Todos en el cripto ecosistema hemos observado como poco a poco ha ido aumentando la popularidad de las ofertas de tokens de seguridad (STO) mientras que las ofertas iniciales de monedas (ICO, por sus siglas en inglés) parecen quedarse en el olvido. No obstante, esto no significa que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de los Estados Unidos aparte de ojos del espacio.

Desde que publicó su investigación sobre la organización autónoma descentralizada (DAO) en julio de 2017 y declaró que las fichas ICO pueden ser (y con frecuencia son) valores, ha estado produciendo una variedad de pautas y advertencias relacionadas con las ICOs para los inversores.

Inicialmente, sus avisos se usaron para enfatizar la naturaleza potencialmente fraudulenta o peligrosa de las ofertas iniciales de monedas, con su primer boletín para inversores sobre ICO que concluye con un resumen de “posibles signos de advertencia de fraude de inversión”. 

Fuente: SEC

Sin embargo, incluso si se complementa con una serie de “alertas” dirigidas para los inversores, sus directrices actuales han adoptado un tono más equilibrado, al tratar a las ICO como una característica establecida del panorama financiero que puede requerir un cierto grado de diligencia por parte de inversores

Y en general, la industria le ha dado la bienvenida a este nuevo equilibrio, así como al enfoque más medido que la SEC ha adoptado para las criptomonedas. Dicho esto, ciertos grupos de la industria solicitan orientación adicional y más clara de la SEC, ya que todavía existe la sensación de que hay ciertas áreas grises en la clasificación de las criptomonedas por parte de la comisión.

¿Qué es lo que ya ha establecido la SEC?


De acuerdo a los que se informa la SEC ha ofrecido diversas directrices actualizas recientemente, razón por la cual podemos observar en sus redes sociales diversos mensajes invitando al público a conocer cinco cosas que requieren saber acerca de las ofertas iniciales de monedas. De hecho, anteriormente dichas directrices fueron explicadas a mayor detalle en este portal.

Cabe señalar que, en su mayor parte, estos cinco puntos no presentan ninguna información radicalmente nueva, incluso si pueden ser útiles para los recién llegados de ICO. No obstante, su presentación como nuggets de información digeribles, en lugar de secciones de informes o declaraciones más largas, revela una apreciación por parte de la SEC de que los consumidores “regulares”, así como los comerciantes experimentados interesados ​​en instrumentos financieros alternativos, están interesados en participar en el cripto ecosistema. Y tal realización se confirma en el formato básico y fácil de entender de las cinco directrices, como se muestra y explica a continuación:

  • Las ICO pueden ser ofertas de valores. Esto es esencialmente una advertencia de que las criptomonedas ofrecidas en una venta de fichas pueden caer bajo la jurisdicción de la SEC y, por lo tanto, es posible que deban registrarse con la comisión.
  • Es posible que deban estar registrados. Una vez más, otra advertencia de que algunos tokens pueden necesitar registrarse con la SEC.
  • Las fichas vendidas en ICO pueden ser muchas cosas. Una advertencia de que simplemente tener un nombre diferente o inusual no evitará que un token sea clasificado por la SEC como una seguridad.
  • Las ICO pueden presentar riesgos sustanciales. Una advertencia de que algunas ofertas iniciales de monedas pueden resultar en estafas. Este punto también incluye una advertencia de que, incluso si un ICO no es fraudulento, los tokens vendidos corren el riesgo de perderse, piratearse o manipular sus precios.
  • Haga preguntas antes de invertir. Un consejo vital para instar a los consumidores a obtener respuestas claras a cualquier pregunta o inquietud que puedan tener antes de comprar cualquier token.

Es relevante señalar que las pautas de la SEC también incluyen cuatro indicadores adicionales, cada uno para inversores y “profesionales del mercado”. Con respecto al asesoramiento adicional para el inversor, esto amplía los puntos señalados en las cinco advertencias anteriores.

