En el año 2017, este nuevo paradigma de recaudación de fondos democratizado tomó al mundo por asalto, y fuimos todos sorprendidos.

Todo estaba siendo “tokenizado”, y la gente estaba recaudando sumas de dinero tan gigantescas, en muchos casos, nada más que con una idea. En 2017, se recaudaron más de 6 mil millones de $ a través de este método de Crowdfounding; En los primeros tres meses del año 2018, con el cripto mercado mostrando las primeras muestras preocupantes del estallido de la burbuja, se recaudaron mucho más de esa cantidad total de 6 mil millones de $.

En ciertos momentos, parecía que cualquier persona con un concepto, una idea de una Startup tanto Blockchain como de criptomonedas, incluso aquellos con un empate en el mejor de los casos con la tecnología de contabilidad distribuida, estaba haciendo un ICO.

Por supuesto, la manía, la locura, la histeria, y lo que muchos llamaron dentro del cripto ecosistema como el “Hype” no podría durar para siempre. Se recaudaron menos de mil millones de dólares en los últimos cuatro meses de 2018 combinados, y en 2019 hasta el momento registraron menos de $ 30 millones, al menos según el sitio web icodata.io.

Quienes desde el principio declararon que la idea criptográfica era nada más que una nueva burbuja de tulipanes creen que el mercado los ha reivindicado.

Pero no es tan simple como esas personas pueden afirmar hoy en día, la tecnología de redes de cadenas de bloques tiene años de expansión por delante, y sin duda los tokens tendrán un importante papel que jugar en los duros caminos que se ven en el horizonte.

El problema con la locura de las ICO no fue tan solo que los tokens sean una mala idea o que la tecnología Blockchain sea una estafa. Era que el “hype” superaba tanto la verdadera etapa en la que la tecnología realmente se encontraba, lo cual era un formula perfecta para que ese mercado colapsara en un aterrizaje forzoso por culpa de las muchas expectativas incumplidas.

Muchas personas han señalado que muy pocas plataformas basadas en la tecnología Blockchain, incluso ahora, están realmente operando sin tener clientes o bases de usuarios. Muchos de los proyectos que recaudaron dinero a través de las famosas ICO en los años 2017 y 2018 fracasaron. Pero el hecho de que montaron la cresta de una ola única en la vida por un tiempo, antes de estrellarse en la costa, no invalida todo el concepto tecnológico financiero detrás de los tokens.

Las mismas leyes de gravedad se aplican a las empresas en el ecosistema de las redes de cadenas de bloques, Blockchain como en cualquier otro lugar, se necesita resolver un problema real, y necesita un producto real, un equipo real y un plan real para lograr el crecimiento.

Muchas Startups de ICO no tenían ninguno de estos principios que mencionamos, he ahí la razón principal de su fracaso, al menos par la casi el 98 % de ellas.

Vale la pena destacar que varios equipos están trabajando arduamente hoy en día para desarrollar productos y plataformas de manera metódica y sistemática. Estas nuevas empresas tienen todos los marcadores de las Startups tradicionales, y están entrando de cabeza en los problemas que necesitan las soluciones que ellos ofrecen y usan tokens para cumplir ese o eso objetivos.

Dos tipos de tokens comenzaran a ganar fuerza mientras el año 2019 transcurra, los tokens de utilidad y los tokens de seguridad:


Estas dos categorías no se excluyen mutuamente, un token único puede ser tanto una utilidad como una seguridad.

Pero muy lejos estarán los días en que los fundadores intenten crear utilidades para evitar la burocracia regulatoria. Esta nueva generación de empresarios dentro de la tecnología Blockchain se está comprometiendo a hacer las cosas de la manera correcta, y eso significa dos cosas.

Un token de utilidad solo debe construirse si proporciona un beneficio genuino para la plataforma en términos de acceso, gobernabilidad o experiencia del usuario.

Y un token que es una seguridad, o STO se registrará como tal y proporcionará beneficios claros a los tenedores o Hodlrs. Con el tiempo, los tokens de seguridad tienen una buena posibilidad de convertirse en partes aceptadas como garantía de capitales, al igual como una parte de la deuda y equidad de una empresa.

¿Qué tipo de beneficios ofrecerán estos tokens?:


En el caso de tokens de utilidad, pueden actuar como “tarjetas de membresía” que permiten a los titulares participar en un sistema de manera segura.

Tener más tokens puede conferir más derechos de gobierno y mayor responsabilidad. Plataformas como Wikipedia y Reddit, que se basan en formas de “súper usuarios” para mantener los estándares de contenido y conducta, son ejemplos en los que dichos tokens podrían funcionar de manera efectiva.

Mientras tanto, los tokens de seguridad pueden ofrecer beneficios a los accionistas, como una parte de los ingresos de la compañía, en formas que no eran posibles antes de la llegada de la tecnología de redes de cadena de bloques.

Estos tokens, cuando proceden de compañías sólidas impulsadas por equipos fundadores sólidos, tienen el potencial de ofrecer todos los beneficios de las acciones tradicionales, así como nuevos beneficios tecnológicos en seguridad y eficiencia.

El reciente anuncio de JPMorgan, un titán del mundo bancario y financiero, de que ha lanzado su propia JPM Coin para pagos, subraya la seriedad de este potencial. Lejos de estar muerto, los tokens están empezando su camino, pero ahora más fuertes que nunca, haciendo la cosas bien desde un principio.