Inicio Actualidad Libra gana enemigos, ahora por parte de los detractores de las criptos

Libra gana enemigos, ahora por parte de los detractores de las criptos

“Solo un tonto confiaría a Facebook y a Libra su bienestar financiero”. Es el uno de las frases más leídas, no solo por los detractores de las criptomonedas, sino también por los que apoyan a las criptos, pero no a Facebook.

Pero, tal vez, ese sea el punto: con tanta información personal de unos 2,4 billones de usuarios activos mensuales, ¿quién sabe mejor que Facebook, quién necesita realmente una criptomoneda como la suya?.

Puede leer más sobre la noticia de Libra en nuestro siguiente link.

Facebook y algunos de sus aliados corporativos han decidido que lo que el mundo realmente necesita es otra criptomoneda, y que lanzar una es la mejor manera de usar los vastos talentos a su disposición.

Publicidad

El hecho de que Facebook piense así revela mucho sobre lo que está mal con el capitalismo estadounidense del siglo XXI.

De alguna manera, es un momento curioso para lanzar una moneda global alternativa, en un tiempo donde los extremismos se están viendo en el horizonte en todos los países del “primer mundo”.

En el pasado, la principal queja sobre las monedas tradicionales y fiduciarias era su inestabilidad, con una inflación rápida e incierta que las convertía en un pobre depósito de valor. Pero el dólar, el euro y la Libra han sido notablemente estables. En todo caso, la preocupación de hoy se trata de la deflación, no de la inflación, algo a lo que hay que ponerle el ojo.

El mundo también ha avanzado en la transparencia financiera, lo que dificulta el uso del sistema bancario para el lavado de dinero y otras actividades nefastas, como el terrorismo, aunque para ser sinceros, la cantidad de dinero que aún es usado para estos fines es gigante y preocupante.

Y ahora la tecnología Blockchain y de criptomonedas nos ha permitido completar transacciones de manera eficiente, moviendo el dinero de las cuentas de los clientes a las de los minoristas en nano – segundos, con una protección contra el fraude muy buena.

“Lo último que necesitamos es un nuevo vehículo para alimentar actividades ilícitas y lavar las ganancias, que seguramente resultará ser otra criptomoneda”. Esto es lo que piensan muchos de los detractores no sólo de Libra, sino de todas las criptomonedas como tal.

El problema real con nuestras monedas y acuerdos financieros existentes, que sirven como medio de pago y como almacén de valor, es la falta de competencia y regulación de las compañías que controlan las transacciones, pero unas regulaciones con intención de colocar a las criptos en la posición que sus usuarios se merecen.

Como resultado, los consumidores, especialmente en los Estados Unidos, pagan un múltiplo de lo que deberían costar los pagos, llenando los bolsillos de Visa, MasterCard, American Express y los bancos con decenas de miles de millones de dólares de «retornos» – ganancias excesivas – todos los años.

Publicidad

La Enmienda de Durbin a la legislación de la reforma financiera de Dodd – Frank de 2010 restringe las tarifas excesivas cobradas por las tarjetas de débito solo en forma muy limitada, y no hizo nada respecto al problema mucho mayor de las tarifas excesivas asociadas con las tarjetas de crédito.

Otros países, como Australia, han hecho un trabajo mucho mejor, incluso al prohibir a las compañías de tarjetas de crédito el uso de disposiciones contractuales para restringir la competencia, mientras que la Corte Suprema de los Estados Unidos, en otra de sus decisiones de 5 a 4, pareció hacer la vista gorda a tales Efectos anticompetitivos de las disposiciones.

Pero incluso si los reguladores estadounidenses deciden tener un sistema financiero no competitivo de segunda clase, Europa y el resto del mundo deberían decir que no: no es antiamericano ser pro competencia, como parece haber sugerido recientemente Trump en su Crítica del comisario europeo de Competencia Margrethe Vestager.

Uno podría preguntarse: ¿Cuál es el modelo de negocio de Facebook y por qué tantos parecen estar tan interesados ​​en su nueva empresa? Puede ser que quieran su parte de estos “retornos” de las plataformas a través de las cuales se procesan las transacciones.

El hecho de que crean que una mayor competencia no reducirá las ganancias a casi cero confirma la confianza del sector corporativo en su capacidad para ejercer el poder en el mercado, y en su poder político para garantizar que el gobierno no intervenga para frenar estos excesos en las ganancias en este mercado de “medios de pagos”.

Con el compromiso renovado de la Corte Suprema de los Estados Unidos de socavar la democracia estadounidense, con la prohibición de los métodos de pagos alternativos para las grandes compañías, como lo son las criptomonedas, Facebook y sus amigos pueden pensar que tienen poco que temer.

Pero los reguladores, encargados no solo de mantener la estabilidad, sino también de garantizar la competencia en el sector financiero, y por ende cuando deben intervenir. Y en otras partes del mundo, hay menos entusiasmo por el dominio de la tecnología de Estados Unidos con sus prácticas anticompetitivas.

