La IoT y la inteligencia artificial están cambiando el golf

0

Hay muy buenas noticias para los campos de golf cerca de ti, la inteligencia artificial (IA) y el internet de las cosas (IoT) están cambiando la forma en que vemos y jugamos golf. Si bien es posible que no reconozcas los cambios la próxima vez que vea el torneo de golf del PGA Tour, probablemente lo que apreciará es el valor del entretenimiento mejorado. Para aquellos duffers (novatos) de fin de semana que tenemos entre nosotros.

PGA Tour abraza la tecnología de la inteligencia artificial y el auto aprendizaje para aumentar el entretenimiento en los medios. 


Televisar los torneos de golf siempre ha representado un desafío, ya que hay una acción que ocurre simultáneamente en 18 hoyos diferentes. Las emisoras de la señal comercial necesitan datos al alcance de la mano y una forma más sencilla de conectar los puntos y ver los patrones que revelan la gran cantidad de datos que están manejando.

Son estas conexiones las que ayudan a los locutores a crear historias atractivas para sus audiencias. El PGA Tour asegura que la inteligencia artificial (IA) es la solución para analizar rápidamente el increíble volumen de datos que se recolecta en cada transmisión por los medios.

El PGA Tour recolecta aproximadamente 32.000 puntos de datos en cada evento, y tienen alrededor de 174 millones de escenas grabadas en su base de datos. Mientras que han creado imágenes a través de su sistema ShotLink para cada toma grabada desde 2001, lanzaron recientemente un sistema actualizado llamado “ShotLink +”, que no depende de la interacción humana para todo lo que sucede en los 18 hoyos. Con esta actualización pasaron de un único punto de datos a miles de puntos, literalmente de la noche a la mañana.

Para ayudar a procesar toda la información que recopila y también hacerla lo más útil y entretenida posible, El PGA Tour se asoció con Microsoft en 2016, con lo cual lanzaron el Motor de Relevancia de Contenido (CRE). Y se usa de herramienta de análisis y aprendizaje automático de Microsoft revisando todos los datos, para darle a los locutores las ideas y los conceptos convincentes que luego pueden usar como ellos quieran para crear sus historias personalizadas de acuerdo al estilo de cada narrador.

El internet de las cosas (IoT) apunta a tu swing de golf. 


Los datos y la tecnología puede ser el detonante perfecto para mejorar tu juego en el golf. Las instalaciones de golf de alto rendimiento usan sensores debajo de los rangos de conducción para medir la presión y la posición de las manos. El radar Dopplar rastrear el club y los movimientos de los golfistas, mientras que también se mide la distancia de disparo, la trayectoria y la potencia de cada pelota de golf. Incluso los profesionales del golf con muchos años de experiencia en la enseñanza de los fundamentos utilizan los datos obtenidos por la tecnología Iot para ayudar a mejorar los cambios que necesitan hacer los golfistas si quieren alcanzar el máximo nivel competitivo posible.

Otras compañías como Arccos Golf, usan sensores integrados en los “clubs conectados” provistos en su mayoría por Cobra Connect para crear los datos necesarios. Antes de esta innovación de sensores de incrustación en los controladores, los rastreadores de disparos y los analizadores de swings necesitaban que los jugadores se pusieran numerosos sensores en los brazos y en el palo. En el caso de Arccos, el sensor convierte el teléfono inteligente de los jugadores en un telémetro GPS que actualmente puede medir distancia de disparo en más de 40.000 campos en todo el mundo.

La información recopilada se transmite a la nube, donde la compañía planea utilizar el aprendizaje automático para crear “El caddie más inteligente del mundo”. Al igual que in caddie humano que con el tiempo recopila la información de su jugador, el caddie de inteligencia artificial conocerá el juego de golf individual de cada jugador y los ayudará a reaccionar y refinar sus tácticas y habilidades de forma objetiva.

La compañía Sensoria, ya ofrece ropa deportiva y equipos de entrenamiento interconectados para distintos deportes, todo en uno, pero ahora se han enfocado específicamente en el golf. Como cualquier profesional diría, “el agarre que tienen en el madero es muy importante”. Por el momento no hay una manera factible de comprender como los golfistas exitosos agarran el “club” y los matices para cada tiro. Con un sensor en el control del palo, estos datos críticos se pueden recopilar y analizar con la ayuda de las herramientas de aprendizaje automático, y así determinar si existe un patrón que permita comprender como el agarre y sus matices hacen a los golfistas mejores o peores.

Hay tantas variables que pueden afectar tu juego de putting, pero Coach Labs espera que su pelota de golf inteligente “Gen 1” ayude a comprender esta parte crucial del juego. Con un sensor integrado en la bola y el putter, con Bluetooth y MCU incluido, el Gen 1 puede medir la velocidad de la bola, dirección inicial, fuerza de impacto y más, mientras el sensor en el putter registra el tempo, backstroke, la cara del palo y mucho más. Junto con una aplicación en el teléfono inteligente que ofrece las herramientas de entrenamiento. Esta bola de golf inteligente pronto podría mejorar el juego de los golfistas alrededor de todo el mundo, sin la necesidad de contratar un entrenador costoso. 

Gracias a la trinidad de sensores baratos y de baja energía; capacidad de almacenamiento en la nube y capacidades de aprendizaje automático; y por último poderosos dispositivos móviles, herramientas de la ciencia del deporte como estos continúan siendo creados para proporcionar datos de rendimientos para nuestras actividades deportivas.

Ahora que tenemos la tecnología que nos da los datos necesarios para decir que va mal con nuestro juego, sólo tenemos que descubrir como romper esos malos hábitos y aprender nuevas formas de balanceo y agarre para realmente mejorarnos a nosotros mismos como jugadores de golf.