Por ejemplo, se alienta a aquellos que quieran invertir en el cripto mercado a investigar cómo se intercambiarán los tokens, a investigar a los individuos y compañías que los están ofreciendo, a ser conscientes de que los tokens pueden ser intercambiados internacionalmente (y, por lo tanto, pueden escapar de la aplicación de la SEC), y sospechar de las ofertas que son “demasiado buenas para ser verdad”.

A la inversa, a los profesionales del mercado (es decir, a las exchanges) se les aconseja en las pautas adicionales específicamente para que respeten las leyes de valores, se registren si venden valores y se aseguren de proteger los intereses de los inversores y sus clientes.

De esta manera, al igual que con las pautas para los inversores y el público en general, la mayor parte del énfasis que realiza la SEC se pone en el hecho de que los tokens pueden ser, y con frecuencia son, valores, dado que a menudo prometen rendimientos futuros.

Y aunque aún quedan por resolver ciertos problemas, este énfasis en la aplicabilidad de la ley de valores es bienvenido por Kristin Smith de la Blockchain Association, así como por el resto de la comunidad.

Claramente se trata de un entorno bastante complejo que, como hemos expuesto anteriormente, requiere de una definición clara de las pautas regulatorias para que este pueda avanzar.

¡Las criptos no parecen ser tan mala!


A pesar de contener muchas advertencias sobre los riesgos de los ICO, las últimas pautas de la SEC parecen representar un avance tangible en términos de tratar a las criptomonedas como un área legítima de inversión; lo cual parece ser un avance importante para el ecosistema.

Jay Clayton

En la primera mitad de 2018, el presidente de la SEC, Jay Clayton, estaba hablando de estar “sorprendido” por el nivel de fraude que la comisión había encontrado en el espacio de las ofertas iniciales de monedas, al mismo tiempo que anunciaba y aplaudía los esfuerzos de los funcionarios de valores canadienses y estadounidenses para acabar con las estafas relacionadas con las ICO. De esta manera el presidente expresó en abril en una conferencia en Chicago:

“Los estafadores acudieron al nuevo y atractivo espacio. Supongo que eso no debería sorprenderme, pero lo hace”.

Es así como tales comentarios públicos dieron la impresión de que la SEC consideraba a las ICO representaban un vacío, en su mayoría ilegítimo, en el que los oportunistas estaban efectivamente robando a los más crédulos. Y aunque algunos de los comentarios iniciales de Clayton indican que la SEC vio un potencial genuino en las ventas de fichas, las declaraciones oficiales y los boletines de la comisión reforzaron esta impresión.

En julio de 2017, por ejemplo, la SEC  emitió un boletín para inversores, que contenía muchos de los mismos avisos que los que figuran en las directrices más recientes, aunque las dos secciones finales de la declaración se centraron exclusivamente en el fraude.

De manera similar, en agosto de 2017, publicó otra alerta al inversor que no solo se concentraba en las estafas que podrían ocurrir a través de las ICO, sino que también informaba a los posibles inversores sobre el peligro de que las fichas vendidas estuvieran sujetas a “pump-and-dump” y fraudes de manipulación del mercado. La alerta declarada:

“La Oficina de Defensa y Educación para los Inversores de la SEC está advirtiendo a los inversores sobre posibles estafas que involucran acciones de compañías que afirman estar relacionadas con, o afirman que están participando en las Ofertas de Monedas Iniciales (o ICO, por sus siglas en inglés). Estos fraudes incluyen el “pump-and-dump” y esquemas de manipulación del mercado que involucran a las empresas que cotizan en bolsa que afirman proporcionar exposición a estas nuevas tecnologías”.

Antes de proseguir cabe explicar que “pump-and-dump” denota la práctica fraudulenta de alentar a los inversionistas a comprar acciones en una empresa para inflar el precio de manera artificial, y luego vender las propias acciones mientras el precio se encuentra elevado.

Posteriormente, en el transcurso de 2018, la SEC parece haber adoptado una actitud cada vez menos estricta y sospechosa hacia las ofertas iniciales de monedas y criptomonedas en general. Esta fue la perspectiva que se generó en el cripto ecosistema, esto a pesar de haber acabado con algunas ICOs.