Publicidad

Supuestamente, el valor del nuevo token de Libra se fijará en términos de una cesta global de monedas y será 100 % respaldado, probablemente por una combinación de títulos del tesoro de los Estados Unidos. Así que aquí hay otra posible fuente de ingresos: no pagar intereses sobre los «depósitos»  ya que las monedas tradicionales serán intercambiadas por Libra, Facebook puede obtener una ganancia de arbitraje del interés que recibe de esos «depósitos».

Pero, ¿por qué alguien le daría a Facebook un interés cero al depósito, cuando podrían poner su dinero en una factura del Tesoro de los EE. UU. Más segura o en un fondo del mercado monetario? O incluso en otra criptomoneda que no requiera que cumplas con todos los requisitos burocráticos y de control que seguramente Facebook te exija.

El registro de las ganancias y pérdidas de capital cada vez que se produce una transacción, ya que Libra se convierte de nuevo a la moneda local, y los impuestos adeudados parecen ser un impedimento importante, a menos que Facebook crea que puede superar al sistema establecido, como ya lo ha hecho, generando grandes perjuicios a sus clientes sobre cuestiones de privacidad, manejo de datos y monetización de ellos, sin la autorización explícita de los miles de millones de usuarios de la plataforma.

Hay dos respuestas obvias a la pregunta del modelo de negocios por parte de aquellas personas que no confían en el mercado de las criptomonedas: una es que las personas que participan en actividades nefastas están dispuestas a pagar un centavo para tener sus actividades nefastas: corrupción, evasión de impuestos, tráfico de drogas, o terrorismo para pasar desapercibido.

Pero, habiendo hecho tanto progreso en impedir el uso del sistema financiero para facilitar el crimen, ¿por qué alguien, por no hablar del gobierno o de los reguladores financieros, aprueba tal herramienta simplemente porque lleva la etiqueta «tecnología»?

“Si este es el modelo de negocios de Libra, los gobiernos deberían cerrarlo de inmediato. Como mínimo, Libra debe estar sujeta a las mismas regulaciones de transparencia que se aplican al resto del sector financiero. Pero entonces no sería una criptomoneda.

Alternativamente, los datos que proporcionan las transacciones de Libra podrían ser monetizados, como todos los demás datos que están en posesión de Facebook, lo que refuerza su poder de mercado y sus ganancias, y socava aún más nuestra seguridad y privacidad. Facebook y Libra podría prometer no hacer eso, pero ¿quién lo creería?”.

Esta es una de las matrices de opinión de parte de aquellas personas que no sólo no le ven el uso real a las criptomonedas, sino que temen la entrada de Facebook a este sector con un antecedente tan negro como la de la gigante de las redes sociales.

Luego los detractores hablan sobre la cuestión más amplia de la confianza. Cada moneda se basa en la confianza de que el «depósito» ganado con esfuerzo se canjeará a pedido. El sector bancario privado ha demostrado durante mucho tiempo que no es confiable al respecto, por lo que han sido necesarias nuevas regulaciones prudenciales.

Al mismo tiempo, aunque muchas personas fuera del cripto ecosistema no lo quieran ver, esto fue lo mismo que llevó a la creación de las criptomonedas como sistema alternativo. Pues tanto las ineficiencias de los bancos y del sector financiero como un todo, y las grandes regulaciones que afectan a las personas tradicionales alrededor de todo el mundo, han sido uno de los muchos impulsores de las criptos.

Pero, en tan solo unos pocos años, Facebook se ha ganado un nivel de desconfianza que a diferencia del sector bancario, le llevó mucho más tiempo y un par de crisis económicas mundiales.

Una y otra vez, los líderes de Facebook, frente a la elección entre el dinero y el cumplimiento de sus promesas, han tomado el dinero. Y nada podría ser más sobre el dinero que crear una nueva moneda. “Solo un tonto confiaría en Facebook”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Publicidad -

Most Popular

¿Qué es y cómo comprar Zilliqa (ZIL) en 2020? Toda la información

¿Qué es Zilliqa (ZIL)? Se trata de un proyecto blockchain open source diseñado especialmente para escalar fácilmente y...

¿Cómo comprar Edgeware (EDG) ?

¿Qué es Edgeware? Esta extraordinaria plataforma blockchain que se define a sí misma como una  “red global de blockchain" ha empezado su cuenta atrás hacia...

¿Cómo comprar CELO? Toda la información y mejores consejos

¿Qué es CELO? Celo es una plataforma blockchain open source que pretende que el acceso a las...

Sony patenta 2 proyectos Blockchain

Sony Corp. el conglomerado japonés y súper gigante de la tecnología, ha introducido dos solicitudes de patente con base en la tecnología Blockchain, serian...

¿Qué es Agrello (DLT)? Crea y gestiona tus documentos de forma digital

Las criptomonedas se multiplican sin cesar y entre tantas cuesta destacar, pero hay quien lo consigue. Cada año aparecen cientos de criptomonedas que hacen...
- Publicidad -