El gigante de transferencias de dinero Western Union se ha asociado con la startup de blockchain Coins.ph una compañía ubicada en Filipinas, la cual ofrece sus servicios financieros a sus habitantes, con el fin de que reciban más fácilmente sus remesas enviadas desde el exterior.

El convenio recién firmado hará posible que los pagos internacionales y nacionales ejecutados a través de la red de Western Union, lleguen directamente a las e-wallet digitales que están en poder de los “más de 5 millones” de usuarios de Coins.ph, según el anunció dado la semana pasada.

El servicio pretende ofrecer un “acceso rápido y conveniente a las remesas, en áreas urbanas y remotas desatendidas”, comentó Coins.ph, y agregó que la conexión con las redes digitales y minoristas de Western Union hará posible que los clientes puedan recibir las transferencias de prácticamente todas las naciones y territorios del mundo.

Esto es posible gracias a los más o menos 10 millones de filipinos que laboran y viven fuera de su país de origen, en este caso Filipinas es uno de los principales destinos a nivel mundial para las remesas por lo que esta también es una industria en crecimiento y una gran oportunidad de negocio para nuevos inversores.

Asimismo, Coins.ph citó a Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP), el banco central del país, diciendo que las remesas personales mensuales de filipinos que viven en el extranjero lograron que remitir US $ 16.6 mil millones a través de bancos en los primeros siete meses de 2018 y así alcanzar una cifra cerca de los $ 2,7 mil millones en julio pasado, por lo que han crecido alrededor de un 3 por ciento año a año.

Es como la vicepresidenta senior y gerente general de Global Money Transfer, Asia Pacific, Western Union, Molly Shea, explicó:

“Con esta colaboración con Coins.ph, estamos encantados de ofrecer a los clientes en Filipinas una inigualable profundidad de servicios y capacidades, y la comodidad al alcance de la bolsa”.

Del mismo modo que Moneygram, Western Union, la cual cotiza en la bolsa de Nueva York, ha sido durante mucho tiempo el principal protagonista y dominante en las operaciones de transferencias transfronterizas que implican dinero en efectivo y monedas de diferentes países,  las cuales tradicionalmente se fundamentan en grandes redes físicas de agentes locales, que van desde bancos hasta tiendas de conveniencia y casas de empeño. Asimismo, su red digital abarca más de 60 países, mientras que su red minorista cubre más de 200 países y territorios, aclaro Molly.

Del mismo modo, Coins.ph ofrece servicios financieros para los residentes de Filipinas, incluidos aquellos que no tienen una cuenta bancaria, y ofrece una wallet móvil que permite servicios como remesas, pagos de facturas y compras en criptomonedas. La firma posee licencias de Emisor de Moneda Virtual y Dinero Electrónico emitidas por el banco central de Filipinas.

Es como el cofundador y director ejecutivo de Coins.ph, Ron Hose, expresó:

“Hay muchos trabajadores filipinos en el extranjero que envían dinero a casa con regularidad y siempre están buscando opciones de remesas adicionales que lo hagan más conveniente para que sus seres queridos reciban dinero” y añadió en el comunicado de prensa: “Al combinar la tecnología de pagos de Coins.ph con la red global de Western Union, estamos brindando a los filipinos una opción perfecta para recibir dinero digitalmente, sobre la marcha”.

La empresa señaló que los clientes interesados por recibir este servicio primero deben completar un proceso de verificación en línea Know-Your-Customer  (KYC) y, luego de completar con éxito, pueden recibir transferencias de Western Union en sus wallet. También hay un envío mensual máximo de 100.000 pesos filipinos por mes (casi $ 2.000).

El vínculo entre una empresa de criptografía y el remitente del dinero señalado es un ejemplo a la hora de innovar soluciones a las dificultades que anteriormente presentaban este tipo de operaciones. Si bien Western Union ha tratado previamente posibles relaciones con Ripple y Coinbase, ninguno de los dos llegó a buen término. Y si bien anteriormente se ha dicho que solo estará abierto a la criptomoneda si la tecnología está regulada como moneda, eso no ha impedido que se traten de patentes relacionadas con la tecnología.

Coins.ph fue fundada por Ron Hose y Runar Petursson en 2014, con el propósito de brindar servicios financieros a través de dispositivos móviles a los usuarios en el sudeste asiático y que no cuentan con los servicios de los bancos tradicionales. Dijo que tiene más de cinco millones de titulares de Coins.ph wallet en Filipinas, que procesan miles de transacciones por día, incluidas remesas, pagos de facturas, recargas móviles y otros servicios proporcionados por instituciones financieras cubiertas por terceros.

Está comenzó ofreciendo servicios de cripto exchange, proporcionando a los usuarios la oportunidad de poder comprar moneda digital a través de su aplicación, y la cual se expandió a un enfoque más amplio en fintech. También regulada por Bangko Sentral ng Pilipinas (BSP), Coins.ph dijo que es la única compañía fundamentada en la tecnología blockchain en Asia y aparte posee licencias de Emisor de Dinero Virtual y Dinero Electrónico de un banco central.

Es así como a mediados de enero, Go-Jek, una empresa con sede en Indonesia y la cual se dedica a la prestación de diferentes servicios a través de su aplicación como ordenar comida, viajes diarios, pagos digitales, compras, envíos locales, recibir un masaje y dos docenas de servicios más, anunció la adquisición de una participación mayoritaria en Coins.ph por US $ 72 millones. El acuerdo fue visto como parte de su expansión hacia los servicios financieros, que lanzó su aplicación GoPay en Indonesia, permitiendo servicios financieros como transferencias de dinero, pagos fuera de línea, seguros y microcréditos.

Go-Jek se convirtió en la única compañía en el sudeste asiático que está incluida en las 50 empresas que cambiaron el mundo, esto según la revista Fortune en 2017, también fue clasificada en 17 junto con Apple Inc., Unilever y Microsoft. Go-Jek opera en Indonesia, Vietnam, Singapur, Tailandia y pronto operará en Filipinas y Malasia. A partir de febrero de 2019, el valor estimado de la compañía es de aproximadamente unos $ 10 mil millones.

Go-Jek se encuentra entre las 10 marcas más poderosas en Indonesia y entre las 3 marcas de transporte / logísticas más poderosas. Go-Jek ha logrado obtener el respaldo financiero de inversionistas como Google, también del fondo de riqueza soberana de Singapur, Temasek Holdings y el gigante chino de internet Tencent. La compañía también tiene inversiones en Pathao, una compañía de redes de transporte que opera en Bangladesh.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.