Este ablandamiento relativo es evidente en sus últimas pautas, pero también es evidente en algunos de los discursos y pronunciamientos recientes de los funcionarios de la SEC, como lo destacó Smith.

“En general, la SEC ha adoptado un enfoque moderado mientras evalúan cómo regular los tokens criptográficos. Como industria, creemos que un par de discursos recientes establecieron el tono correcto: el Director Bill Hinman habló sobre el tema de la descentralización en junio pasado y el Comisionado Hester Peirce hizo una evaluación general de los problemas regulatorios a principios de este mes “.

La evaluación a la que Smith alude aquí fue cuando Peirce declaró que el retraso de la SEC en salir con una regulación clara y decisiva debería dar a la industria de la criptografía más libertad para madurar de acuerdo con su propia dinámica y lógica internas. Opinión que fue bastante aceptada por el cripto ecosistema.

Si bien Peirce, o “Crypto Mom”, como se le ha llamado a menudo, es una de las personas que más apoyan a las criptomonedas dentro de la SEC, sus comentarios al menos indican que ahora hay personas en la comisión que ven la industria de manera positiva, y no quieren restringirlo hasta su propia destrucción.

Puede que la calma por parte de la SEC provenga del hecho de sentir que tiene un mayor poder sobre la cripto industria. De hecho, una investigación publicada por MarketWatch en enero encontró que había habido un aumento del 550 por ciento en 2018 en las compañías que buscaban la autorización de la SEC para realizar ventas de fichas. Si nada más, este aumento ha demostrado a la SEC que, incluso si hay estafadores, la industria es, en general, muy seria.

¡Necesitamos luz!


Como hemos observado la SEC ha puesto menos énfasis en emitir avisos sobre los aspectos potencialmente fraudulentos de las ofertas iniciales de monedas, no obstante, no todos se encuentran satisfechos con sus directrices actuales y el enfoque que han decidido seguir.

De esta manera, la Blockchain Association ha expresado su completo apoyo a los últimos consejos ofrecidos por parte de la comisión sobre las ICOs, sin embargo, Smith informa que la asociación comercial está pidiendo una mayor claridad a la SEC sobre cuándo son exactamente tokens y no son valores.

“Necesitamos con urgencia una guía adicional y detallada sobre cómo se deben clasificar los tokens que usamos en las redes descentralizadas. Existe un fuerte argumento de que no deben considerarse valores. Esta es la pregunta más importante que la industria y los reguladores están enfrentando hoy. “

Hasta ahora, la SEC ha reconocido que al menos algunas criptomonedas no son valores, mientras que los discursos recientes han adoptado una postura más favorable hacia los cripto activos en general. De hecho, entre las criptos que fueron calificadas por la SEC como “no valores” se encuentra Bitcoin y Ethereum. Sin embargo, Smith afirma que esto no va lo suficientemente lejos para la industria y no proporciona suficiente certeza para el futuro.

“Estos discursos no son una guía formal y sigue existiendo un creciente sentido de urgencia de que debemos responder las preguntas pendientes pronto, porque esa falta de claridad impide que los desarrolladores realicen proyectos aquí en los Estados Unidos. Las preguntas ante la SEC son muy complejas. “Su posición se ha vuelto más clara con el tiempo, pero todavía hay preguntas pendientes que deben ser respondidas”.

No está del todo claro cuándo se responderán las preguntas pendientes, algo que puede ser desconcertante para cualquier startup o compañía que coquetee con la idea de involucrase en este espacio que se encuentra en pleno desarrollo.

Sin embargo, otros voceros de la industria están de acuerdo con la Asociación Blockchain en afirmar que, sin embargo, la SEC tiene un enfoque más o menos equilibrado respecto a las ofertas iniciales de monedas y los cripto activos en general, y no ha tratado de ser demasiado restrictivo. Esto representa una pequeña luz al final del camino para todos los que creen en esta tecnología.