Los ETF de Bitcoin son inevitables pero serán dañinos

0
Andreas Antonopoulos

El autor del libro “Dominando al Bitcoin” (Mastering Bitcoin en inglés), y conocido defensor acérrimo del Bitcoin, Andreas Antonopoulos, cree que un ETF de Bitcoin es inminente. Sin embargo, insiste en que la aplicación a largo plazo de dicho fondo de inversión hará más daño que bien para el ecosistema de la criptomoneda original y la más grande y famosa de todas, el Bitcoin.

Propiedad intermedia de Bitcoin con los ETF.


Antonopoulos describió un fondo cotizado (ETF) como un fondo que tiene un custodio o un gerente que crea un instrumento financiero que a su vez puede negociarse como una acción cualquiera encontrada dentro del sector financiero a nivel mundial. Por lo tanto, para un ETF de Bitcoin, se espera que este fondo mantenga los BTC y luego venda acciones en la reserva de la criptomoneda, lo que representaría el precio del activo, en este caso BTC, es un poco complicado es cierto, pero así son la mayoría de los productos financieros.

Este sistema de inversión permite a las persona comprar las “acciones eventuales” como acciones conseguidas en cualquier bolsa, a través de sus intermediarios regulares, y por supuestos estos activos financieros también cotizan dentro de la bolsa de valores. Prácticamente, y sólo en este caso, los inversores no poseen ni hodl Bitcoin reales. Simplemente son dueños de oportunidades probadas en Bitcoin y resguardadas por un “custodio registrado”. En resumen, sólo brinda oportunidades para que los profesionales del mercado especulen sobre el precio del Bitcoin sin tenerlo en realidad, esto es un poco menos complicado y mucho más entendible.

Ganancias temporales pero, dolor a largo plazo.


Andreas reconoce el impacto repentino de los ETF en situaciones donde se han aplicado este tipo de producto financiero en el pasado. Generalmente, se produce un aumento inmediato del precio como resultado de dichos ETF, debido a que se abre el mercado y lo hace más accesible para los inversores. Sin embargo, tales situaciones exponen al mercado a presiones, fricciones y  manipulaciones por parte de los creadores del mercado mismo, como ya se ha presentado en el pasado.

Contrariamente a la percepción popular acerca de los ETF, como un desarrollo positivo para la red Bitcoin, probablemente debido a la esperanza de un eventual boom de precios, Antonopoulos lo ve como algo terrible para BTC. Esto proviene de las expectativas a largo plazo sobre como un ETF afectará a la criptomoneda más famosa del mundo.

Una de las principales razones por las que Antonopoulos piensa que un ETF es una mala idea para el mercado y la red Bitcoin es el efecto de pseudocentralización que introducirá en el ecosistema, lo que esto significa es que los inversores que no tengan cantidades significativas no tendrán parte en los procesos de las tomas de decisiones dentro del ecosistema. Más bien sus derechos y poderes contribuyen a lo que se convertirá en una enorme concentración de poder en mano de los custodios que tienen cantidades claves. A la larga, los procesos de toma de decisiones dentro del ecosistema perderán su democratización original.

 Antonopoulos expresó:

“Los ETF violan fundamentalmente el principio subyacente del dinero persona a persona, donde cada usuario no está operando a través de un custodio sino que tiene el control directo de su dinero, porque estos tienen el control total de las claves”

Sim embargo, según él, la inevitabilidad de un eventual ETF no es la cuestión que se debería estar discutiendo porque este ya es inminente. Esto se debe al enorme apetito del mercado, junto con el escaso conocimiento técnico que existe en todo el ecosistema en general. Esto hace que sea difícil para los inversores institucionales mantener Bitcoin directamente, a pesar de su gran deseo de participar en el mercado existente

Andreas prevé la creación de dos categorías de inversores institucionales a futuro. Los que formarán parte de aquellos que tienen los conocimientos técnicos para mantener a largo plazo y realmente los BTC y obtener todas las ventajas asociadas con él y aquellos que dependen completamente de los intermediarios.